Internacionales

Internacionales (472)

 

La presidenta interina, Jeanine Áñez, promulga la ley que anula los comicios de octubre y permitirá convocar otros.

«Llega el tiempo de la reconciliación, que Dios bendiga a toda Bolivia». Así cerró este domingo su intervención la presidenta interina del país andino, Jeanine Áñez, tras estampar su firma en la ley que anula las elecciones fraudulentas del pasado 20 y establece la celebración de unas nuevas.

Tras su aprobación por unanimidad en las dos cámaras de la Asamblea Legislativa a lo largo del sábado, Áñez promulgó la llamada Ley de Régimen Excepcional y Transitorio para la Realización de Elecciones Generales, que impedirá presentarse como candidatos ejercer dos mandatos consecutivos en sus cargos y deja fuera, por tanto, al expresidente Evo Morales y el exvicepresidente Álvaro García Linera, ambos ahora en México como asilados políticos. «Queridos compatriotas: nadie se rinde, nadie se cansa; estoy muy orgullosa de esta ley», recalcó Áñez.

Para celebrar las nuevas elecciones la Asamblea Legislativa debe designar a los nuevos miembros del Tribunal Supremo Electoral, para lo que se establece un plazo de 20 días tras la entrada en vigor de la ley. Una vez que tomen posesión, tendrán dos días para aprobar el calendario de las elecciones.

 

Las elecciones se tendrán que celebrar en el plazo de 120 días a partir de entonces, por lo que en total podrían demorarse casi cinco meses a partir de ahora. Estos plazos permiten superar el actual mandato de los legisladores y de la presidencia, que concluye el 22 de enero, y por lo tanto que Jeanine Áñez siga como mandataria transitoria más allá de esa fecha.

Morales podrá regresar a su país si lo desea, ya que no tiene prohibida la entrada, pero el ministro interino de la Presidencia, Jerjes Justiniano, advirtió de que se arriesga a ser procesado judicialmente, según recoge Efe.

Entre tanto, la mesa de diálogo creada el sábado con la participación del Gobierno, organizaciones sociales y legisladores consensuó otro proyecto de ley para dar garantías de seguridad y derechos políticos y garantizar que un eventual procesamiento de dignatarios se haga por la vía constitucional y legal, informa Ep. Además, pactó renegociar el Decreto 4078, que exime de responsabilidad penal a las fuerzas de seguridad en su intervención contra las protestas contra.

 

La economía del país latinoamericano se contrae un 0,1% en el primer semestre del año y se estanca en el tercer trimestre.

La economía mexicana ahonda su travesía de bajo crecimiento. El Producto Interior Bruto de la segunda potencia latinoamericana cayó un 0,1% en el primer semestre del año y apenas avanzó un 0,01% en el tercer trimestre, según cifras revisadas del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) publicadas este martes. Los resultados quedan lejos del objetivo del presidente Andrés Manuel López Obrador de crecer a un 4% anual.

La revisión a la baja del último trimestre de 2018 y del segundo trimestre de 2019 -de un crecimiento del 0,02% a una contracción del 0,06%, en este último caso- dibuja un panorama de caídas en tres trimestres consecutivos, una barrera que los economistas consideran recesión técnica.

El sector más golpeado durante los primeros nueve meses del año es el secundario con una contracción del 1,7% respecto al mismo periodo del año anterior. La industria lleva tiempo dando señales de estancamiento, con caídas muy pronunciadas en sectores como el de la construcción o la minería. El sector primario, que incluye la agricultura y la ganadería, y el de servicios capearon mejor el temporal con crecimientos del 2,2% y 0,6%, respectivamente, de acuerdo con cifras desestacionalizadas.

Con esta última revisión, México se encamina a una baja cifra de crecimiento para 2019, ya anunciada por los organismos internacionales. El Fondo Monetario Internacional rebajó en octubre la proyección anual hasta situarla en un 0,4%, cinco décimas menos que en la estimación anterior. La Cepal es aún menos optimista; espera que el país crezca un 0,2%. De cara al 2020, ambos organismos apuntan a una modesta recuperación de la economía y sitúan el crecimiento en torno al 1,2%.

Este bajo crecimiento se da con la desaceleración mundial como fondo de pantalla. Además, el sexenio de Andrés Manuel López Obrador inició con algunas decisiones que sembraron la incertidumbre en el sector empresarial, como la cancelación del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México pese a llevar un 30% de avance en las obras. La petrolera estatal Pemex, la mayor empresa del país, sigue en una senda de pérdidas millonarias y baja producción.

Pese a los malos resultados, la Administración de López Obrador ha apuntado a otras señales para suavizar el panorama. La semana pasada, la Secretaría de Economía reportó un incremento del 7,8% en inversión extranjera directa en los primeros nueve meses del año comparado con el mismo periodo de 2018.

“México es un país atractivo para la inversión extranjera, aun cuando no haya disponibilidad de capitales”, dijo la secretaria de Economía, Graciela Márquez Colín. El ejecutivo confía en superar el bache con medidas de estímulo como un plan de infraestructura que espera movilizar unos 158.000 millones de pesos en inversión privada, unos 8.000 millones de dólares.

Jon Martín Cullell

Lunes, 25 Noviembre 2019 00:00

Empate técnico en las elecciones en Uruguay

Escrito por

 

El candidato de la derecha logra una ventaja de 28.666 votos frente a su rival con el 100% del escrutinio. Los sufragios tendrán que contarse de nuevo para poder declarar un ganador.

Después de una noche electoral de infarto y un escrutinio inédito por la igualdad, habrá que esperar que la Corte Electoral examine todos los votos para anunciar el nombre del vencedor de las presidenciales uruguayas. Con el 100% escrutado, el resultado es un empate técnico con una leve ventaja para el líder de la coalición de derecha, Luis Lacalle Pou, que ha sacado 28.666 votos más que su rival, Daniel Martínez. El margen es tan estrecho que habrá que contar todos los sufragios de nuevo, lo que podría alargarse hasta el jueves.

Ha sido un vuelco totalmente inesperado, ya que hace 48 horas todos los sondeos le daban una amplia ventaja a Lacalle Pou frente al candidato del Frente Amplio. Es pronto para buscar explicaciones, pero se especula con un voto oculto a favor de la izquierda y del posible impacto de un vídeo del general Manini Ríos, jefe de filas del partido de extrema derecha Cabildo Abierto, que violó el jueves la veda electoral con un mensaje a los soldados pidiéndoles su voto.

Otro factor que se señala es una movilización de los uruguayos del exterior, que fueron a votar este domingo de forma masiva. En cualquier caso, los festejos se han interrumpido en la sede del partido de Lacalle Pou, del Partido Nacional (PN), y todo el país está a la espera.

Los sondeos publicados la semana antes de la votación le atribuían entre cinco y ocho puntos de ventaja a la coalición de derechas, con una cifra de indecisos que rondaba el 6%, lo que parecía indicar que acabaría con 15 años de Gobierno del izquierdista Frente Amplio. Por bien que resulten los comicios a Martínez, la izquierda, que obtuvo tres mayorías parlamentarias consecutivas hasta estas presidenciales, puede lamentarse por haber perdido numerosos votantes desde las elecciones de 2014.

La creación de una coalición en torno al líder del Partido Nacional, Lacalle Pou, parecía el factor determinante para el vuelco político. Con el 28% de los votos en la primera vuelta, el PN logró sumar al otro partido tradicional de Uruguay, el Partido Colorado, con el 12% de los votos, y a Cabildo Abierto, con el 10%, formación creada este año por el general Ríos, una versión uruguaya de Bolsonaro, que ha defendido a los torturadores de la dictadura uruguaya (1973-1984) y es abiertamente homófoba y antifeminista. La coalición también ha tenido el apoyo de varios partidos pequeños del arco conservador.

Luis Lacalle Pou, de 46 años de edad, es un experimentado parlamentario —fue diputado a los 20 años— y ya se presentó en 2014 a las presidenciales por su partido, elección que perdió frente al actual presidente, Tabaré Vázquez. El domingo acudió a votar y afirmó que, en caso de victoria, no dará a conocer el nombre de sus eventuales ministros. Así, se mantendrá una de las principales incógnitas de estos comicios: la articulación y los equilibrios de poder dentro de la coalición de derechas. Aunque existe un programa común de esos partidos, redactado justo después de la primera vuelta, subsisten interrogantes sobre el contenido de las medidas que podrán en marcha.

La ambición de Lacalle Pou y sus socios es revertir numerosas políticas del Frente Amplio en temas clave como la economía, la educación, la seguridad ciudadana o las políticas sociales. Sin embargo, la coalición ha señalado que no anulará la llamada “agenda de derechos” implementada por la izquierda, que incluye leyes como la despenalización del aborto, el matrimonio homosexual, la legalización de la marihuana y la protección de las personas trans.

Daniel Martínez, candidato del Frente Amplio, es un ingeniero socialista de 62 años que ha propuesto un programa continuista, con el foco en mejorar las políticas públicas de su partido que han convertido a Uruguay en el país con menos pobreza y desigualdad de América Latina. Martínez tiene la dura tarea de organizar el relevo de las tres grandes figuras de la izquierda uruguaya que se van retirando por razones de edad: el expresidente José Mujica, el actual mandatario, Tabaré Vázquez, y el ministro de economía, Danilo Astori.

El Frente Amplio sufre el desgaste de tres mandatos consecutivos en el poder, las cifras de inseguridad y algunos escándalos de corrupción que provocaron, entre otras consecuencias, la dimisión del exvicepresidente Raúl Sendic. La formación esperaba atraer en estos comicios a sectores del centro asustados por Cabildo Abierto o que desconfiaran de la propuesta programática de la coalición de derecha.

Magdalena Martínez

 

El Senado aprueba por unanimidad el proyecto de ley para los comicios que integra las propuestas del Gobierno provisional de Jeanine Áñez y el partido de Evo Morales (MAS)

Bolivia empieza a ver una salida al final del túnel de la crisis que vive desde el pasado 20 de octubre. Este viernes se llegaron a acuerdos para pacificar el país andino después de semanas de conflicto en las calles que se han cobrado 32 muertos y la convocatoria de unas nuevas elecciones generales en una fecha por determinar.

La mesa de diálogo que dirige la Conferencia Episcopal con participación de la Unión Europea y la ONU alcanzó sus principales objetivos al propiciar un acuerdo de garantías y pacificación del país y otro para la celebración de los nuevos comicios tras el fraude electoral del 20 de octubre y la renuncia de Evo Morales a la presidencia por la presión social y de las Fuerzas Armadas, según informaron a ABC fuentes próximas a las negociaciones.

Tras el acuerdo político, la Comisión de Constitución del Senado Boliviano aprobó la pasada madrugada un proyecto de ley de «régimen excepcional y transitorio para la realización de elecciones generales», que integra las propuestas presentadas por el Gobierno provisional de Jeanine Áñez y el Movimiento al Socialismo (MAS) de Morales.

El sábado el plenario del Senado ha aprobado por unanimidad el texto, que ahora pasa a su debate en la Cámara de Diputados hoy también.

En el proyecto se autoriza a participar en los comicios a todas las organizaciones políticas registradas, incluido el propio MAS, pero prohíbe expresamente la candidatura de aquellos que hubieran sido reelegidos de forma consecutiva en dos periodos constitucionales anteriores, lo que excluye a Evo Morales y a su vicepresidente, Álvaro García Linera, ambos actualmente asilados en México.

El artículo 168 de la Constitución boliviana ya señala que «el periodo de mandato de la Presidenta o del Presidente y de la Vicepresidenta o del Vicepresidente del Estado es de cinco años, y pueden ser reelectas o reelectos por una sola vez de manera continua», pero Morales se había valido hasta ahora de su control de las instituciones del Estado para ejercer un tercer mandato y aspirar a un cuarto.

El proyecto establece un plazo de 20 días a partir de la entrada en vigor de la ley para la designación por la Asamblea Legislativa de los nuevos vocales del Tribunal Supremo Electoral (TSE), que deberán ser quienes convoquen las elecciones de 2020 dos días después de que tomen posesión. El TSE estuvo en el centro del fraude electoral del 20 de octubre que describió en una auditoría posterior la Organización de Estados Americanos (OEA) y, de hecho, su presidenta y varios vocales fueron detenidos por estas irregularidades.

Además, la norma propuesta para la celebración de las elecciones prevé un periodo de siete días para la inscripción de nuevos votantes en el censo electoral, actualmente formado por más de más de 7,3 millones de bolivianos residentes tanto en el país como en el extranjero.

Más de 30 muertos

Por otra parte, el Gobierno de Jeanine Áñez acordó con líderes de la Central Obrera Boliviana (COB) y otras organizaciones sociales la creación este sábado de una mesa de diálogo, con el objetivo de rebajar la tensión en las calles. En ella participarán líderes de la base social del expresidente Morales como Segundina Flores, Rodolfo Machaca, Fidel Surco y Juan Carlos Huarachi, con el objetivo de consolidar su desmovilización, según apunta el diario boliviano « La Razón».

La Defensoría del Pueblo ha registrado hasta ahora 32 víctimas mortales del conflicto desatado tras las elecciones del 20 de octubre, que se agravó con la dimisión y posterior salida hacia México de Evo Morales.

Las investigaciones forenses han encontrado proyectiles de varios calibres en cuerpos de fallecidos y heridos en operativos militares y policiales en Bolivia, sin que hayan determinado aún si corresponden a armamento utilizado por fuerzas de seguridad, informó este viernes una fuente oficial, según recoge Efe.

Esta misma semana, un alto cargo del Departamento de Estado de EE.UU. condenó «la violencia y el uso indebido de la fuerza» en Bolivia y abogó por que estas prácticas tengan «las consecuencias legales correspondientes».

Manuel Trillo/Susana Gaviña

 

El domingo 20 de octubre de 2019 hubo elecciones presidenciales en Bolivia. Uno de los aspirantes a la presidencia era Juan Evo Morales Ayma nacido en Isallavi, Bolivia en 1959.

Evo era presidente en ejercicio desde el 2006 y parte del selecto club de mandatarios americanos cuya primera presidencia había coincidido con el alza en los precios internacionales de las materias primas, lo que redundó en un crecimiento de la economía boliviana a principios de este, nuestro joven siglo. Aumentó el PBI, creció la obra pública y los entuertos derivados de tan rentable negocio, cosa que también tuvo en común con otros presidentes de la época en la región.

Si bien había sido elegido por un período de cinco años que debía finalizar en 2011, la bonanza económica trajo aparejada una reforma constitucional y Evo se animó a otro período en el poder. Promovió una nueva constitución en 2009 que dio lugar al reluciente: “Estado Plurinacional de Bolivia", anulando el nombre de "República de Bolivia" que venía de 1825. Evo ganó cómodamente la reelección con más del 60 % de los votos lo que dio lugar a su segunda presidencia de 2010 a 2014.

Hasta acá estamos más o menos prolijos, salvo que veamos cómo llegó Evo a ser presidente:

Cursó a duras penas la secundaria en Oruro y en 1977 se graduó como bachiller, según sus propias palabras ese día fue el último en que vistió “con el traje y la corbata de la clase dominante”.

Su familia siempre trabajó en el cultivo de la coca, y en este rubro hizo su meteórica carrera sindical. En 1989 ya era el líder de la Federación del Trópico de Cochabamba, que se movilizaba violentamente contra los planes gubernamentales de reducir la superficie agrícola destinada al cultivo de coca.

Concurrió a su primera cita electoral en 1997 en la que logró un escaño. En 2002 el partido MAS (Movimiento al Socialismo-Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos) lo eligió como candidato a presidente y se convirtió en la segunda fuerza más votada. Para esa época Evo conocería a su inseparable Álvaro García Linera, que había salido de prisión luego de ser condenado por luchar contra la “opresión capitalista” volando una torre de tendido eléctrico de La Paz.

El cerebro del Mito

Si no se entiende a Linera no se entiende a Evo. Linera es el verdadero ingeniero del mito del “líder indigenista” que cobró notoriedad en la tilinguería culposa mundial. A poco de escuchar a Evo unos breves minutos se ven claramente los hilos de este intelectual, el no campesino y no pobre y no humilde Linera, vitalicio en las artes guerrilleras ensamblado en México, cuando no.

Durante todo el convulsionado 2005, las acciones del MAS contra el gobierno recrudecieron con huelgas, piquetes y la amenaza de un rebrote de violencia. La estrategia dio resultado ya que a pesar de las concesiones del gobierno, las protestas provocaron un adelanto electoral para evitar el estallido. Los bolivianos de forma mayoritaria respaldaron el “programa antiimperialista, anticapitalista y antineoliberal” de Evo Morales.

El líder indígena, el sueño dorado de la lucha anticapitalista latinoamericana, había nacido. Linera mediante, Evo enamoró al progresismo mundial porque era su propia metáfora, lo habían esperado desde 1968.

Para entender cabalmente lo que el ícono Evo Morales representa para la progresía internacional basta con un ejemplo pequeño: fue reconocido en 45 oportunidades por universidades de 10 países obteniendo en reiteradas oportunidades el título de Doctor Honoris Causa! (si, no es un error de tipeo).

El primer título fue de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, República Dominicana, además recibió distinciones en universidades de Panamá, Venezuela, Rusia, Argentina (14 homenajes), Cuba, Italia, Francia, Guatemala y en Bolivia.

Las universidades Simón Rodríguez, Rómulo Gallegos, Jesús María Semprum, Ezequiel Zamora, Francisco Miranda, Universidad Latinoamericana del Caribe, Universidad Militar, Universidad de las Artes, Universidad Bolivariana de Venezuela y la Universidad Politécnica Cleri Ramírez Caracas-Venezuela le entregaron el título al Presidente boliviano.

Este producto del diseño más rancio del socialismo del Siglo XXI fue marketineramente disfrazado de humilde campesino. Vendieron como un pacifista aimara (lengua que no habla) a un violento lobbista cocalero responsable de más de veinte masacres sangrientas durante su gobierno de corte totalitario.

Entre los éxitos de su gestión logró situar a Bolivia en el podio de los países más corruptos, es el segundo productor de cocaína del mundo, no hay prensa libre ni indicio de transparencia, tiene más de 1.200 exiliados en seis países, centenas de perseguidos, decenas de presos políticos y crímenes de Estado.

Bolivia tenía 3.000 hectáreas de coca que hoy superan las 40.000 hectáreas, abriendo ruta directa a la narco política. La revista brasileña Veja denunció la complicidad del Presidente de Bolivia y su segundo, Álvaro García Linera, con el tráfico de drogas. Entonces en su intervención en el 71 Período Ordinario de Sesiones de la ONU, Evo dijo: “la lucha contra el narcotráfico es un instrumento de opresión del imperialismo, que usan los Estados Unidos como medio de control político”, pidiendo además que la DEA sea desmantelada.

Fin de la Plata Dulce

¿Qué pasó cuando la plata dulce se acabó en Bolivia?

Recordemos que Evo había impuesto su propia constitución. Bueno, como no podía ser de otra forma, se dispuso a violarla. El humilde líder indigenista no tenía en sus planes retirarse y entonces dijo que le correspondía otro mandato porque el primero era de mentirita porque contaba para la otra constitución y no para la nueva que era la posta posta.

Pero los dictadores no saben irse: Cursando el tercer mandato, dando muestras de cuánto embriaga el poder, el amigo Linera se manda el moco estratégico de habilitar el famoso referéndum del 21 de febrero de 2016 para pedir otro mandato, que rezaba:

¿Usted está de acuerdo con la reforma del artículo 168 de la Constitución Política del Estado para que la presidenta o presidente y la vicepresidenta o vicepresidente del Estado puedan ser reelectas o reelectos dos veces de manera continua?

¡Chan! El "No" ganó con un total de 51% de los votos.

La dupla Morales/Linera no estaba en condiciones de perder el poder por un detalle tan nimio como la voluntad popular, de modo que ensayó una falacia con autoridades electorales y judiciales, con propaganda que victimizaba a Evo por ser un pobre aimara discriminado a quien no se le reconocían los DDHH (¡¡recordemos que estaban en el poder!!). De la forma más corrupta la justicia en manos del mismísimo Evo le permite ir nuevamente a la contienda electoral.

¿Y ahora qué? La cosa ya se pone peluda. Para el momento del nuevo llamado a elecciones se vive un descontento enorme. Ese fatídico 20 de octubre el escrutinio que pintaba para segunda vuelta se interrumpe de forma misteriosa con la sutileza de un jabalí en celo y casi un día después retoma dando ganador a Evo con números que determinan que no había balotaje. La farsa ya no fue tolerada y la gente se echó a la calle lo que obligó un nuevo escrutinio que llevó varios días y el asunto se fue caldeando.

Las organizaciones internacionales como la OEA desconocieron los resultados en informes que desenmascaraban el terrible fraude y pedían nuevos comicios. La crisis política boliviana ya no reconocía retén.

Morales ofrece a modo de concesión monárquica reiterar la elección, de onda, y aquí no ha pasado nada. Este hecho constituyó el reconocimiento cabal del fraude. Y si, si te digo que me estás haciendo trampa y me decís: bueno si, pero juguemos de nuevo que ahora me porto bien, medio que ya no te creo nada.

La Caída del Perpetrador

¿A la gente ya no le bastaba con este barajar y dar de nuevo, nuevas elecciones en las mismas condiciones? No señor, querían la caída del perpetrador y, gracias a la sucesión de errores del demiurgo Linera, la obtuvieron. El susto de la dupla ejecutiva se precipitó cuando una rebelión policial en Cochabamba y la negativa del ejército a reprimir las protestas sellaron la suerte de Morales que llevaba casi quince años en el poder.

Evo Morales renunció, él, solito, tras denunciar que tenía miedo de que lo detuvieran. Declaración bastante farolera ya que no existía tal orden de arresto. Decidió pedir asilo al gobierno mexicano que lo recibió como un regalo de los cielos, con un gran despliegue de recursos y de personal que le permitieron al presidente mexicano distraer la atención de sus propios desastres internos.

Ahora Bolivia debería solucionar el vacío de poder con unas nuevas elecciones. Rápidamente, la maquinaria del relato bolivariano instrumentó las consabidas teorías conspirativas: una de ellas que las grandes potencias mundiales fabricaron una puesta en escena con todito lo relatado anteriormente porque vienen por el litio y otra, que se trató de un golpe de Estado.

Esta segunda es la enarbolada profusamente por todos los partidos chavistas, por el mainstream artístico y académico y por el 90% de los medios que deliberadamente omiten las condiciones necesarias para un golpe de Estado.

Lo que no están considerando es que: la propia Constitución, a medida de Evo, prevé la sucesión en la cadena de mando tal como se dio, las FFAA no tomaron el poder en lugar de Evo y la Carta Magna sigue tan vigente como el día en que el titiritero Linera la redactó.

En cambio se respetaron los órdenes jerárquicos constitucionales y en un plazo muchísimo menor a los 90 días estipulados por ley, la Presidente provisional convocó a elecciones en un acuerdo de las fuerzas políticas bolivianas que se concretó el viernes 22 de noviembre.

No hay conspiraciones acá, los bolivianos sencillamente le dijeron ‘No’ a Evo y las FFAA se negaron a hacer hocicar a los ciudadanos a fuerza de represión.

Pero los mitos resisten cualquier dato, la realidad no importa, no tiene fuerza ante la apelación sensiblera de la persecución al pobre líder indígena. Es notable como prenden los relatos ante la evidencia de un dictadorzuelo capaz de cualquier cosa por permanecer en el poder. Porque es sencillamente ese el problema: Los dictadores no saben irse.

Karina Mariani

 

El régimen afirma que el grupo, que visitará la Eurocámara, incluye miembros «del Gobierno y la oposición», pero son todos próximos al chavismo. El eurodiputado Leopoldo López Gil recalca que «sería un contrasentido recibirlos»

La Embajada de Nicolás Maduro en Bruselas ha anunciado la visita los próximos días al Parlamento Europeo de una supuesta delegación de la «Mesa de Diálogo Nacional Venezolano» en la que habría «representantes del Gobierno y la oposición», con la intención de mantener reuniones con eurodiputados, a pesar de que en la actualidad no existen tales negociaciones entre el régimen chavista y los opositores de Venezuela.

El anuncio de la visita, prevista para el 25 y 26 de noviembre, se recoge en un correo electrónico recibido por eurodiputados, a cuyo contenido ha accedido ABC, en el que se presenta la llegada de esta «delegación» como una «extraordinaria oportunidad» para los miembros de la Eurocámara.

El europarlamentario del Partido Popular Europeo Leopoldo López Gil, que está entre quienes ha recibido el «email», ha alertado de que se trata de una falsa delegación con la que el régimen de Maduro «está tratando de aparentar que hay una representación oficial tanto del Gobierno como de la oposición, algo que no existe; aparentar que hay una mesa de diálogo, que tampoco existe, y que hay una disposición de diálogo con el Gobierno con participación internacional, renovando la idea de elecciones sin lo que pide la oposición».

En este sentido, recuerda que las condiciones para celebrar unas nuevas elecciones legislativas son la designación de una nueva autoridad electoral, es decir, un Consejo Nacional Electoral legítimo que solo puede designar la Asamblea Nacional que preside Juan Guaidó; la actualización del registro electoral (el censo) y que estas elecciones, si es que se dan, estén debidamente verificadas por autoridades internacionales que no sean escogidas unilateralmente.

Según las fuentes consultadas por ABC, los integrantes de esta supuesta delegación serían Rafael Marín, antiguamente miembro de Acción Democrática y luego incorporado a Soluciones para Venezuela; la diputada Melva Paredes, de Cambiemos Movimiento Ciudadano; Daniel Santolo, dirigente de Avanzada Progresista; Segundo Meléndez, presidente del Movimiento al Socialismo (MAS); Javier Bertucci, de Esperanza por el Cambio, y Francisco Torrealba, diputado del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) en la Asamblea Nacional Constituyente (el órgano chavista creado de forma ilegítima por Maduro para arrinconar al parlamento constitucional), además de una asistente de apoyo a la «delegación».

Todos los miembros pertenecen, por tanto, o bien al chavismo (en el caso del PSUV) o a pequeños partidos «tolerados» por el régimen y que, desmarcándose de la línea de los principales partidos de la oposición, se han avenido a participar en los últimos procesos electorales municipales y presidenciales considerados fraudulentos por la mayor parte de la comunidad internacional.

El parlamentario europeo asegura haber hablado con el equipo del presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, incluido el comisionado presidencial para las Relaciones Exteriores, Julio Borges, y se le ha autorizado para alertar en su nombre de esta falsa delegación. «Ellos no representan a ninguna oposición venezolana», recalca Leopoldo López Gil.

La sombra de Zapatero

En el correo electrónico, que en la versión en poder de ABC está dirigido a «todos los miembros del PPE en el parlamento Europeo», se indica que la Embajada de Maduro en Bruselas sugiere «la posibilidad de aprovechar al máximo esta extraordinaria oportunidad de que la delegación se reúna con los eurodiputados en Estrasburgo, y considerar una audiencia de unos minutos durante la reunión del Grupo o planificar una reunión conjunta con el grupo de eurodiputados que estuvieran interesados en reunirse con la delegación el 25 o el 26 de noviembre de 2019».

El texto indica que esta visita a Estrasburgo precede a la que pretende hacer la delegación al Vaticano «en los días siguientes».

Según Leopoldo López Gil, también se ha anunciado que esta supuesta delegación visite previamente Madrid. «Un Gobierno, aunque esté en funciones como el de España, que ha reconocido la legitimidad del Gobierno de Juan Guaidó no puede recibir a un representación ilegítima», asegura el eurodiputado popular. «Lo mismo el Parlamento Europeo -continúa-, puesto que declaró ilegítima la usurpación del poder por Nicolás Maduro». A su juicio, «sería un contrasentido que los recibieran como delegados de algo».

A juicio de López Gil, esta iniciativa «obedece a un plan diseñado» por el expresidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero y el diputado venezolano Timoteo Zambrano, del partido Cambiemos Movimiento Ciudadano, también creado en 2018 y que se desmarcó del rechazo de la oposición en el rechazo a las elecciones presidenciales de 2018, que la mayor parte de la comunidad internacional consideró un fraude.

Manuel Trillo

 

De todas formas, el brasileño reiteró que el proceso que derivó en su renuncia fue un "golpe de Estado y un crimen".

El ex presidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva aseguró que Evo Morales "cometió un error" al buscar un cuarto mandato, aunque calificó de "crimen" y "golpe de Estado" al proceso que derivó en su alejamiento del poder en Bolivia.

"Mi amigo Evo cometió un error cuando buscó un cuarto mandato como presidente", declaró Lula al diario británico The Guardian.

El ex presidente de Brasil, liberado a comienzos de mes luego de haber estado más de un año y medio en la cárcel sospechado de corrupción, dijo además que lo que le hicieron con Morales fue un "crimen" y un golpe de Estado".

No era la primera vez que el dirigente del PT se refería a la crisis política en Bolivia. El mismo domingo en el que Evo renunciara a la presidencia de Bolivia, tras las masivas protestas luego de unas cuestionadas elecciones presidenciales, Lula recurrió a Twitter para respaldar a Morales, quien sería asilado en México por el gobierno de López Obrador.

"Acabo de enterarme de que ha habido un golpe de Estado en Bolivia y que el camarada Evo Morales se vio obligado a dimitir", escribió en aquel momento Lula, quien añadió que era "lamentable que América Latina tenga una élite económica que no sabe convivir con la democracia y la inclusión social de los más pobres".

Durante la misma entrevista con The Guardian, Lula sugirió que no se presentará como candidata en los comicios presidenciales de Brasil del 2022.

El ex presidente brasileño dijo que tendrá 77 años para ese entonces "y la Iglesia católica, con 2.000 años de experiencia, jubila a sus obispos a los 75".

 

 

La acusación se basa en un supuesto llamamiento del líder indígena a sitiar La Paz mediante bloqueos.

La Fiscalía boliviana ha abierto este viernes una investigación contra el expresidente Evo Morales por los delitos de sedición y terrorismo, en respuesta a la difusión, por parte del Gobierno de Jeanine Áñez, de la grabación de una llamada telefónica, en la que supuestamente Morales da instrucciones de bloquear los caminos y “no dejar pasar alimentos” a las ciudades.

El expresidente, a través de su cuenta de Twitter, ha considerado el video un “montaje” y se ha extrañado de que la Fiscalía actúe “de oficio” –espontáneamente– en su contra, al mismo tiempo que no investiga a “30 hermanos asesinados a bala” en los últimos días.

Según el Gobierno, el video fue extraído del celular del hijo de uno de los dirigentes de los bloqueos que los campesinos realizan en varias carreteras del país, especialmente en Cochabamba. Esa es la zona de influencia de los cocaleros, el sector social que Morales nunca ha dejado de dirigir.

Este dirigente se llama Faustino Yucra, está prófugo y las autoridades dijeron que ya era buscado con anterioridad por tráfico de drogas. En la grabación, se ve a Yucra hablando por celular; la voz que sale del altavoz del teléfono es la de Evo Morales, que le pide organizar esmeradamente el bloqueo de caminos para evitar que “la gente se canse” y ser muy riguroso para combatir mejor a “la dictadura golpista y racista”, en alusión al Gobierno de la presidenta interina Jeanine Áñez.

Coincidiendo con la acusación contra Morales, el jefe saliente de la policía encargada del combate a las drogas, señaló que al menos 50 dirigentes cocaleros son buscados por narcotráfico, una información que no se había conocido antes.

Y uno de los abogados principales de los grupos políticos en el poder, Luis Vásquez, a quien se le atribuye haber hecho lobby ante el Tribunal Constitucional para lograr el respaldo que esta institución dio a la toma de posesión de Áñez, insinuó que se podría enjuiciar a Morales en tribunales internacionales, ya que el expresidente estaba cometiendo “crímenes de lesa humanidad”, como impedir la llegada de alimentos a las ciudades.

El vicepresidente del Movimiento al Socialismo (MAS), Gerardo García, que formalmente era el segundo en el partido de Morales, fue detenido por la Policía mientras circulaba en un automóvil sin matrícula por La Paz, llevando ordenadores y papeles que, según el Gobierno, tenían relación con el fraude que, se alega, fue cometido por el MAS en las elecciones del pasado 20 de octubre.

Sin embargo, se anticipó que García será acusado de otro delito, sedición, que tipifica los comportamientos de quienes se resisten a obedecer y desconocen al Gobierno, y que tiene una pena de uno a tres años de prisión.

Evo Morales y las pocas voces del MAS que todavía se escuchan en el país han denunciado que el nuevo Gobierno está tratando de criminalizar la protesta social y de detener a los dirigentes sindicales a fin de aplacar los conflictos actuales.

Tanto Cochabamba como La Paz, la capital administrativa del país, están “cercadas” por campesinos y por vecinos de las zonas más populares. Los habitantes de El Alto impiden que llegue gasolina y gas a la colindante La Paz; para ello bloquean la planta de acopio de estos combustibles situada en Senkata, donde el martes murieron ocho personas en un incidente que el oficialismo considera un “atentado terrorista”.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos ha mandado una misión a Bolivia para que investigue los graves sucesos que se han producido como parte de la crisis boliviana que comenzó un día después de las elecciones, cuando la oposición denunció la existencia de fraude electoral, y que tuvo su ápice en el derrocamiento de Morales y su salida del país.

Fernando Molina

 

Los promotores logran reunir a más personas en sus encuentros que los que junta en sus mitines el líder de la Liga a la misma hora.

Italia asiste con expectación y curiosidad a un nuevo fenómeno de masas denominado las “sardinas”. Se trata de un movimiento que ha nacido para despertar una conciencia política contra el populismo, en particular contra la retórica de la Liga de Matteo Salvini.

Todo partió de Bolonia, el 14 de noviembre, una semana antes de que llegara el exministro del Interior, haciendo campaña electoral para las elecciones de Emilia-Romagna, tradicional feudo de la izquierda, que se celebrarán el próximo 26 de enero. La idea partió de un joven de Bolonia, Mattia Santori, de 31 años, junto a otros tres amigos, Andrea, Giulia y Roberto, ninguno de los cuales se ocupa de política, al menos no como profesión.

Pero los jóvenes explican que su mensaje es de pasión y amor por la política, no una exaltación de la antipolítica. El objetivo era reunir 6.000 personas en la Plaza Mayor de la capital de Emilia-Romagna. Los participantes tenía que estar apretados como sardinas en lata para concretar el objetivo de superar el número de personas que podían asistir contemporáneamente al mitin de Matteo Salvini en el Paladozza, cuya capacidad máxima es de 5.570 personas.

El desafío de los cuatro amigos fue un éxito total. La Plaza Mayor de Bolonia se llenó a rebosar, con más de 6.000 personas. Al acontecimiento se le había dado publicidad en Facebook con el título “6.000 personas contra Salvini”. Fue fenómeno espontáneo y sin particulares ideas políticas, salvo la de “demostrar que los números cuentan más que la prepotencia” del líder de la Liga. Los cuatro organizadores habían pedido que no se llevaran banderas de partidos políticos y que no se expresara un lenguaje ofensivo hacia nadie.

Tras el gran objetivo logrado en Bolonia, el éxito se repitió el lunes 18 en Módena, siempre en Emilia-Romagna, donde se presentaron 7.000 personas, autodenominadas sardinas, en la Plaza Grande, a pesar de la intensa lluvia, cantando “Bella ciao”, una especie de himno que los manifestantes contra Salvini entonan en los mítines del líder de la Liga.

El fenómeno de las “sardinas” se está extendiendo como una mancha de aceite por todo el país. En la página de Facebook “6000 sardinas” se explica que “hoy existen unas 40 plazas dispuestas a reaccionar espontáneamente contra la retórica del populismo con la creatividad y la sonrisa en los labios”.

Desde Emilia-Romagna el fenómeno se ha extendido a Roma, a Sorrento, a Bari… Se trata de un crecimiento rápido e impetuoso. La página que acaban de abrir los organizadores acoge más de 60.000 adhesiones en un par de días y en varias ciudades se multiplican grupos locales. En Roma, por ejemplo, el grupo nacido en Facebook tiene decenas de miles de inscritos y preparan una manifestación en diciembre.

Pero los organizadores no tienen vida fácil tras haber lanzado su movimiento de “sardinas”. “Los 4 promotores –prosigue el post de 6000 sardinas en Facebook- son difamados cada día por algunos medios de prensa y televisión afines a la derecha populista. Todos los perfiles Facebook de los organizadores de las plazas están bajo asedio. Una concejal de Pianoro (Bolonia) ha recibido amenazas de muerte al ser citada por Salvini; la asesora únicamente es ‘culpable’ de haber participado en la manifestación y ser comprometida políticamente”.

El texto de 6000 sardinas resalta que “las plazas dan miedo porque están llenas de gente y porque son libres”. Mattia Santori, uno de los cuatro organizadores de este movimiento espontáneo, ha denunciado que contra las sardinas se ha puesto en marcha una máquina de fango”.

Las sardinas constituyen ya un auténtico movimiento que preocupa sobremanera a Matteo Salvini, porque teme que le harán sombra en su permanente campaña electoral. El líder de la Liga intenta restarle importancia echando mano de la ironía. En Twitter ha publicado la foto de un gato que se come una sardina y en un círculo aparece el lema “Gatitos con Salvini”.

Además, el líder de la Liga escribe: “¿Qué cosa hay más dulce y bella que los gatitos? ¿A vuestros niños les gustan sardinas y pececitos? ¡Meted la foto en los comentarios! Miao!”. Este mensaje sin ninguna gracia ni imaginación demuestra que la enorme maquinaria propagandística de Salvini, conocida como “La bestia”, se ha visto sorprendida y desbordada por la magnitud del fenómeno de las sardinas, y hoy por hoy no es capaz de responder con eficacia a un movimiento cada vez más numeroso y sorprendente.

A esta ya impresionante ola de las sardinas intenta subirse desde la izquierda el secretario del Partido Democrático Nicola Zingaretti, quien no pierde ocasión para aplaudirlos.

Ángel Gómez Fuentes

 

Los manifestantes han empezado a concentrarse en 400 puntos de todo el país, mientras se reportan bloqueos en el transporte público.

Colombia vive este jueves la mayor jornada de protestas contra el Gobierno de Iván Duque. Desde temprano, los manifestantes han empezado a concentrarse en 400 puntos de todo el país y se han reportado bloqueos en el transporte público en Bogotá.

Las marchas han sido convocadas por sindicatos, estudiantes, indígenas y opositores de todo tipo.

El movimiento obrero rechaza reformas para flexibilizar el mercado laboral y cambiar el sistema de pensiones, los indígenas exigen protección luego del asesinato de 134 campesinos desde que tomó posesión el Gobierno, y los estudiantes, más recursos para la educación pública.

El Gobierno tiene preparado un dispositivo policial y militar en todo el país para evitar disturbios. "Al tiempo que reconocemos el valor de la protesta pacífica, también garantizaremos el orden", advirtió Duque este miércoles en una alocución televisada.

El mandatario se encuentra en un momento de creciente desaprobación después de cumplir apenas un año y medio en el poder.

Página 3 de 34

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…