Internacionales

Internacionales (569)

 

Albert Rivera quería ser el líder de la derecha frente a Sánchez y se fue a Colón a hacerse la foto más cara de la política española.

Uno de los más fieles colaboradores de Albert Rivera en la dirección de Ciudadanos me confió un día un convencimiento del líder del partido naranja que hoy me atrevo a revelar porque ha anunciado y además con grandeza su adiós a la política.

Rivera no quería ser una simple bisagra en la política española que un día pactara con el PP y otro con el PSOE. Su objetivo era ser presidente del gobierno y por lo tanto tenía que conseguir ser al menos segunda fuerza del país para encabezar una de las alternativas de gobierno.

"Si es para ser bisagra, no se quedará en política" me aseguró aquel día esta persona de confianza del líder naranja. En aquel momento, Ciudadanos mantenía con respiración asistida a Rajoy y estaba a punto de ganar las elecciones en Cataluña. Es probable que aquel espectacular triunfo, hace ahora solo dos años, hiciera pensar a Rivera que había llegado su momento.

De hecho, durante los primeros meses de 2018, Ciudadanos disputaba al PP la primera plaza en todas las encuestas con el PSOE sin levantar cabeza. Rivera pisaba todos los salones y tenía el apoyo y la admiración del microcosmos de Madrid, Ibex 35 incluido. Todo cambió el 25 de mayo de ese año, el día de la sentencia de la Gürtel que condenó al PP y precipitó la moción de censura de Pedro Sánchez.

Rivera dudó, retiró el apoyo a Rajoy, pero acabó votando en contra de la moción, provocado el primer gran desconcierto entre sus filas. Ciudadanos quedó noqueado en los primeros meses del gobierno de Sánchez, pero la durísima división interna que vivió el PP por la sucesión de Rajoy le dio una nueva oportunidad.

Rivera se fue directamente a por el PP endureciendo al máximo la oposición al gobierno del PSOE. Intentó un primer "sorpasso" a los populares en Andalucía que no le salió por poco y empezó a enredarse en las negociaciones con la extrema derecha de Vox.

En pleno frenesí patriótico se fue a Colón y se hizo la foto más cara de la política española. Quería ser el líder de la derecha española frente a Sánchez y allí estaba con Casado y Abascal.

La imagen fue un regalo para el PSOE que convocó las elecciones de abril para frenar al trifachito y las ganó. Rivera se volvió a quedar a un palmo de tocar tierra, a 200.000 votos de un PP en caída libre.

Sus 57 escaños hubieran sido el complemento perfecto para un gobierno con mayoría absoluta con el PSOE que no dependiera de los independentistas, pero de nuevo le asaltó la maldición de la bisagra y ni se movió de su rechazo total a un Sánchez que tampoco hizo ninguna señal de querer esa alianza.

Rivera se rebeló incluso ante los poderes económicos que le pidieron en publico y en privado que cediera y facilitara el gobierno de Sánchez. El Ibex empezó a darle la espalda y a no acompañarle en los famosos desayunos informativos de la capital.

Pese a ello, seguía convencido de que en unos meses sería el líder de la oposición, pero entonces comenzó a cometer errores: apuntaló al PP en feudos tan importantes como Madrid, Castilla y León o Murcia; Arrimadas dejó huérfano el partido en Cataluña; retiró en el último minuto el veto a Sánchez en un giro de nuevo desconcertante y en campaña se presentó como garantía del desbloqueo cuando había hecho lo contrario durante meses.

Su desplome ha sido histórico y vivido en directo encuesta a encuesta. Los votantes de la derecha que confiaron en él ante el independentismo y la corrupción del PP han vuelto a las filas de Casado y sobre todo se han refugiado en Vox y los que en su día habían llegado del PSOE ya no estaban.

Rivera se ha ido tras un durísimo batacazo electoral, no será presidente del gobierno como era su objetivo y encima deja a su partido con muy pocas opciones de ser al menos bisagra.

 

 

Los líderes del PSOE y Podemos anunciarán un preacuerdo para la formación de un Gobierno de izquierda.

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias firman el primer Gobierno de coalición de la democracia española por el que el líder de Podemos se convertiría en vicepresidente de Gobierno, según adelantó en exclusiva LPO. Los dos dirigentes han hecho el anuncio en el Congreso de los Diputados con una declaración conjunta que ha terminado con un abrazo. Ambos líderes buscan escenificar sintonía después de la guerra abierta mantenida en las negociaciones de Gobierno del pasado verano. Iglesias ha prometido "lealtad" y Sánchez, "un Gobierno para cuatro años".

Menos de 48 horas después de las elecciones, Sánchez avanza hacia un Gobierno de coalición que se forjó con total secretismo. Este mismo martes por la tarde Iglesias acudió a Moncloa a reunirse en secreto con el presidente en funciones en Moncloa, donde pactaron la Vicepresidencia para el líder morado a propuesta del propio Pablo Iglesias.

Ambos líderes han dado una rueda de prensa conjunta sin preguntas en el Congreso, donde se han lanzado agradecimientos mutuos y donde Pablo Iglesias ha pedido dejar atrás "los reproches". El líder del PSOE anunció que con este preacuerdo quiere conformar un "Gobierno progresista, estable y para cuatro años".

En las próximas semanas, ambos mandatarios trabajarán en el programa y en la estructura de Gobierno, que sólo desvelarán con Pedro Sánchez investido. El líder del PSOE señaló que "el acuerdo no fue posible en las anteriores elecciones y somos conscientes de la decepción entre los votantes progresistas. El proyecto político supera cualquier tipo de desencuentro que podamos haber tenido en los últimos meses. Nuestro país necesita un nuevo Gobierno que eche a andar cuanto antes".

El documento firmado incluye los puntos programáticos en los que PSOE y Unidas Podemos están de acuerdo, conforme a sus programas electorales y anuncian que el documento está abierto para que, durante esta semana, puedan sumarse el resto de fuerzas y sacar adelante la investidura de Pedro Sánchez. Los socialistas anuncian reuniones para esta semana con las distintas fuerzas, excluyendo a Vox.

Entre los ejes principales del acuerdo figuran "consolidar el crecimiento y la creación de empleo; trabajar por la regeneración y luchar contra la corrupción; luchar contra el cambio climático; fortalecer las pequeñas y medianas empresas y /los/las autónomos; reconocer la muerte digna y la eutanasia; asegurar la cultura como derecho y fomentar el deporte; impulsar políticas feministas; revertir la despoblación; garantizar la convivencia en Cataluña así como la justicia fiscal y lograr el equilibrio presupuestario".

Los dos líderes, en rueda de prensa, firmaron el preacuerdo para gobernar España, a falta de que se unan el resto de formaciones para sacar la investidura adelante. Iglesias dijo que "lo que en abril era una oportunidad histórica, se habría convertido en una necesidad histórica. El líder de la formación morada enterró su malestar con el PSOE asegurando que "es tiempo de dejar atrás cualquier reproche y trabajar para mejorar la vida de nuestros compatriotas. Sánchez sabe que podrá contar con nuestra lealtad".

"Este nuevo gobierno será progresista porque estará integrado por fuerzas progresistas y porque va a trabajar por el progreso de España. Lo único que no cabrá será el odio y la confrontación entre españoles", recalcó Sánchez en clara alusión a su veto a Vox.

"España necesita un Gobierno estable y lo necesita ya. Los españoles han hablado y su voto marca un único recorrido. Agradezco la colaboración de Iglesias y su partido que marca la línea de este gobierno que va a trabajar por el progreso de España y de los que lo necesitan", zanjó el líder socialista fundiéndose en un abrazo con Pablo Iglesias.

Ambos mandatarios estuvieron acompañados por los principales miembros más cercanos de sus respectivos equipos en la cuarta planta, un salón comedor de gala, del Congreso de los Diputados. Una rueda de prensa anunciada con sólo media hora de antelación, para sorpresa de los periodistas. Los detalles del futuro Gobierno se adelantarán después de la investidura para evitar que la polémica se centre en los sillones. El anuncio supone un cambio significativo en el panorama político a 48 horas de haber votado las cuartas elecciones en cuatro años.

El pacto del abrazo entre Sánchez e Iglesias es una fórmula de coalición que ya se intentó en verano y en la que fue vetado en aquella ocasión Pablo Iglesias.

La ultraderecha es la gran ganadora de las elecciones en España y el PSOE retrocede

El líder del PSOE cumple así su compromiso de llegar un acuerdo a las 48 horas siguientes a las elecciones generales, donde los socialistas perdieron apoyos y quedaron en 120 diputados, mientras Unidas Podemos cayó a los 35. La suma de ambas fuerzas necesitaría de las fuerzas independentistas o del apoyo de Ciudadanos y media docena de fuerzas minoritarias. Esta última opción se presenta como más improbable dado que en 2016 Podemos ya rechazó un acuerdo donde estuviera presente el partido naranja, que se encuentra además sin dirección política con capacidad de decidir sobre pactos.

Si en verano fueron dos equipos negociadores quienes tomaron las riendas de los acuerdos, esta vez sería un grupo reducido de personas entre los que se encuentran los propios Sánchez e Iglesias además de figuras como Irene Montero o el asesor del presidente en funciones, Iván Redondo, que estuvo presente en la reunión del lunes en Moncloa y el secretario de Presidencia, Félix Bolaños.

En las últimas semanas el líder socialista justificó la no inclusión de Podemos en el Gobierno asegurando que muchos españoles "no podrían dormir tranquilos". Una frase que hizo las delicias de Pablo Iglesias en campaña y de la que ahora el presiente en funciones tendría que retractarse.

 

Lunes, 11 Noviembre 2019 00:00

Evo Morales dimite como presidente de Bolivia

Escrito por

 

El mandatario presenta su renuncia tras la auditoría de la OEA que demuestra el fraude electoral en octubre y la «sugerencia» del jefe de las Fuerzas Armadas para que renunciara.

Evo Morales, ha anunciado su dimisión como presidente de Bolivia este domingo, poco después de que el jefe de las Fuerzas Armadas «sugiriera» que renunciara.

«Nuestro gran deseo es que vuelva la paz social (...). el mundo entero que sepa cómo grupos oligárquico conspiran contra la democracia», aseguró Morales en su discurso de renuncia en televisión. El mandatario boliviano pone fin así a cerca de 14 años en el poder, en medio de la mayor crisis política que había atravesado durante ese periodo. Junto con su marcha se produce también la del vicepresidente, Álvaro García Linera.

Horas antes se había conocido una auditoría demoledora de la Organización de Estados Americanos (OEA), en el que se demuestra el fraude electoral en las elecciones del pasado 20 de octubre, lo que llevó a anunciar la repetición de los comicios en una fecha no concretada.

El jefe del Mando Militar de las Fuerzas Armadas de Bolivia, Williams Kaliman, «sugirió» a Evo Morales que dimitiera en una rueda de prensa. «Luego de analizar la situación conflictiva interna, sugerimos al presidente del estado que renuncie a su mandato presidencial, permitiendo la pacificación y el mantenimiento de la estabilidad por el bien de nuestra Bolivia», afirmó Kaliman.

El texto leído por Kaliman subraya la «escalada del conflicto que atraviesa el país» y argumenta que «velando por la vida, la seguridad de la población, la garantía del imperio de la Constitución política del estado, en conformidad al artículo 20 de la ley orgánica de las Fuerzas Armadas», «sugieren» la renuncia de Morales.

Kaliman se refirió además al «pueblo boliviano y sectores movilizados» a los que instan a «deponer las actitudes de violencia, desorden entre hermanos, para no manchar con sangre, dolor y luto a nuestras familias».

 

 

 

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, anunció ayer la convocatoria de un Congreso extraordinario y formaliza hoy su dimisión al frente del partido y su renuncia al acta de diputado.

En un país demasiado acostumbrado a asumir los fracasos electorales con normalidad, Albert Rivera ha dado hoy ejemplo al presentar al Comité Ejecutivo su dimisión y su renuncia al acta de diputado tras la debacle electoral de Ciudadanos (Cs), que cayó ayer a la irrelevancia al perder 47 de sus 57 escaños. A más de las once de la noche ya anunció ayer en la sede nacional del partido la convocatoria de un Congreso extraordinario para elegir líder.

No confirmó entonces si él se presentaría a la reelección, pero hoy ha dimitido entre aplausos de un Comité Ejecutivo extraordinario reunido en la quinta planta del edificio que tiene Cs en la madrileña calle de Alcalá. «Nunca me he tapado la cara, nunca me he escondido», ha dicho en una declaración sin preguntas.

El ya ex líder de los liberales no ha analizado ninguna de las razones del batacazo electoral de Cs, aunque sí ha asumido las responsabilidades en primera persona después de caer de los 57 a los diez escaños. Los éxitos son de todos, pero el fracaso es solo del máximo responsable, ha dicho.

Rivera dimite «por responsabilidad y coherencia» y porque los éxitos de un partido «son de todos» pero los malos resultados «son del líder». El fundador de Ciudadanos ha informado de que además de dimitir como presidente del partido y renunciar a su escaño de diputado, abandona la vida política. «Ser diputado no es una nómina, es un honor», ha dicho para explicar por qué da este paso atrás.

Razones para dimitir

Las miradas se dirigen ahora a Inés Arrimadas, favorita en la sucesión, aunque será el Congreso extraordinario de Cs quien decida quién asume los mandos de los liberales.

La llegada a la reunión de hoy en el Comité Ejecutivo reflejaba ya la gravedad de la situación en la que se halla Cs, que ha pasado de poder sumar con el PSOE para formar un gobierno con mayoría absoluta a caer a una sexta posición que le aleja del foco mediático y de la capacidad de influir en la gobernabilidad de España.

El crítico Francisco Igea, antes de la reunión, ha cargado contra la estrategia de Cs por haber abandonado el centro, haberse posicionado en uno de los dos bloques y haberse situado en «una de las trincheras». El vicepresidente de Castilla y León, que pactó con el PP en su comunidad en vez de con el PSOE obligado por la dirección nacional de su partido, ha lamentado que Cs ha dejado de ser «útil» a los españoles, por lo que ha pedido, más que hablar de liderazgo, corregir el rumbo.

Críticas a Rivera

Pero quizás el dirigente que más pistas ha dado a su entrada ha sido el secretario de Comunicación liberal, Fernando de Páramo, uno de los hombres de más confianza de Rivera. Ha sido crítico y ha afirmado que en su partido no iban a poner «excusas», como sí han hecho en otras formaciones después de encajar malos resultados electorales. «Nosotros no vamos a poner excusas como han hecho otros cuando han sacado malos resultados. Los vamos a afrontar y estoy convencido de que también habrá que asumir responsabilidades», ha sentenciado.

El último precedente a Rivera fue el difunto Alfredo Pérez Rubalcaba, que preparó su sucesión al quedarse el PSOE en tan solo 110 diputados. Pedro Sánchez no lo hizo ni con 90 ni con 85 escaños y solo se fue para mantener su particular «no es no» a Mariano Rajoy.

Debacle en las elecciones

Marcos de Quinto, José Manuel Villegas, Miguel Gutiérrez, Edmundo Bal, José Ramón Bauzá, Toni Cantó, César Zafra, Sara Giménez, Daniel Pérez, Lorena Roldán... los dirigentes liberales se sucedían y emplazaban a una explicación posterior a la reunión. La dimisión de Rivera, casi obligada por los resultados, duele en un partido acostumbrado a su hiperliderazgo y que siempre ha confiado ciegamente en él. También los nuevos fichajes, que han dicho públicamente que dieron el salto a Cs por la capacidad de Rivera de «seducirles» con su proyecto.

Habrá que ver ahora cómo reflota Cs bajo una nueva presidencia, y sobre todo qué tono adquiere para intentar salvar un partido amenazado por su desplome. Es evidente que los críticos buscarán resituar al partido en el centro y habrá que ver el tono que adquiere el partido hacia Vox, formación a la que intentaban ignorar hasta ahora en público, pero que algún dirigente en privado calificaba como un problema para el país por sus posiciones extremas.

 

 

En media docena de provincias la Policía se pone de parte de la oposición, mientras los paros siguen en todo el país, y Morales llama al diálogo.

Ruido de sables dentro y fuera de los cuarteles. Motines y rebelión policial en media docena de provincias, paros indefinidos en buena parte de los nueve departamentos (equivalente a comunidades autónomas) que forman Bolivia y ausencia de agotamiento en la oposición y las calles, que exigen la renuncia de Evo Morales. Este es el escenario de las últimas horas en el país.

«Nuestra democracia está en peligro por el golpe de Estado que han puesto en marcha grupos violentos que atentan contra el orden constitucional. Denunciamos ante la comunidad internacional este atentado contra el Estado de Derecho». El mecanismo de difusión elegido por Evo Morales para escribir este mensaje fue su cuenta de Twitter.

Hermanas y hermanos, nuestra democracia está en riesgo por el golpe de Estado que han puesto en marcha grupos violentos que atentan contra el orden constitucional. Denunciamos ante la comunidad internacional este atentado contra el Estado de Derecho.

Al filo de la medianoche el mapa de Bolivia estaba salpicado de focos con disturbios y motines policiales. El ministro de Defensa, Javier Zavaleta, rechazaba declarar el estado de emergencia o toque de queda. Quizás, advertido del efecto contraproducente que tuvieron en Chile esas medidas. «Bajo ninguna circunstancia va a haber un acuartelamiento, ni ninguna operación en calles de ninguna ciudad», garantizó.

Dicho esto, añadió, «la situación de las Fuerzas Armadas en los nueve departamentos y en todo el país es de normalidad». Expresión de deseo más que realidad, las Fuerzas Armadas son leales al presidente, pero el malestar en el seno de los uniformados se reparte en proporciones similares al resultado electoral del 20 de octubre, que arrojó un dibujo del país partido a la mitad.

Con los militares, de momento, en silencio, es la Policía la que parece tomar la delantera para acorralar a Evo Morales. En Sucre, capital constitucional del país donde, entre gallos y medianoche, se elaboró hace una década larga, la actual Constitución que supuso la «refundación» de Bolivia, como proclamó en su día Morales, unidades policiales de base y algunos oficiales, se declararon a favor del pueblo que no acepta «el fraude electoral».

Con los rostros cubiertos con pasamontañas, los agentes salieron a las ventanas y puertas para exigir la dimisión del presidente y adherirse a la causa de la ciudadanía que no se resigna a un cuarto mandato consecutivo de Evo Morales. El comandante de la unidad ordenó su repliegue al interior de las dependencias y cuando pronunciaba un discurso de lealtad al Gobierno y negaba la existencia de un motín, sus hombres le dieron, materialmente, con la puerta en las narices y exhibieron banderas de Bolivia, según informa el diario «Página 7».

Escenas similares se vivieron en Cochabamba y Santa Cruz de la Sierra, corazón de la rica «media luna» oriental (Tarija, Beni y Pando). En ambos departamentos, policías de base y oficiales se sublevaron contra el comandante general Vladimir Calderón y exigieron la renuncia de Evo Morales.

De ruido de fondo, lanzamiento de petardos y disparos al aire. Rondaban las seis de la tarde y la población se acercó a celebrar la rebelión. « ¡Policía, amigo, el pueblo está contigo!». En un intento por calmar los ánimos, Calderón dio un paso a un lado y designo a Jaime Zurtia como nuevo comandante pero fue en vano. Los amotinados –hasta el cierre de esta edición– no dieron un paso atrás.

«Fraude. Fuera Evo Morales». Los carteles colgaban en las terrazas de la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP) de Cochabamba. La fotografía se repetía. Banderas bolivianas y un grupo de agentes con pasamontañas, inauguraron con ese acto la secuencia que siguió en otras unidades. Los motines siguieron el efecto dominó. En Oruro, ya entrada la noche, otra unidad se alzó en armas: «! Motín policial, motín policial!», gritaba los policías abrigados por el aplauso de la gente.

En Tarija un grupo de oficiales de Policía envalentonó al pueblo. « ¿Quién se cansa?», preguntó a los manifestantes. «! Nadie se cansa!» fue la respuesta en masa del gentío que no tira la toalla, después de casi tres semanas de movilizaciones. «El policía va estar con la sociedad, señores!», garantizaba el oficial. En Beni y Pando también se registraron episodios similares y en La Paz, sede del Gobierno, se reportaron «tensiones» durante la madrugada.

En este escenario de escalada de tensión el Gobierno acusa al líder cívico Luis Fernando Camacho y al expresidente y candidato de Comunidad Ciudadana, en las elecciones, Carlos Mesa, de provocar los disturbios que tienen al país en la cuerda floja de un estallido social que deje un reguero de muertos o termine en un «golpe de Estado», como denunció «el Evo», como conocían en el trópico de Cochabamba a uno de los últimos supervivientes del «eje bolivariano» original.

Cerco popular

Evo Morales siente que el cerco popular se estrecha y se aferra al poder. De momento, no está dispuesto a dar su brazo a torcer. El proceso electoral en su conjunto y el escrutinio en particular no fueron claros ni transparentes y desataron el estallido social el mismo 20 de octubre.

Desde entonces Bolivia vive una crisis sin tregua. Fraude es la palabra que identifica aquellas elecciones que no convencen dentro (ni fuera del país) salvo al Gobierno, a Evo Morales, a su vicepresidente Álvaro García Linera y a las columnas del MAS, (Movimiento Al Socialismo). Un despliegue de soldados por el territorio equivaldría a reconocer el repudio manifiesto del pueblo que Evo Morales siempre usó como bandera para modificar la Constitución (que luego no respetó para ser reelecto), sacar adelante sus reformas (con éxito en el plano económico), y justificar su ambición, ya sin disimulos, de querer perpetuarse en el poder.

El indígena Juan Evo Morales Ayma se ha convertido en un cacique o caudillo que ya no puede exhibir el lema que identifica al Estado plurinacional: «La unión es la fuerza». El país está en pie de guerra, la violencia no cesa y él elige a las columnas del MAS como fuerza de choque antes que sacar a los uniformados.

El sábado, a las dos de la tarde, hora local (19.00 horas en España), Evo Morales volvió a hacer un llamamiento al diálogo. Poco después, una caravana de autobuses que se dirigían a La Paz era detenida y agredida con piedras y gases lacrimógenos por simpatizantes de Evo Morales. Había un importante número de heridos.

Carmen de Carlos

 

El presidente de Chile propone una política más social y cambios en la Constitución para frenar la gigantesca revuelta.

Sebastián Piñera (Santiago, 69 años), uno de los hombres más ricos de Chile y presidente del país en dos ocasiones, entre 2010 y 2014 y ahora, desde 2018, afronta una situación crítica. Una revuelta masiva y con altísimos niveles de violencia ha colocado al borde del abismo a una sociedad que, hasta hace solo un mes, era considerada una de las más estables y prósperas de Latinoamérica.

En esta entrevista, realizada el pasado jueves durante más de una hora en su despacho de La Moneda, Piñera admite la necesidad de construir un sistema más justo e igualitario, con una reforma constitucional o incluso una nueva Constitución, pero afirma que no caerá “en la tentación de la demagogia y el populismo”.

Pregunta. ¿Cuánto tiempo puede resistir Chile esta protesta?

Respuesta. Cada persona hace su propia proyección y yo soy optimista. Creo que la democracia chilena, el Estado de derecho y el sentido común van a predominar. En Chile tenemos una paradoja: fue la colonia más pobre de España en América Latina y en los últimos 30 años vivió probablemente uno de los mejores periodos de su historia.

En 30 años logramos recuperar la democracia en forma ejemplar, logramos un proceso de crecimiento y desarrollo que nunca antes habíamos conocido, multiplicamos por cinco nuestro ingreso per cápita. Pasamos de la medianía de la tabla a encabezar todos los rankings de América Latina. La pobreza se redujo como en ningún otro país en América Latina, desde más del 60% a menos del 10%.

Logramos también reducir las desigualdades, menos de lo que quisiéramos, menos de lo que necesitamos, pero tendíamos hacia una sociedad más igualitaria. Y ahora hemos sufrido las tres semanas más violentas y disruptivas que yo recuerdo. ¿A qué obedece esta paradoja? He leído a los principales analistas elaborar todo tipo de teorías muy contradictorias unas con otras.

P. ¿Cómo se lo explica usted?

R. Yo estoy de acuerdo con todas las teorías a pesar que son contradictorias. Es una manera de expresar la confusión. Tengo mi propia hipótesis: el malestar del éxito. De las tres décadas de avance emergió una clase media amplia, pujante. Lo que pasa en Chile no se debe al alza de 30 pesos [cinco centavos de dólar; unos cuatro céntimos de euro] en el billete de Metro, sino que obedece a una realidad que venía empujando quizás hace 30 años y que no vamos a resolver en 30 días.

No supimos entender que había un clamor subterráneo de la ciudadanía por lograr una sociedad más justa, más igualitaria, con más movilidad social, más igualdad de oportunidades, menos abusos. En estas semanas hemos visto estallar ese clamor, y también hemos visto una ola de violencia, de destrucción, provocada por grupos criminales organizados.

P. ¿De dónde proceden esos grupos?

R. Son de distintos orígenes. Yo creo que hoy día hay algo nuevo, distinto a lo que teníamos hace un mes atrás, pero necesito pruebas para poder afirmarlo.

P. Usted en algún momento utilizó la palabra “guerra”.

R. Guerra contra la violencia, contra la delincuencia, contra el saqueo, contra la injusticia, contra la pobreza, por supuesto. Uno en la vida tiene causas por las cuales está dispuesto a luchar, como lograr que Chile sea un país desarrollado, sin pobreza, con mayor igualdad de oportunidades, pero también tiene causas contra las cuales quiere luchar.

Decía que en esta ola de violencia participan grupos muy organizados que antes no conocíamos en Chile, a la cual se suman la delincuencia tradicional, el narcotráfico, los anarquistas y muchos más. Demostraron voluntad de destruirlo todo, sin respetar a nada ni a nadie. Quemaron y destruyeron la mitad de las estaciones de nuestro sistema de transporte subterráneo, vandalizaron más de 2.800 buses, quemaron cientos de supermercados, establecimientos comerciales, pequeños negocios.

Sin piedad, sin ninguna contemplación por nada. A esos grupos los vamos a identificar, los vamos a llevar a la justicia y van a responder por sus crímenes. Simultáneamente hubo otra situación, que fue la manifestación pacífica muy fuerte de los ciudadanos de Chile para exigir un país más justo, más igualitario, con menos privilegios.

¿Y el Gobierno que ha hecho? Atender las dos realidades. Combatimos la violencia con toda la fuerza de la Constitución. Una responsabilidad fundamental de todo Gobierno es proteger el orden público y proteger la seguridad ciudadana y eso es lo que hemos intentado hacer, con muchas dificultades, durante estas tres semanas. Pero al mismo tiempo pusimos en marcha una agenda social que recoge muchas de las peticiones de los chilenos: aumentar las pensiones y el ingreso mínimo garantizado, reducir los precios de servicios básicos como la electricidad, el transporte público y los peajes en las carreteras. También establecer más impuestos sobre los sectores de mayores ingresos para financiar esta agenda social.

P. ¿Estamos hablando de un cambio de modelo en Chile o simplemente de retoques?

R. El modelo en el cual yo creo, y voy a luchar para perfeccionarlo, es la democracia con libertad de expresión, con separación de poderes, con Estado de derecho, con respeto por las minorías. Creo en una economía libre, abierta, de mercado, competitiva. Creo también en un fuerte compromiso del Estado por luchar contra la pobreza y ofrecer mayor igualdad de oportunidades.

El otro modelo es el bolivariano, que ha traído en todos los países donde se ha aplicado sufrimiento, frustración, pérdida de libertad, estancamiento.

P. ¿No hay modelo intermedio? Usted habla de Estado social, pero ha hecho falta una explosión para que se acometieran ciertas reformas de las que no se hablaba dos meses atrás.

R. Nuestro programa de Gobierno, con el cual ganamos las elecciones, incluía una reforma de pensiones que estaba atascada en el Congreso desde hace más de un año y ahora saldrá adelante. Incluía también una profunda reforma del sistema de salud, tanto público como privado, para hacerlo más equitativo y de mejor calidad. Y una reforma a la educación.

Ahora nos damos cuenta de que la demanda social era más urgente y más profunda y hay que acelerar el ritmo, pero le quiero decir algo: uno de los riesgos cuando se dan estas situaciones es que los Gobiernos se transformen en demagogos, populistas e irresponsables y tiren la casa por la ventana. Con eso lo único que hacen es comprometer el futuro del país. Por eso tenemos que ser muy responsables y no destruir las bases de la economía. En estos tiempos de emergencia, el Gobierno tiene que tener muy claro el norte para no caer en la tentación de la demagogia y el populismo.

P. Volvamos a la violencia. ¿Quién destruyó el Metro, con pérdidas valoradas en 376 millones de dólares (unos 341 millones de euros)?

R. En 15 minutos, de forma coordinada y simultánea, incendiaron siete estaciones de metro. De 136 estaciones, 80 fueron quemadas, vandalizadas o destruidas. Eso no es algo espontáneo ni casual. Es la obra de grupos criminales organizados, pero naturalmente el investigar esta situación y el llevarlos a la Justicia y sancionarlos corresponde a las policías, a la Fiscalía y al Poder Judicial.

P. ¿Sospecha de agentes de regímenes adversos a su Gobierno?

R. No descarto nada. He recibido mucha información, alguna de ella de origen externo, que afirma que aquí hubo intervención de Gobiernos extranjeros. Pero quiero ser prudente, hemos entregado esa información a la Fiscalía, que es la que por mandato de la ley debe investigar los delitos en Chile.

P. Usted se puso a la cabeza de la arremetida regional contra el presidente Maduro. ¿Sus sospechas apuntan a Venezuela?

R. He escuchado lo que dijo un alto oficial del Departamento de Estado de Estados Unidos, he escuchado lo que dijo la OEA y muchas organizaciones muy respetadas. No descarto nada, pero como presidente de Chile tengo que ser prudente.

P. ¿Cree usted que Chile está en camino de normalización? Las protestas continúan.

R. El Estado tiene muchas responsabilidades en una democracia: resguardar el orden público, proteger la seguridad de los ciudadanos, proteger la libertad y los derechos de todos los chilenos. También tiene la obligación de respetar los derechos humanos.

Puedo decir lo siguiente: estas emergencias pueden desembocar de dos maneras. Una, como un gran incentivo. Las exigencias de los ciudadanos pueden servir para que el Gobierno y la sociedad entera trabajen con más urgencia por conseguir mayor justicia, mayor equidad.

Eso sería bueno para el país. Pero también puede ocurrir que esas demandas se canalicen fuera de la institucionalidad democrática y se transformen en un caldo de cultivo para la violencia, para la demagogia, para la delincuencia, para el populismo. Ese sería un muy mal camino.

P. Nadie duda de la calidad de la democracia chilena, pero se percibe una importante desafección. ¿Cómo se puede recuperar el interés de la ciudadanía por la política?

R. Es otra paradoja: tanto aprecio por la democracia y tanto desprecio por la política y por las instituciones de la República. No solamente en Chile. Lo vemos en España, en Europa, en muchos países del mundo. En el caso de Chile sin duda que se ha ido produciendo una especie de divorcio entre la ciudadanía, la política y los políticos y yo creo que eso tiene que hacer reflexionar a ambos lados.

Los políticos tienen que entender que no pueden defender privilegios, que tienen que trabajar más y mejor. Los ciudadanos también tienen que comprender que si caemos en la profecía autocumplida de que la política es una porquería, que no sirve para nada, que son todos corruptos o incompetentes, ¿quién va a querer estar en el mundo de la política? Los mejores se van a ir. ¿Quiénes van a quedar?

P. Hay numerosas denuncias de violaciones de los derechos humanos por parte de agentes del Estado, con 14 carabineros encausados por torturas, y hay grupos violentos que siguen destrozando las ciudades.

R. Los actos de violencia comenzaron el jueves 17 de octubre. Antes eran manifestaciones, incivilidades, evasión de pago. La violencia de verdad empezó el jueves 17 de octubre y el viernes 18 esto se desbordó. En pocos minutos quemaron siete estaciones de un Metro que nos costó sangre, sudor y lágrimas construir y que estábamos expandiendo para que llegara a casi todos los habitantes de Santiago.

La situación era tan compleja, había tantos atentados en tantos lugares distintos, con tanta potencia, con tanta planificación, con tanta maldad, que no se pudo controlar el orden público. En ese instante, como presidente de Chile, sentí el deber de recurrir a los instrumentos que la Constitución le otorga al presidente y decreté el estado de emergencia.

P. Sacar los militares a la calle tiene una gran carga simbólica en un país como Chile.

R. Lo que menos quiere un presidente es decretar estado de emergencia. Pero uno no hace lo que quiere, sino lo que debe. ¿Qué significa el estado de emergencia? Que el presidente designa a miembros de las Fuerzas Armadas como responsables máximos de las distintas zonas de emergencia, con el mandato de proteger el orden público.

La Constitución permite limitar el derecho a la movilidad y el derecho de reunión por un plazo máximo de 15 días. Pero cuando decretamos el estado de emergencia, aquí, en este mismo escritorio, nos reunimos con los principales ministros, con el jefe de la zona de emergencia de Santiago, el general Iturriaga, y tomamos todas las precauciones posibles para asegurar el respeto a los derechos humanos. Una emergencia es un periodo extraordinario con mucha violencia. Hay mil carabineros heridos.

P. Y muchos civiles heridos y personas con lesiones oculares [1.778 y 177, respectivamente, según el Instituto Nacional de Derechos Humanos].

R. Y muchos civiles heridos, sí. Yo podría haber decretado el estado de emergencia y simplemente esperar que todo el mundo actuara de acuerdo a la ley. Pero de inmediato llamamos al Instituto Nacional de Derechos Humanos, que es un órgano autónomo cuya misión por ley es proteger los derechos humanos, y dijimos: “Van a tener todas las facilidades, van a poder ingresar a todos los lugares, a las cárceles, a las comisarías, a los hospitales, a cualquier lugar”.

Luego llamamos a las Fuerzas Armadas y a los jefes de las zonas de emergencia para que se respetara íntegramente el protocolo de uso de la fuerza, que cumple con todos los estándares de derechos humanos a nivel mundial. Ese protocolo establece que la primera línea es la presencia de los Carabineros o de las Fuerzas Armadas para resguardar el orden.

Segundo, dialogar y convencer. Tercero, si eso no es posible, el uso de algunos elementos disuasivos como los carros lanzadores de agua o las bombas lacrimógenas. Y solo en última instancia y si es estrictamente necesario, en lo que se llama la defensa propia privilegiada, el uso de escopetas de balines de goma que usan todas las policías del mundo.

Tomamos contacto con la Defensoría Pública para que cada detenido tuviera inmediatamente un abogado que protegiera sus derechos. Cuarto: hablamos con la Fiscalía y con el Poder Judicial, porque el Estado de derecho permaneció intacto, para que tuvieran especial diligencia y preocupación en este periodo de emergencia. Quinto: invité personalmente a la alta comisionada de los Derechos Humanos de la ONU y a Human Rights Watch para que enviaran misiones de observación a Chile. Sexto: adoptamos una política de transparencia total, toda la información se publica. Hay 60.000 carabineros en Chile y yo los he visto esforzarse con abnegación, con sacrificio, en proteger los derechos de las personas. Ahora bien, si alguno de ellos cometió excesos, no respetó los protocolos o cometió delitos, la Fiscalía investigará.

P. Usted votó por el no en el plebiscito a Pinochet de 1988 y, siendo presidente, se echó a buena parte de la derecha encima cuando habló de “los cómplices pasivos” de la dictadura, en referencia a los civiles. ¿Qué siente cuando se le acusa de violar los derechos humanos?

P. Es una acusación totalmente infundada. Hice lo posible por proteger a mis compatriotas de la violencia. Si no lo hubiera hecho y hubieran seguido quemando, no solamente estaciones de Metro, sino hospitales o aeropuertos, habría incumplido mi deber. Puedo asegurar que tomamos todas las providencias y precauciones para asegurar el respeto de los derechos humanos. Ahora, que en estas semanas de violencia pueden haberse cometido abusos, por supuesto que sí. Y tendrán que ser investigados y juzgados.

P. Usted admite la necesidad de reformar la Constitución. ¿Descarta por completo un periodo constituyente y una nueva Constitución?

R. Creo que es necesario modernizar y perfeccionar nuestra Constitución. En nuestro programa de Gobierno hay una propuesta de reforma y estamos dispuestos a debatir este asunto dentro de los canales de la democracia. ¿Cuál es el poder constituyente que existe en nuestro país? Nuestro país es una democracia, no una dictadura.

R. Lo que yo digo es que discutamos todas las reformas, y si esto termina en una modernización de la actual Constitución o en una nueva Constitución, formará parte del juego democrático. ¿Dónde debe darse? Dentro del marco que la propia democracia fijó para ese debate, que es el Congreso Nacional, el poder constituyente de nuestro país. Pero primero discutamos cuáles son los cambios que queremos y busquemos caminos de entendimiento. Los que quieren saltarse la institucionalidad democrática y fijar sus propias reglas del juego están atentando contra la democracia.

P. ¿Es saltarse las reglas del juego pedir un plebiscito para que la ciudadanía decida si quiere o no cambiar la Constitución y elija el mecanismo, como demandan algunos sectores en Chile?

R. Nuestro programa propone que cuando el Congreso logre un acuerdo de una nueva Constitución o de una Constitución modernizada, ese acuerdo sea ratificado por la ciudadanía a través de un plebiscito.

P. ¿Cuál es la principal objeción a la actual Constitución? ¿Qué querría cambiar usted?

R. Yo creo que se requiere un mejor equilibrio entre los distintos poderes del Estado, especialmente entre el Legislativo y el Ejecutivo.

P. ¿Menos presidencialismo?

R. Un mejor equilibrio. Ahora los poderes del Ejecutivo son excesivos en relación a los poderes que tiene el Legislativo. En segundo lugar, tiene que ser una Constitución que permita mayor participación de los ciudadanos, iniciativa popular de ley, plebiscitos comunales para que la ciudadanía pueda discutir y resolver temas que afectan a su calidad de vida. Yo tengo un proyecto de reforma constitucional, se lo puedo entregar ahora mismo, pero ¿dónde hay que discutirlo? Si somos democráticos tenemos que discutirlo dentro de las reglas de la democracia y en el Congreso.

P. ¿Aunque el Congreso esté desprestigiado?

R. Hoy día no hay ninguna institución en ninguna parte del mundo que tenga la confianza de la ciudadanía. Mire lo que ha pasado con la Iglesia, con las organizaciones deportivas, los Parlamentos, los tribunales, las Fuerzas Armadas, la policía.

En todas partes del mundo se ha producido un distanciamiento entre la ciudadanía y sus instituciones. Debemos usar los instrumentos que la propia democracia nos da para mejorar la calidad de la democracia y eso pasa por mejorar la calidad de las instituciones, por mejorar la calidad de los políticos. Por ejemplo, una de las reformas que nosotros estamos proponiendo, que es de rango constitucional, es reducir las dietas excesivas que reciben los parlamentarios en Chile. Los parlamentarios en Chile reciben una dieta por encima de todos los países de la OCDE y Chile no es el país más rico de la OCDE. También reducir el número de parlamentarios y eso ya está en marcha.

P. ¿Qué le parece el juicio de la derecha dura? José Antonio Kast dijo: “Qué ironía, el Gobierno de derecha que prometió los tiempos mejores, terminó con las calles llenas de violencia y delincuencia, subiendo los impuestos y de rodillas aprobando todas las reformas que quería la izquierda”.

R. Un comentario ajeno a la verdad y que aporta poco a lo que los chilenos necesitamos hoy día.

P. ¿Piensa que ese tipo de derecha crecerá o terminará triunfando la moderación?

R. Chile es y siempre ha sido un país moderado, por eso yo tengo mucha confianza que después de estas semanas de fiebre, recuperaremos nuestra naturaleza. Chile es un país que cada vez que ha tenido que enfrentar la adversidad, y nos ha tocado muchas veces (terremotos, maremotos, inundaciones) ha mostrado lo mejor de sí mismo.

P. ¿Habrá un antes y un después? ¿Será Chile distinto tras estos acontecimientos?

R. Chile cambió, todos hemos cambiado en estas semanas, y el presidente también.

P. ¿En qué sentido?

R. En que hemos entendido mejor el mensaje de la gente. Chile tuvo tres décadas notables, el llamado “milagro chileno”, y conquistamos la democracia en forma ejemplar. Normalmente el paso de Gobierno militar a Gobierno democrático genera caos económico y violencia social, pero no fue el caso de Chile. Además experimentamos un progreso económico monumental. Disminuimos la desigualdad, emergió una clase media fuerte, todo eso fue un gran logro, pero no fue suficiente. Debimos haber entendido que teníamos que distribuir mejor los frutos de de esa prosperidad. Esa es la lección que hemos aprendido ahora.

P. Un hombre como usted, acostumbrado al éxito en la política y en los negocios, ¿qué siente cuando tantos chilenos exigen su dimisión?

R. Chile es un país libre. Todos tienen derecho a pensar lo que quieran del Gobierno, del presidente, de los clubes deportivos. Yo respeto esa libertad. A quienes no respeto es a aquellos que pretenden ser los intérpretes de la ciudadanía. Esa gente no se da cuenta de que el malestar también va contra ellos.

P. Para algunos analistas, su Gobierno está simbólicamente acabado. Prometió crecimiento económico, y está reduciéndose. Buscó el apoyo de la clase media, y la clase media ha salido a la calle para protestar. Garantizó seguridad, y no la hay.

R. Se lo he escuchado a la oposición. Hay una enfermedad crónica de la democracia y que se está haciendo contagiosa en el mundo entero, la de pensar que la labor del Gobierno y la oposición es destruirse mutuamente, con lo que destruyen también la democracia y la convivencia.

Yo creo en una democracia en la que hay Gobierno y oposición, pero en la que ambos tratan de colaborar desde sus distintos puntos de vista para que el país avance hacia la dirección correcta. Déjeme hablar del crecimiento. Durante el Gobierno anterior, porque de ahí vienen los críticos, el país creció en promedio un 1,7% al año. La inversión y la productividad cayeron.

El año pasado, primero de nuestro Gobierno, la economía creció un 4%, liderando el crecimiento de América Latina y superando el crecimiento mundial. La inversión se recuperó fuertemente. Por lo tanto, fue un año de muchos logros en Chile. Creamos 70.000 nuevos empleos, se redujeron las desigualdades.

Este año, 2019, ha sido muy difícil porque la economía mundial se ha debilitado. Las dos grandes potencias, Estados Unidos y China, se han enfrascado en una guerra comercial y eso ha tenido un impacto brutal en Chile, un país muy abierto, y ha afectado el precio de nuestros principales productos de exportación, el cobre, la celulosa, la fruta. Nuestra expectativa de crecimiento era entre el 2,5% y el 3%.

Esa previsión ya no es válida porque estas tres semanas han provocado un daño gigantesco a la economía y no me refiero solamente al daño material, también ha reducido la confianza de los consumidores y los inversores. Tuvimos que cancelar la cumbre de APEC y la cumbre del clima, con dolor del alma. Creo que en el mes de octubre la tasa de crecimiento habrá sido negativa. Pero quiero decirles a los críticos, a los partidos de oposición, que formaron parte de Gobiernos anteriores y que ellos, como nosotros, tampoco fueron capaces de ver lo que hemos descubierto ahora con las manifestaciones.

P. ¿Cree usted que ha conseguido abrir canales de comunicación eficientes con la oposición?

R. Al principio fue muy difícil, porque vieron una oportunidad para sacar ventaja y toda propuesta del Gobierno era rechazada: “No es suficiente, nada es suficiente”. Hicimos un cambio de gabinete, cambiamos gran parte del equipo político: “No es suficiente”.

Presentamos una agenda social que significa un aumento del gasto en nuestro país como nunca antes había habido: “No es suficiente”. Ahora nos estamos dando cuenta de que llegó el momento de la responsabilidad democrática, del compromiso republicano, de la unidad, de la grandeza, no de la división ni de la pequeñez.

En los últimos días hemos hecho grandes avances con parte de la oposición. Porque hay una parte de la oposición que no tiene ninguna voluntad de colaborar, y hay otra parte de la oposición que a mi juicio está tomando actitudes más constructivas y nos ha permitido avanzar mucho en un acuerdo para sacar adelante la reforma de las pensiones, la reforma tributaria y, esperamos, muchas más. Para aprobar la agenda social y la agenda de orden público hacen falta leyes del Congreso, en el que somos minoría.

P. ¿Le preocupa el daño a la imagen internacional de Chile?

R. Por supuesto. Tengo en este momento un millón de preocupaciones, pero eso no significa que no tenga al mismo tiempo la capacidad de estar atento, de escuchar, de reaccionar, de tratar de encauzar estos difíciles tiempos que vive la sociedad chilena por el camino de la democracia, del diálogo, de los acuerdos, de las soluciones y no por el camino de incendiarlo todo, como algunos quieren.

Rocío Montes/Enric González

 

Durante un mitin ante miles de admiradores un día después de salir de prisión, el expresidente brasileño ha declarado: "Si utilizamos la cabeza, en 2022, la izquierda derrotará a la ultraderecha".

"He vuelto", pronunció Luiz Inácio Lula da Silva un día después de salir de prisión, llevando al delirio a la multitud de militantes y admiradores que se reunieron este sábado frente al Sindicato de Trabajadores Metalúrgicos de São Bernardo do Campo, su cuna política.

Durante casi una hora, encima de un camión y con trasmisión en directo por las televisiones de pago e Internet, el expresidente brasileño pronunció un discurso virulento y creado para animar a sus fieles votantes. Atacó a Jair Bolsonaro y su política económica, a Sergio Moro, el juez que lo condenó y que ahora es ministro de Justicia, y a Globo, el mayor grupo mediático del país.

En su regreso a las calles tras estar 580 días encarcelado en Curitiba, apostó por aumentar la polarización política y embarcarse en una precoz carrera presidencial. Fue explícito: "Si utilizamos la cabeza y trabajamos bien, en 2022, la denominada izquierda a la que Bolsonaro tanto teme derrotará a la ultraderecha".

Más delgado, junto a su nueva novia, con quien anunció que se casaría, y notablemente más bronceado que en las imágenes que se tienen de cuando estaba encarcelado, Lula alternó declaraciones en las que negó querer venganza con acusaciones directas.

"Quiero construir este país con la misma alegría que cuando gobernábamos", dijo el líder del Partido de los Trabajadores (PT). Acusó a Bolsonaro de gobernar directamente "para la milicia", en referencia a los grupos paramilitares de ex policías que controlan el territorio y el crimen en grandes áreas de Río de Janeiro. Sobre el fiscal jefe del equipo de investigación de la Operación Lava Jato, Deltan Dallagnol, que pidió su condena por corrupción y blanqueo de dinero, dijo que era el "líder de una banda criminal que robó Petrobras". Llamó a Sergio Moro "canalla".

"Canalla" también fue la palabra que utilizó el presidente Jair Bolsonaro para calificar al líder del PT. El sábado, horas antes de que Lula hablara ante sus seguidores, el ultraderechista rompió el silencio que mantenía desde el viernes sobre su oponente y utilizó las redes sociales para decir que el expresidente está "momentáneamente libre", "pero sigue siendo culpable". En las calles, los movimientos de derecha también protestaron el sábado por la tarde en São Paulo, una señal de que las pocas horas de libertad de Lula ya han agitado el tablero político.

Los que esperaban a un Lula más moderado, que tendiera puentes al centro e incluso a la derecha para construir una alianza con Bolsonaro, como han pedido intelectuales y analistas brasileños, de momento se han decepcionado. Lula complació a sus seguidores con un discurso social contra las políticas liberales del zar económico del Gobierno, Paulo Guedes. El único punto de convergencia con Bolsonaro fue el ataque a Globo, pero el expresidente también criticó Record y SBT, otras dos grandes emisoras, por congeniar con el gobierno actual.

Chile como espejo

Lula habló teniendo en consideración el panorama en Latinoamérica. Lo aplaudieron cuando habló de la victoria de Alberto Fernández y Cristina Kirchner en Argentina y utilizó la ola de protestas en Chile para decir que el país tiene el modelo económico que Paulo Guedes quiere implementar en Brasil. Recalcó que es necesario "atacar y no solo defenderse".

Se solidarizó con los venezolanos y, quizás por primera vez de manera clara, hizo una observación sobre el gobierno de Maduro. "Es normal que cada uno de nosotros sea crítico con cualquier gobierno del mundo. Ahora, quien resuelve el problema de un país es su propio pueblo". También criticó al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, aliado de Bolsonaro: "Que Trump resuelva el problema de los estadounidenses y no moleste a los latinoamericanos".

En el escenario abarrotado, el líder del PT insistió en citar y mantener a su lado a Fernando Haddad, exalcalde de São Paulo y sustituto de Lula en las pasadas elecciones, mientras saludaba a los compañeros de izquierda del Partido Socialismo y Libertad (PSOL) y del Partido Comunista de Brasil (PCdoB). Con la vista puesta en la carrera electoral, aunque todavía no se puede presentar legalmente, dijo que presionará para que se anulen sus condenas, un caso que también está en manos del Supremo brasileño.

Al final de su discurso, Lula prometió recorrer el país y repitió el gesto que hizo el pasado mes de abril, cuando lo detuvieron. Quiso bajar para que la militancia lo llevara en brazos, asegurando la foto épica y viral en las redes sociales. Entre los que esperaban en los alrededores del edificio, en el cinturón industrial de São Paulo, donde se habían instalado puestos de venta de camisetas y otros cachivaches, estaba la jubilada Leda Silva, de 61 años.

Contaba que acampó seis veces con la militancia ante la cárcel de la Policía Federal en Curitiba, donde estuvo retenido Lula, para darle los buenos días, las buenas noches e incluso desearle un feliz año nuevo. Al igual que el día que lo detuvieron, este sábado estaba de nuevo en São Bernardo para apoyar al líder del PT: "Es un momento importante, que marca el final de una prisión política".

Marina Rossi

 

Los Gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Paraguay, Perú y Venezuela, miembros del Grupo de Lima, reunidos en Brasilia, expresan lo siguiente:

1. Reiteran y refuerzan su apoyo al Presidente Encargado Juan Guaidó, a la Asamblea Nacional, como autoridades legítimas y democráticamente electas, y al pueblo venezolano que expresa su repudio a la dictadura a través de manifestaciones pacíficas como la convocada para el próximo 16 de noviembre.

2. Apoyan, ante la ausencia de condiciones adecuadas para la realización de elecciones libres, el acuerdo aprobado por la Asamblea Nacional el 17 de septiembre, el cual ratifica la ruta política propuesta como salida para la crisis, y establece la permanencia del presidente Guaidó en la presidencia encargada del país, más allá del 5 de enero de 2020 y hasta el fin de la usurpación y la realización de elecciones presidenciales libres, justas, transparentes y con observación internacional.

3. Reiteran su apoyo a una solución política, pacífica, democrática, y liderada por los propios venezolanos como forma de resolver la grave y compleja crisis que atraviesa Venezuela. Reiteran la convicción de que solamente el pleno restablecimiento de la democracia permitirá superar la crisis política, económica, humanitaria y de derechos humanos. Rechazan la pretensión del régimen ilegítimo de convocar a elecciones parlamentarias anticipadas cuyo único fin es disolver la Asamblea Nacional legítima y democráticamente electa.

4. Advierten que la autodenominada “Mesa Nacional” del régimen ilegítimo no ofrece las garantías para el proceso creíble de diálogo y negociación que se requiere con la participación de la Asamblea Nacional con miras a resolver la crisis a través de la realización de elecciones presidenciales libres, justas y transparentes en Venezuela.

5. Deciden renovar y ampliar los esfuerzos conjuntos de los países del Grupo de Lima para exponer y denunciar, en todos los foros multilaterales y regionales, la situación producida por el régimen ilegítimo de Maduro.

6. Acuerdan realizar un esfuerzo concentrado y coordenado junto a países de otras regiones para exponer y denunciar la situación producida por el régimen ilegitimo de Maduro con miras a obtener su cooperación para una transición democrática en Venezuela.

7. Resuelven cooperar para presentar a la comunidad internacional la gravedad de la situación económica, política y humanitaria en Venezuela, como, por ejemplo, recogiendo testimonios de migrantes y refugiados venezolanos sobre violaciones de sus derechos humanos en aquel país.

8. Condenan los vínculos explícitos del régimen Maduro con grupos armados al margen de la ley y con organizaciones terroristas, y el amparo que otorga a la presencia de miembros del ELN y otros grupos armados ilegales, los cuales han encontrado en el territorio venezolano un santuario para la realización de sus actividades terroristas y criminales, lo que representa una clara amenaza a la paz, la estabilidad y la seguridad de la región.

9. Repudian las declaraciones de voceros del régimen ilegítimo que hacen apología de la violencia y la incitan en diferentes países de la región. Particularmente, rechazan en los términos más enérgicos las amenazas directas de la dictadura venezolana que han incluido el uso de misiles contra población civil en territorio colombiano.

10. Exhortan a los gobiernos que apoyan al régimen ilegítimo de Venezuela a favorecer la transición democrática. En especial, hacen un llamado a Cuba a ser parte de la solución a la crisis. Reiteran el llamado a que las alianzas por la paz y la prosperidad de los pueblos deben ir de la mano con el respeto al estado de derecho y al ejercicio de la democracia.

11. Notan que, una y otra vez, iniciativas de diálogo propiciadas por diversos actores son manipuladas por el régimen de Maduro, transformándolas en maniobras dilatorias para perpetuarse en el poder, que frustran la voluntad democrática de los venezolanos y, por lo tanto, deben ser evaluadas con cautela por parte de la comunidad internacional.

12. Condenan de la manera más enérgica la alarmante situación de los derechos humanos en Venezuela y reafirman su apoyo categórico a la resolución 42/25 del Consejo de Derechos Humanos que crea una misión internacional independiente de determinación de los hechos con mandato amplio y robusto, encargada de investigar las graves y sistemáticas violaciones de derechos humanos cometidas en Venezuela desde 2014, con miras a asegurar la rendición de cuentas de los violadores, la justicia para las víctimas y la garantía de no repetición.

13. Condenan el brutal asesinato de Edmundo Rada, dirigente del partido Voluntad Popular, instan a la inmediata liberación de todos los presos políticos en Venezuela y urgen a la comunidad internacional, en particular a la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, a actuar sin dilación para que los derechos de los venezolanos sean restablecidos y su integridad protegida.

14. Deploran profundamente que el régimen ilegítimo y dictatorial de Nicolás Maduro haya sido elegido al Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas. Esta elección, hecho lamentable que no debe repetirse, significa un atropello más a los derechos humanos de todos los venezolanos y un socavamiento al sistema internacional de derechos humanos de las Naciones Unidas.

15. Comparten las preocupaciones de la Comisión de Encuesta de la Organización Internacional del Trabajo sobre las violaciones recurrentes de derechos laborales y empresariales practicadas en Venezuela y lamentan la falta de cooperación del régimen ilegítimo con aquel órgano.

16. Reafirman su plena disposición de continuar realizando esfuerzos en otros Foros – como la Organización de los Estados Americanos (OEA) y al amparo del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) – para intensificar la cooperación jurídica, judicial y policial, con el objetivo de adoptar medidas concretas contra personas y entidades asociadas al régimen ilegítimo involucradas en actos de corrupción, actividades ilícitas de lavado de dinero, narcotráfico, terrorismo y su financiamiento.

17. Se comprometen a adoptar otras medidas adicionales de presión – excluyendo el uso de la fuerza – sobre el régimen de Maduro, con sanciones específicas que permitan avances en la transición democrática, de acuerdo con los respectivos ordenamientos jurídicos nacionales.

18. Reiteran que el mantenimiento del “status quo” en Venezuela no es una opción, como también ha sido reconocido por el Grupo Internacional de Contacto (GIC). Destacan la reunión sostenida por el Grupo de Lima con el GIC en Nueva York, el 25 de septiembre pasado y la decisión de trabajar de manera coordinada y complementaria, promoviendo también el acercamiento con otros actores de la comunidad internacional, con la finalidad de apoyar una solución política, pacífica y democrática a la crisis en Venezuela.

19. Anuncian su disposición de convocar una conferencia internacional con el acompañamiento del Banco Interamericano de Desarrollo, en los márgenes de su Asamblea General que se celebrará en marzo de 2020 en Barranquilla, Colombia, para apoyar los esfuerzos del legítimo Gobierno de Juan Guaidó para la implementación del “Plan País”, concebido para rescatar a Venezuela de la grave crisis económica y del colapso social.

20. Reconocen la importancia de los aportes financieros ya realizados y reiteran la necesidad de reforzar la asistencia financiera para los países de acogida de los migrantes venezolanos y, en ese sentido, saludan el llamado hecho por la “Conferencia Internacional de Solidaridad sobre la Crisis de Refugiados y Migrantes de Venezuela”, celebrada en Bruselas, en los días 28 y 29 de octubre, para lograr movilizar fondos sustanciales adicionales, así como la realización de una conferencia que logre nuevas contribuciones.

21. Dan la bienvenida a la decisión de realizar la I Reunión del Grupo de Amigos del Proceso de Quito, mecanismo de articulación y cooperación regional para dar respuesta a los desafíos que implica la masiva movilidad de nacionales venezolanos en los países de América Latina y el Caribe.

22. Destacan la participación en esta reunión de representantes de Ecuador, El Salvador, Estados Unidos, Unión Europea y el secretariado de la OEA, con quienes analizaron puntos de convergencia y su disposición para continuar apoyando los esfuerzos regionales que conduzcan a la celebración de elecciones presidenciales libres, justas, transparentes y con observación internacional en beneficio del pueblo venezolano.

23. Deciden continuar en sesión permanente.

Brasilia, 8 de noviembre del 2019

 

Variación en la asignación de diputados prevista por GAD3 y el CIS en cada circunscripción respecto al 28-A.

El reparto de escaños en las elecciones generales, con tantos contendientes con posibilidades en la pelea, se decidirá en muchas provincias por unos pocos votos. El último escaño de cada circunscripción será determinante para el resultado final, y podrá decantar la formación de mayorías. Así se presenta la batalla en cada provincia, ordenadas de mayor a menor número de diputados, a partir de las encuestas de GAD3 publicada en ABC y la del CIS.

Madrid (37 escaños)

En las elecciones generales del 28 de abril el PSOE ganó en Madrid con 11 escaños, seguido de Ciudadanos con ocho y el PP con siete. El CIS mantiene esa victoria, que incluso podría ser mayor, 11-12 escaños, seguido del PP, con 8-9.

En el reparto de esos últimos diputados que podrían decidirse por pocos votos están también el PP, Unidas Podemos, Cs y Vox. GAD3, por su parte, da un empate a 10 escaños entre socialistas y populares, mientras que Vox sería tercera fuerza con 7. Ambos dan por hecho dos diputados para Más País, los únicos que conseguiría el partido de Íñigo Errejón fuera de la Comunidad Valenciana, donde está aliado con Compromís.

GAD3. PP: 10, PSOE: 10, UP: 4, Cs: 4, Vox: 7, Más País: 2

CIS. PP: 8-9, PSOE: 11-12, UP: 5-6, Cs: 5-6, Vox: 4-5, Más País: 2

28-A. PP: 7, PSOE: 11, UP: 6, Cs: 8, Vox: 5

Barcelona (32 escaños)

En abril el PSOE ganó en Barcelona con 9 escaños, uno más que ERC. GAD3 vuelve a darle como ganador, y mejora la representación de los independentistas por la irrupción de los radicales de la CUP con tres escaños. El CIS considera que su estreno en el Congreso será menor, entre 1 y 2. Ese último escaño sin ganador claro lo pelearían con ERC y Unidas Podemos.

GAD3. PP: 2, PSOE: 9, UP: 5, Cs: 2, Vox: 2, ERC: 7, Junts: 2, CUP: 3

CIS. PP: 1, PSOE: 9, UP: 6-7, Cs: 2, Vox: 0, ERC: 9-10, Junts: 3, CUP: 1-2

28-A. PP: 1, PSOE: 9, UP: 6, Cs: 4, Vox: 1, ERC: 8, Junts: 3

Valencia (15 escaños)

El PSOE ganó el 28-A en Valencia con cuatro diputados. Tanto GAD3 como el CIS le vuelven a dar como ganador. Incluso podría mejorar su resultado, ya que ambas pronostican que podría subir a cinco escaños. Lo pelearía con el PP, según GAD3; o se lo disputaría con PP, UP, Vox y Més Compromís, según el CIS.

GAD3. PP: 3-4, PSOE: 4-5, UP: 2, Cs: 1, Vox: 3, Más País: 1

CIS. PP: 2-3, PSOE: 4-5, UP: 2-3, Cs: 2, Vox: 1-2, Más País: 1-2

28-A. PP: 3, PSOE: 4, UP: 2, Cs: 3, Vox: 2, Compromís: 1

Sevilla (12 escaños)

Vencedor claro el 28-A, con cinco escaños, el PSOE repetiría victoria el 10-N con el mismo resultado, según GAD3, o incluso mejor, según el CIS, que le concede entre 6 y 7 diputados. Ese último lo pelearía con el PP, que obtendría entre 1 y 2. GAD3 otorga a los populares entre 2-3. Ese tercer escaño que no obtuvo en abril lo pelearía con UP, que podría quedarse con uno si perdiera el segundo que consiguió el 28-A.

GAD3. PP: 2-3, PSOE: 5, UP: 1-2, Cs: 1, Vox: 2

CIS. PP: 1-2, PSOE: 6-7, UP: 2, Cs: 1, Vox: 1

28-A. PP: 2, PSOE: 5, UP: 2, Cs: 2, Vox: 1

Alicante (12 escaños)

El PSOE ganó en abril con cuatro escaños en Alicante. GAD3 le otorga el mismo resultado, pero el PP le empataría. No ocurre lo mismo con el pronóstico del CIS, donde lo socialistas incluso podrían subir un diputado, disputado con UP, que podría perder uno de los dos que consiguió. El CIS ha sido en conjunto la encuesta más generosa con el PSOE en su pronóstico, y quien publicó una horquillas de incertidumbre más amplias.

GAD3. PP: 4, PSOE: 4, UP: 1, Cs: 1, Vox: 2

CIS. PP: 3, PSOE: 4-5, UP: 1-2, Cs: 2, Vox: 1

28-A. PP: 3, PSOE: 4, UP: 2, Cs: 2, Vox: 1

Málaga (11 escaños)

Menos incertidumbre hay en Málaga. Tanto GAD3 como el CIS dan ganador al PSOE con los mismos escaños que en abril, cuatro. El CIS replica el resultado del 28-A en todos los partidos de la provincia, pero GAD3 estima un escaño más, el tercero, para el PP y un segundo para Vox, que perderían Ciudadanos y Unidas Podemos respectivamente.

GAD3. PP: 3, PSOE: 4, UP: 1, Cs: 1, Vox: 2

CIS. PP: 2, PSOE: 4, UP: 2, Cs: 2, Vox: 1

28-A. PP: 2, PSOE: 4, UP: 2, Cs: 2, Vox: 1

Murcia (10 escaños)

En Murcia, según el CIS, PP y PSOE empatarían a tres escaños. GAD3 también estima la misma mejora en los populares, que añadirían un diputado más a los dos logrados en abril. A su vez, pronostica igual mejora en Vox, de dos a tres diputados; mientras que el PSOE podría perder uno, en disputa con Unidas Podemos, que podría quedarse sin su único representante en la provincia.

GAD3. PP: 3, PSOE: 2-3, UP: 0-1, Cs: 1, Vox: 3

CIS. PP: 3, PSOE: 3, UP: 1, Cs: 1, Vox: 2

28-A. PP: 2, PSOE: 3, UP: 1, Cs: 2, Vox: 2

Cádiz (9 escaños)

Sin dudas de que el PSOE será el partido con más diputados en Cádiz, podría además ampliar su representación, según el CIS, y subir un escaño hasta cuatro. Aunque ese asiento también se lo disputarían PP, mejorando su resultado, y UP, a la defensiva.

GAD3. PP: 2, PSOE: 3, UP: 1, Cs: 1, Vox: 2

CIS. PP: 1-2, PSOE: 3-4, UP: 1-2, Cs: 1, Vox: 1

28-A. PP: 1, PSOE: 3, UP: 2, Cs: 2, Vox: 1

Islas Baleares (8 escaños)

Vencedor aventajado el 28-A, el PSOE repetirá victoria en Islas Baleares, con un mejor resultado según el CIS (de tres pasaría a cuatro escaños), o con un PP acortando distancias (de uno pasa a dos escaños), según GAD3.

GAD3. PP: 2, PSOE: 3, UP: 1, Cs: 1, Vox: 1

CIS. PP: 1, PSOE: 4, UP: 1-2, Cs: 2, Vox: 0-1

28-A. PP: 1, PSOE: 3, UP: 2, Cs: 1, Vox: 1

Las Palmas (8 escaños)

Pocos cambios entre los partidos más votados en Las Palmas. Tanto GAD3 como el CIS replican los resultados del 28-A del PSOE y PP, tres y dos escaños respectivamente. Ambos estiman que UP perderá uno de los dos logrados. GAD3 se lo otorga a Vox, mientras que el CIS coloca a Coalición Canaria en disputa con los de Abascal por ese asiento.

GAD3. PP: 2, PSOE: 3, UP: 1, Cs: 1, Vox: 1, CC:0

CIS. PP: 2, PSOE: 3, UP: 1, Cs: 1, Vox: 0-1, CC:0-1

28-A. PP: 2, PSOE: 3, UP: 2, Cs: 1, Vox: 0, CC:0

La Coruña (8 escaños)

Empatados a tres escaños PP y PSOE el 28-A, GAD3 mantiene el resultado, mientras que el CIS da posibilidades al PSOE de conseguir uno más, en disputa con Unidas Podemos, que también podría subir uno a costa de Ciudadanos. Ambas encuestas ven claro que el partido naranja pierde a su único representante.

GAD3. PP: 3, PSOE: 3, UP: 1, Cs: 0, Vox: 0, BNG: 1

CIS. PP: 3, PSOE: 3-4, UP: 1-2, Cs: 0, Vox: 0, BNG: 0

28-A. PP: 3, PSOE: 3, UP: 1, Cs: 1, Vox: 0, BNG: 0

Vizcaya (8 escaños)

El PP tendría representante en esta ocasión, según GAD3, a costa de uno de los dos de Unidas Podemos. El CIS también pronostica el mismo retroceso del partido morado, aunque cree que se lo disputarán entre PSOE y PNV.

GAD3. PP: 1, PSOE: 2, UP: 1, Cs: 0, Vox: 0, PNV: 3, Bildu: 1

CIS. PP: 0, PSOE: 3-4, UP: 1, Cs: 0, Vox: 0, PNV: 3-4, Bildu: 1

28-A. PP: 0, PSOE: 2, UP: 2, Cs: 0, Vox: 0, PNV: 3, Bildu: 1

Granada (7 escaños)

Mientras el CIS pronostica la repetición de los resultados en Granada, partido por partido, GAD3 quita uno a Ciudadanos en favor del PP.

GAD3. PP: 2, PSOE: 3, UP: 1, Cs: 0, Vox: 1

CIS. PP: 1, PSOE: 3, UP: 1, Cs: 1, Vox: 1

28-A. PP: 1, PSOE: 3, UP: 1, Cs: 1, Vox: 1

Zaragoza (7 escaños)

Tanto GAD3 como PSOE prevén una subida del PP respecto al 28-A. Los populares pasarían de uno a dos escaños a costa de uno perdido por los socialistas, según GAD-3, o a costa de uno que perderían Cs o Vox, según el CIS.

GAD3. PP: 2, PSOE: 2, UP: 1, Cs: 1, Vox: 1

CIS. PP: 2, PSOE: 3, UP: 1, Cs: 0-1, Vox: 0-1

28-A. PP: 1, PSOE: 3, UP: 1, Cs: 1, Vox: 1

Santa Cruz de Tenerife (7 escaños)

El empate a dos entre PSOE y Coalición Canaria se romperá. Los socialistas se harán con tres y los regionalistas se quedarán con uno, según pronostican tanto GAD3 como el CIS. El PP arrebatará su asiento a Cs y subirá a dos escaños, según GAD3.

GAD3. PP: 2, PSOE: 3, UP: 1, Cs: 0, Vox: 0, CC:1

CIS. PP: 1, PSOE: 3, UP: 1, Cs: 1, Vox: 0, CC:1

28-A. PP: 1, PSOE: 2, UP: 1, Cs: 1, Vox: 0, CC:2

Pontevedra (7 escaños)

Empate a tres en Pontevedra entre PSOE y PP, según GAD3, después de que los populares arrebaten su escaño a Ciudadanos, que quedaría sin representante. El CIS, por su parte, replica los resultados de abril en su pronóstico, con victoria socialista.

GAD3. PP: 3, PSOE: 3, UP: 1, Cs: 0, Vox: 0

CIS. PP: 2, PSOE: 3, UP: 1, Cs: 1, Vox: 0

28-A. PP: 2, PSOE: 3, UP: 1, Cs: 1, Vox: 0

Asturias (7 escaños)

El PP, según GAD3, de nuevo subirá un escaño en Asturias a costa de Ciudadanos. El CIS pronostica que el partido naranja conserva su asiento, mientras que Vox lo perderá y se lo disputarán entre socialistas y populares. En cualquier caso, el PSOE volverá a ganar en la provincia.

GAD3. PP: 2, PSOE: 3, UP: 1, Cs: 0, Vox: 1

CIS. PP: 1-2, PSOE: 3-4, UP: 1, Cs: 1, Vox: 0

28-A. PP: 1, PSOE: 3, UP: 1, Cs: 1, Vox: 1

Almería (6 escaños)

Triple empate a dos entre PP, PSOE y Vox, según GAD3, después de que los de Abascal arrebaten su único asiento a Ciudadanos. El CIS mantiene en uno los escaños de Vox y Cs, mientras que ve posible que UP pierda el suyo en una disputa con los socialistas.

GAD3. PP: 2, PSOE: 2, UP: 0, Cs: 0, Vox: 2

CIS. PP: 1, PSOE: 2-3, UP: 0-1, Cs: 1, Vox: 1

28-A. PP: 2, PSOE: 2, UP: 0, Cs: 1, Vox: 1

Córdoba (6 escaños)

El PSOE mejorará en Córdoba, según el CIS, y pasará de dos a tres escaños a costa de arrebatar uno bien a Ciudadanos o bien a Vox, que se pelearían por el último a repartir. GAD3 mantiene en dos el resultado del PSOE y sube uno al PP, que empataría con los socialistas después de quitarle el asiento al partido naranja.

GAD3. PP: 2, PSOE: 2, UP: 1, Cs: 0, Vox: 1

CIS. PP: 1, PSOE: 3, UP: 1, Cs: 0-1, Vox: 0-1

28-A. PP: 1, PSOE: 2, UP: 1, Cs: 1, Vox: 1

Toledo (6 escaños)

Triple empate a dos, según GAD3, entre PSOE, PP y Vox, que arrebataría su único asiento a Ciudadanos. El CIS no ve tan claro que Cs pierda su escaño, aunque no se lo disputaría con Vox sino con el PSOE, que podría subir a tres y deshacer el empate.

GAD3. PP: 2, PSOE: 2, UP: 0, Cs: 0, Vox: 2

CIS. PP: 2, PSOE: 2-3, UP: 0, Cs: 0-1, Vox: 1

28-A. PP: 2, PSOE: 2, UP: 0, Cs: 1, Vox: 1

Gerona (6 escaños)

ERC volverá a ganar en Gerona con tres escaños, según las encuestas. GAD3 pronostica un representante para los radicales de la CUP, en detrimento de Junts. El CIS prevé también la caída de la antigua convergencia, aunque otorga ese escaño perdido a En Comú Podem.

GAD3. PP: 0, PSOE: 1, UP: 0, Cs: 0, Vox: 0, ERC: 2-3, Junts: 1, CUP: 1

CIS. PP: 0, PSOE: 1, UP: 1, Cs: 0, Vox: 0, ERC: 3, Junts: 1, CUP: 0

28-A. PP: 0, PSOE: 1, UP: 0, Cs: 0, Vox: 0, ERC: 3, Junts: 2

Tarragona (6 escaños)

Disparidad en el análisis sobre Tarragona. GAD3 mantiene la victoria de ERC, con dos escaños, y da uno al PP en detrimento de Ciudadanos. El CIS también quita un asiento a Cs y sube al PSOE de uno a 2 o 3 escaños. El tercero estaría en disputa con Junts, que podría perder su único representante en la provincia.

GAD3. PP: 1, PSOE: 1, UP: 1, Cs: 0, Vox: 0, ERC: 2, Junts: 1, CUP: 0

CIS. PP: 0, PSOE: 2-3, UP: 1, Cs: 0, Vox: 0, ERC: 2, Junts: 0-1, CUP: 0

28-A. PP: 0, PSOE: 1, UP: 1, Cs: 1, Vox: 0, ERC: 2, Junts: 1

Badajoz (6 escaños)

Nuevo escaño perdido por Ciudadanos en favor del PP, según la previsión de GAD3, que da vencedor al PSOE con tres diputados, los mismos que el 28-A. El CIS considera que ese escaño que podrían ganar los populares se lo tendrán que disputar con los socialistas, mientras que Cs no perderá sus representantes, sino que lo hará Vox.

GAD3. PP: 2, PSOE: 3, UP: 0, Cs: 0, Vox: 1

CIS. PP: 1-2, PSOE: 3-4, UP: 0, Cs: 1, Vox: 0

28-A. PP: 1, PSOE: 3, UP: 0, Cs: 1, Vox: 1

Guipúzcoa (6 escaños)

Nada cambiará en Guipúzcoa respecto el 28-A, partido por partido, según coinciden GAD3 y el CIS. PNV y Bildu quedarán empatados a dos escaños, uno tendrá el PSOE y otro UP.

GAD3. PP: 0, PSOE: 1, UP: 1, Cs: 0, Vox: 0, PNV: 2, Bildu: 2

CIS. PP: 0, PSOE: 1, UP: 1, Cs: 0, Vox: 0, PNV: 2, Bildu: 2

28-A. PP: 0, PSOE: 1, UP: 1, Cs: 0, Vox: 0, PNV: 2, Bildu: 2

Huelva (5 escaños)

El PSOE subirá en Huelva de los dos escaños logrados el 28-A a tres, según coinciden las encuestas. El CIS pronostica que lo perderá Cs, mientras que GAD3 prevé además que UP también quedará sin representante y Vox obtendrá diputado.

GAD3. PP: 1, PSOE: 3, UP: 0, Cs: 0, Vox: 1

CIS. PP: 1, PSOE: 3, UP: 0, Cs: 1, Vox: 0

28-A. PP: 1, PSOE: 2, UP: 1, Cs: 1, Vox: 0

Jaén (5 escaños)

Victoria clara del PSOE en Jaén, que repetirá sus tres escaños, según las encuestas. GAD3 estima que Vox arrebatará a Cs el asiento ganado el 28-A.

GAD3. PP: 1, PSOE: 3, UP: 0, Cs: 0, Vox: 1

CIS. PP: 1, PSOE: 3, UP: 0, Cs: 1, Vox: 0

28-A. PP: 1, PSOE: 3, UP: 0, Cs: 1, Vox: 0

Cantabria (5 escaños)

El PP subirá, según coinciden las encuestas. El CIS le otorga dos escaños, los mismos que al PSOE; aunque GAD3 considera que ese segundo no está tan asegurado.

GAD3. PP: 1-2, PSOE: 1-2, UP: 0, Cs: 0, Vox: 1, PRC: 1

CIS. PP: 2, PSOE: 2, UP: 0, Cs: 0-1, Vox: 0, PRC: 0-1

28-A. PP: 1, PSOE: 2, UP: 0, Cs: 1, Vox: 0, PRC: 1

Ciudad Real (5 escaños)

El PP subirá a dos escaños en Ciudad Real, coinciden las encuestas. Según GAD3 será otra vez a costa de Ciudadanos, mientras que el CIS se lo quita a Vox, y el de Cs lo pone en disputa con los socialistas, con opciones de lograr un tercero.

GAD3. PP: 2, PSOE: 2, UP: 0, Cs: 0, Vox: 1

CIS. PP: 2, PSOE: 2-3, UP: 0, Cs: 0-1, Vox: 0

28-A. PP: 1, PSOE: 2, UP: 0, Cs: 1, Vox: 1

Valladolid (5 escaños)

En Valladolid, otro escaño de Ciudadanos que acabará en el PP, según GAD3, o que se disputará entre populares y socialistas, según el CIS, que además quita su diputado a Vox en favor de Unidas Podemos.

GAD3. PP: 2, PSOE: 2, UP: 0, Cs: 0, Vox: 1

CIS. PP: 1-2, PSOE: 2-3, UP: 1, Cs: 0, Vox: 0

28-A. PP: 1, PSOE: 2, UP: 0, Cs: 1, Vox: 1

Navarra (5 escaños)

Mismo resultado que el 28-A, según GAD3, con empate a dos entre Navarra Suma y PSOE. El CIS no mantiene el segundo escaño al PSOE, sino que se lo asigna a Bildu, que lograría un representante.

GAD3. NA+: 2, PSOE: 2, UP: 1, Vox: 0, Bildu: 0

CIS. NA+: 2, PSOE: 1, UP: 1, Vox: 0, Bildu: 1

28-A. NA+: 2, PSOE: 2, UP: 1, Vox: 0, Bildu: 0

Castellón (5 escaños)

El PP sube a dos escaños en Castellón, según coinciden ambos sondeos, y empatará con el PSOE. Según el CIS se lo arrebatará a Cs. GAD3, además de quitar su representante a Ciudadanos, otorga uno a Vox y da por perdido el logrado por Unidas Podemos el 28-A.

GAD3. PP: 2, PSOE: 2, UP: 0, Cs: 0, Vox: 1

CIS. PP: 2, PSOE: 2, UP: 1, Cs: 0, Vox: 0

28-A. PP: 1, PSOE: 2, UP: 1, Cs: 1, Vox: 0

Albacete (4 escaños)

Ciudadanos perderá su escaño en Albacete, según coinciden ambas encuestas. Será para Vox, según GAD3, o será para el PSOE, según el CIS.

GAD3. PP: 1, PSOE: 2, UP: 0, Cs: 0, Vox: 1

CIS. PP: 1, PSOE: 3, UP: 0, Cs: 0, Vox: 0

28-A. PP: 1, PSOE: 2, UP: 0, Cs: 1, Vox: 0

Burgos (4 escaños)

En Burgos, otro escaño perdido de Ciudadanos. Acabará en manos de Vox, según GAD3, o del PP, según el CIS.

GAD3. PP: 2, PSOE: 1, UP: 0, Cs: 0, Vox: 1

CIS. PP: 2, PSOE: 2, UP: 0, Cs: 0, Vox: 0

28-A. PP: 1, PSOE: 2, UP: 0, Cs: 1, Vox: 0

León (4 escaños)

En León, Ciudadanos también se quedará sin su diputado. Se lo quedará Vox, según GAD3, o el PP, según el CIS.

GAD3. PP: 1, PSOE: 2, UP: 0, Cs: 0, Vox: 1

CIS. PP: 2, PSOE: 2, UP: 0, Cs: 0, Vox: 0

28-A. PP: 1, PSOE: 2, UP: 0, Cs: 1, Vox: 0

Salamanca (4 escaños)

En Salamanca, otro escaño perdido por Ciudadanos en favor de Vox, según GAD3. El CIS cree que Cs tiene posibilidades de mantener su único representante, aunque se lo disputará de cerca el PSOE.

GAD3. PP: 2, PSOE: 1, UP: 0, Cs: 0, Vox: 1

CIS. PP: 2, PSOE: 1-2, UP: 0, Cs: 0-1, Vox: 0

28-A. PP: 2, PSOE: 1, UP: 0, Cs: 1, Vox: 0

Lérida (4 escaños)

El resultado del 28-A se repetirá en Lérida partido por partido, según GAD3, con ERC como ganador con dos escaños. El CIS considera que los independentistas podrían alcanzar un tercer diputado, a costa de Junts, que se quedaría sin representante.

GAD3. PP: 0, PSOE: 1, UP: 0, Cs: 0, Vox: 0, ERC: 2, Junts: 1, CUP: 0

CIS. PP: 0, PSOE: 1, UP: 0, Cs: 0, Vox: 0, ERC: 2-3, Junts: 0-1, CUP: 0

28-A. PP: 0, PSOE: 1, UP: 0, Cs: 0, Vox: 0, ERC: 2, Junts: 1

Cáceres (4 escaños)

En Cáceres, otro escaño que Vox arrebatará a Ciudadanos, según GAD3; mientras que el CIS prevé que el representante que pierde Cs será el tercer diputado del PSOE en la provincia.

GAD3. PP: 1, PSOE: 2, UP: 0, Cs: 0, Vox: 1

CIS. PP: 1, PSOE: 3, UP: 0, Cs: 0, Vox: 0

28-A. PP: 1, PSOE: 2, UP: 0, Cs: 1, Vox: 0

Lugo (4 escaños)

Nada cambiará en Lugo el 10-N, según las encuestas. El bipartidismo sigue fuerte en la provincia: dos escaños para el PP y otros dos para el PSOE.

GAD3. PP: 2, PSOE: 2, UP: 0, Cs: 0, Vox: 0, BNG: 0

CIS. PP: 2, PSOE: 2, UP: 0, Cs: 0, Vox: 0, BNG: 0

28-A. PP: 2, PSOE: 2, UP: 0, Cs: 0, Vox: 0

Orense (4 escaños)

Como en Lugo, Orense es otro reducto del bipartidismo. De nuevo, dos escaños para el PP y dos para el PSOE según ambas encuestas.

GAD3. PP: 2, PSOE: 2, UP: 0, Cs: 0, Vox: 0, BNG: 0

CIS. PP: 2, PSOE: 2, UP: 0, Cs: 0, Vox: 0, BNG: 0

28-A. PP: 2, PSOE: 2, UP: 0, Cs: 0, Vox: 0

La Rioja (4 escaños)

El bipartidismo se recuperará en La Rioja. Tanto GAD3 como el CIS conceden al PP su segundo escaño, los mismos que el PSOE, a costa de Ciudadanos.

GAD3. PP: 2, PSOE: 2, UP: 0, Cs: 0, Vox: 0

CIS. PP: 2, PSOE: 2, UP: 0, Cs: 0, Vox: 0

28-A. PP: 1, PSOE: 2, UP: 0, Cs: 1, Vox: 0

Álava (4 escaños)

Según el pronóstico de GAD3, El PP recuperará el escaño perdido en Álava en abril, en manos de Bildu por menos de 400 votos. Los herederos de Batasuna se disputarán esta vez el último escaño con Unidas Podemos, que podría perder el suyo. El CIS deja al PP sin oportunidades y replica el cuádruple empate a uno del 28-A entre PNV, PSOE, UP y Bildu.

GAD3. PP: 1, PSOE: 1, UP: 0-1, Cs: 0, Vox: 0, PNV: 1, Bildu: 0-1

CIS. PP: 0, PSOE: 1, UP: 1, Cs: 0, Vox: 0, PNV: 1, Bildu: 1

28-A. PP: 0, PSOE: 1, UP: 1, Cs: 0, Vox: 0, PNV: 1, Bildu: 1

Huesca (3 escaños)

Ciudadanos perderá su representante en Huesca, según coinciden ambas encuestas, y acabará en la fuerza más votada, el PSOE.

GAD3. PP: 1, PSOE: 2, UP: 0, Cs: 0, Vox: 0

CIS. PP: 1, PSOE: 2, UP: 0, Cs: 0, Vox: 0

28-A. PP: 1, PSOE: 1, UP: 0, Cs: 1, Vox: 0

Teruel (3 escaños)

También en Teruel Ciudadanos se quedará sin su diputado. Será para el PSOE, según el CIS, o para Teruel Existe, según GAD3.

GAD3. PP: 1, PSOE: 1, UP: 0, Cs: 0, Vox: 0, Teruel Existe: 1

CIS. PP: 1, PSOE: 2, UP: 0, Cs: 0, Vox: 0

28-A. PP: 1, PSOE: 1, UP: 0, Cs: 1, Vox: 0

Cuenca (3 escaños)

Vox arrebatará uno de los dos escaños que el PSOE logró el 28-A en Cuenca, según GAD3. El CIS no espera cambios respecto a abril: ve ganador a los socialistas.

GAD3. PP: 1, PSOE: 1, UP: 0, Cs: 0, Vox: 1

CIS. PP: 1, PSOE: 2, UP: 0, Cs: 0, Vox: 0

28-A. PP: 1, PSOE: 2, UP: 0, Cs: 0, Vox: 0

Guadalajara (3 escaños)

Ciudadanos perderá su escaño en Guadalajara, según los sondeos, y se lo quedará Vox, según GAD3, o se lo disputarán entre PSOE y Vox, según el CIS.

GAD3. PP: 1, PSOE: 1, UP: 0, Cs: 0, Vox: 1

CIS. PP: 1, PSOE: 1-2, UP: 0, Cs: 0, Vox: 0-1

28-A. PP: 1, PSOE: 1, UP: 0, Cs: 1, Vox: 0

Ávila (3 escaños)

En Ávila, Ciudadanos también perderá su escaño, según los sondeos. Será para la fuerza más votada, el PP, según el CIS; o para Vox, según GAD3.

GAD3. PP: 1, PSOE: 1, UP: 0, Cs: 0, Vox: 1

CIS. PP: 2, PSOE: 1, UP: 0, Cs: 0, Vox: 0

28-A. PP: 1, PSOE: 1, UP: 0, Cs: 1, Vox: 0

Palencia (3 escaños)

Las encuestas coinciden en que el PP, la fuerza más votada en Palencia, arrebatará a Ciudadanos el representante que logró en abril.

GAD3. PP: 2, PSOE: 1, UP: 0, Cs: 0, Vox: 0

CIS. PP: 2, PSOE: 1, UP: 0, Cs: 0, Vox: 0

28-A. PP: 1, PSOE: 1, UP: 0, Cs: 1, Vox: 0

Segovia (3 escaños)

Vox se quedará con el escaño en que Ciudadanos perderá en Segovia, según GAD3. El CIS calcula que Cs tiene opciones de retenerlo, aunque se lo disputará de cerca la fuerza más votada en la provincia, el PSOE.

GAD3. PP: 1, PSOE: 1, UP: 0, Cs: 0, Vox: 1

CIS. PP: 1, PSOE: 1-2, UP: 0, Cs: 0-1, Vox: 0

28-A. PP: 1, PSOE: 1, UP: 0, Cs: 1, Vox: 0

Zamora (3 escaños)

Ciudadanos se quedará sin el representante que logró el 28-A en Zamora, y acabará en la fuerza más votada, según coinciden las encuestas. Ese primer puesto, y los dos escaños, serán para el PP, según GAD3; aunque el CIS estima que será el PSOE quien acabará en primera posición y, por tanto, merecerá los dos diputados.

GAD3. PP: 2, PSOE: 1, UP: 0, Cs: 0, Vox: 0

CIS. PP: 1, PSOE: 2, UP: 0, Cs: 0, Vox: 0

28-A. PP: 1, PSOE: 1, UP: 0, Cs: 1, Vox: 0

Soria (2 escaños)

Sin cambios en una provincia que solo reparte dos escaños. En Soria, de nuevo, uno será para el PP y otro para el PSOE.

GAD3. PP: 1, PSOE: 1, UP: 0, Cs: 0, Vox: 0

CIS. PP: 1, PSOE: 1, UP: 0, Cs: 0, Vox: 0

28-A. PP: 1, PSOE: 1, UP: 0, Cs: 0, Vox: 0

Ceuta (1 escaños)

Sin cambios en Ceuta. El PSOE mantendrá el escaño logrado el 28-A.

GAD3. PP: 0, PSOE: 1, UP: 0, Cs: 0, Vox: 0

CIS. PP: 0, PSOE: 1, UP: 0, Cs: 0, Vox: 0

28-A. PP: 0, PSOE: 1, UP: 0, Cs: 0, Vox: 0

Melilla (1 escaños)

Sin cambios en Melilla. El PP mantendrá el escaño logrado el 28-A.

GAD3. PP: 1, PSOE: 0, UP: 0, Cs: 0, Vox: 0

CIS. PP: 1, PSOE: 0, UP: 0, Cs: 0, Vox: 0

28-A. PP: 1, PSOE: 0, UP: 0, Cs: 0, Vox: 0

Luis Cano

 

El multimillonario está dando los pasos formales para registrar su presencia en las primarias de Alabama, cuyo plazo para estar en las papeletas se cierra este viernes.

Michael Bloomberg, una de las mayores fortunas del mundo y ex alcalde de Nueva York, está a las puertas de desembarcar en las primarias demócratas como candidato a la presidencia de EE.UU. La noticia, revelada ayer por varios medios estadounidenses, supondría una sacudida fenomenal a la carrera por conseguir la nominación del partido demócrata.

Bloomberg está dando los pasos formales para registrar su presencia en las primarias de Alabama, cuyo plazo para estar en las papeletas se cierra este viernes. En otros estados, como New Hampshire -uno de las paradas decisivas en las primarias, por ser el segundo estado en votar y uno de los considerados «bisagra» y Arkansas el plazo acaba la semana que viene.

La decisión de Bloomberg no está tomada al completo, pero la puesta en marcha de esos procesos marca que lo considera con seriedad. Deshojará la margarita en cuestión de días.

Su participación en las primarias supondría un cambio radical de postura para Bloomberg, que el pasado marzo confirmó que no se presentaría. «Creo que le ganaría a Donald Trump en las elecciones», dijo entonces. «Pero tengo muy claro que me sería difícil ganar la nominación demócrata con tantos candidatos».

No hay duda de que buena parte de la decisión de Bloomberg, un candidato centrista, tiene que ver con Joe Biden. En marzo, Biden parecía un favorito irremediable, dominaba en las encuestas y no había sufrido exposición pública. Han pasado los meses y la salud de su candidatura es muy diferente: su desempeño en los debates ha sido mediocre, se duda de la capacidad para enfrentarse a Trump en el final de las elecciones y tiene la sombra de un «impeachment» o proceso político al presidente de EE.UU. que le podría salpicar (el motivo de la recusación tiene que ver con presiones a Ucrania para perjudicar a Biden).

«Tenemos que acabar el trabajo y asegurarnos de que Trump es derrotado», ha asegurado Howard Wolfson, el principal asesor de Bloomberg, a «The Washington Post». «Pero Mike (en referencia a Bloomberg) está cada vez más preocupado de que la actual nómina de candidatos no está bien posicionada para lograrlo».

La situación es propicia para el desembarco de Bloomberg: si la erosión de Biden continua, hay espacio para un candidato que convenza al voto moderado. El ex vicepresidente con Barack Obama sería la gran víctima de la candidatura de Bloomberg, que le podría robar buena parte de su espacio político en el partido demócrata, con la promesa de atraer además a los independientes y a los republicanos moderados en la batalla final contra Trump.

También habría que ver cómo afecta su llegada a los dos candidatos izquierdistas que van detrás de Biden en las encuestas, los senadores Elizabeth Warren y Bernie Sanders, y que asustan al «establishment» demócrata y a los centristas. Por un lado, les puede beneficiar que se fragmente el voto moderado, pero, por otro, suman un rival de entidad en la otra punta del espectro político.

«Más multimillonarios buscando más poder político seguro que no es el cambio que EE.UU. necesita», aseguró Faiz Shakir, el director de campaña de Sanders, a «The New York Times». Por su parte, Warren se limitó a tuitear un mensaje irónico: «Algunos multimillonarios parecen confundidos sobre cuánto deberían pagar con mi impuesto de "dos céntimos a los ricos"», dijo, en una propuesta fiscal que en primavera Bloomberg consideró «probablemente inconstitucional».

Bloomberg entraría en campaña con el músculo financiero de su fortuna, pero con mucho cuesta arriba: no podrá participar en los debates al no haber recaudado fondos para la campaña, sin haber desarrollado apoyos en estados clave y con una aceptación débil entre el electorado demócrata. Una encuesta de octubre de «Fox News» aseguraba que si Bloomberg entraba en las primarias solo tendría un apoyo entusiasta del 6% de los electores, mientras que el 32% asegurada que nunca le votaría.

Javier Ansorena

Página 12 de 41

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…