Internacionales

Internacionales (352)

 

En la República Checa desmontaron el mes pasado una estatua del mariscal Iván Kónev, cuyas tropas tomaron Praga en 1945, una medida que causó estupor en el Kremlin.

Pese a la dureza con la que la actual pandemia de coronavirus está azotando el mundo y al agravamiento de la situación sanitaria en Rusia, el presidente Vladímir Putin piensa también en la victoria sobre la Alemania nazi de hace 75 años y sobre Japón. También sobre el destino de los soldados soviéticos que lucharon en la península coreana. Así que ha decidido condecorar a su homólogo norcoreano, Kim Jong-un, con la medalla conmemorativa del 75 aniversario de la victoria.

Según reza en el decreto presidencial, Kim recibe la condecoración «en recuerdo de los 75 años de la Victoria en la Gran Guerra Patria de 1941-1945 por su gran contribución personal en la perpetuación de la memoria de los ciudadanos soviéticos que murieron y fueron enterrados en el territorio de la República Popular Democrática de Corea del Norte y por su celo en la conservación de los monumentos y lugares de enterramiento» de esos combatientes. La medalla le fue entregada hoy al ministro de Exteriores norcoreano, Lee Song Gwon, a través de la Embajada rusa en Pyongyang.

Abogado de dictadores

Putin y Kim se reunieron por primera vez el año pasado en Vladivostok. El presidente ruso, dado a ejercer de abogado de dictadores e ir a contrapelo de la política exterior de Washington, llamó entonces a conceder al régimen norcoreano «garantías de seguridad» a cambio de su desarme atómico y balístico. Putin pidió también evitar «presiones y ultimátums».

Rusia muestra su proximidad hacia Corea del Norte en un contexto hostil con los países del este europeo a cuenta de la memoria de los soldados soviéticos que lucharon en sus territorios contra las tropas hitlerianas. Países como Polonia, las repúblicas bálticas o Chequia retiran monumentos o cambian emplazamientos de cementerios dedicados a militares del Ejército Rojo.

En la República Checa desmontaron el mes pasado una estatua del mariscal Iván Kónev, cuyas tropas tomaron Praga en 1945. La medida ha causado estupor en el Kremlin y el alcalde de la capital checa, Zdenek Hrib, cree que Moscú ha urdido un complot para acabar con su vida.

En relación con la evolución de la pandemia de COVID-19 en Rusia, en las últimas 24 horas se han contabilizado en Rusia 10.102 nuevos casos, casi 500 menos que el lunes, elevando el total a 155.370 infectados. El número de muertos, sin embargo, ha aumentado con respecto al lunes y el total se sitúa ahora en 1.451.

Rafael M. Mañueco

 

Estados Unidos sostiene tener pruebas de que la Covid-19 se creó en un laboratorio de Wuhan.

La Organización Mundial de la Salud vuelve a salir al paso para contradecir al presidente de EE.UU., Donald Trump, y su teoría de que el coronavirus fue engendrado en unos laboratorios de China. La OMS no tiene ninguna duda de que el patógeno “tiene origen animal” y no intervino la mano del hombre.

“El coronavirus circula de forma ancestral entre los murciélagos, es algo que sabemos basándonos en la secuencia genética de este virus. Lo que necesitamos entender es cuál ha sido el animal que actuó como intermediario, es decir que fue infectado por los murciélagos y lo transmitió al humano”, sostuvo la jefa del Departamento de Enfermedades Emergentes de la OMS, María Van Kerkhove.

Teoría sobre el origen del coronavirus

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha dicho públicamente que el coronavirus SARS CoV-2 tuvo su origen en un laboratorio de Wuhan (lugar del primer brote epidémico), lo que este domingo reafirmó su secretario de Estado, Mike Pompeo, quien agregó que el gobierno cuenta con “una enorme cantidad de pruebas” de ello.

“De toda la evidencia que hemos visto de todas las secuencias genéticas que están disponibles, y creo que hay más de 15.000, este virus tiene un origen natural”, dijo Van Kerkhove en una conferencia de prensa virtual.

El director ejecutivo de la OMS para Emergencias Sanitarias, Mike Ryan, recalcó que EE.UU. no ha compartido con la organización la evidencia que afirma tener. “Desde nuestra perspectiva esto es especulativo y como cualquier organización que se basa en evidencias, nos gustaría mucho recibir cualquier información relativa al origen del virus”, agregó.

El médico insistió en que mientras Estados Unidos no comparta esa supuesta información “nosotros nos concentramos en lo que sabemos, en la evidencia que tenemos y que nos indica que el virus tiene origen animal”.

La OMS elabora una guía sobre las reuniones en la desescalada

En otro pasaje de la conferencia de prensa, los altos responsables en la lucha para contener la pandemia del coronavirus dijeron que la OMS ha puesto a disposición una guía para que los gobiernos puedan evaluar los riesgos que suponen las reuniones masivas ahora que varios países, sobre todo en Europa, empiezan gradualmente a rebajar las medidas de cuarentena social.

Van Kerkhove sostuvo que para tomar una decisión oficial a ese respecto habrá que considerar varios criterios, como la cantidad de gente que se reuniría, el lugar previsto y evaluar si la reunión no puede ser realizada virtualmente o pospuesta. Se desaconseja una decisión general, sino más bien reflexionar sobre los riesgos caso por caso y en función de si el virus está o no circulando en la zona.

“No podemos decirle a cada país lo que tiene que hacer en cada contexto, pero si hay reuniones hay que tener en cuenta si se puede mantener la distancia entre las personas y las medida de higiene que estarán disponibles”, complementó Ryan.

En momentos en que los casos de coronavirus han superado los 3,4 millones en el mundo, los test de diagnóstico rápido han llegado a muchos países por vías comerciales para ser vendidos en farmacias de forma libre y que la gente pueda hacerse ella misma el diagnóstico en sus casas.

Sobre la fiabilidad de esas pruebas y el peligro de que den falsos negativos, Van Kerkhove dijo que hay “cientos” de tipos de test para el coronavirus que se están vendiendo en el mundo y que obviamente “existen riesgos asociados a pruebas que se venden en cada esquina”.

Recalcó que “lo más importante es que se haya comprobado que los test que se venden realmente funcionan bien”, una garantía que solo puede darla la validación de las autoridades sanitarias.

“Hay que asegurarse que el resultado es verdadero ya que el riesgo es que haya falsos positivo o, peor, falsos negativos, lo que significa que uno puede estar infectado (y por ende contagiar a otros) a pesar de que el test dice que no lo está”, comentó.


 

El Ejecutivo esgrime en una respuesta parlamentaria a un senador del PP que Iglesias participó en reuniones «siguiendo un protocolo sanitario organizado por indicación del Ministerio de Sanidad»

El Gobierno ha asegurado en una respuesta parlamentaria al PP que el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, asistió a un Consejo de Ministros sin guardar cuarentena pese al positivo por coronavirus de Irene Montero porque su presencia en estas reuniones es «fundamental» para «coordinar» las políticas sociales ante la pandemia, y asegura que siguió un «protocolo sanitario organizado por indicación del Ministerio de Sanidad».

El Ejecutivo ha respondido así a una pregunta por escrito del senador popular Antonio Román, que el 20 de marzo pidió información sobre la participación en el Consejo del día 19 del vicepresidente, «rompiendo la cuarentena y poniendo en riesgo a otras personas», según reza la cuestión.

El popular preguntaba también por qué se denuncia a personas que incumplen el confinamiento establecido por el estado de alarma, pero no a Pablo Iglesias «por romper el aislamiento». Iglesias acudió a la reunión del día 19 aunque el Ministerio de Sanidad obliga a guardar 14 días de aislamiento a los contactos de los infectados, mientras Irene Montero se encontraba en cuarentena tras haber dado positivo por coronavirus el 12 de marzo.

El Ejecutivo esgrime que Iglesias participó en aquel Consejo de Ministros «siguiendo un protocolo sanitario organizado por indicación del Ministerio de Sanidad». Y añade que el vicepresidente ha dado negativo por coronavirus y que su presencia en las reuniones del Ejecutivo es «fundamental para coordinar las políticas sociales necesarias« contra la pandemia.

El senador ha asegurado que va a solicitar por vía parlamentaria ese protocolo al que alude el Gobierno para conocer su contenido y ha criticado que a su juicio «demuestra que los españoles no son iguales ante la ley», informa Ep.

«A un vicepresidente del Gobierno, evidentemente con muchas responsabilidades, se le permite saltarse un confinamiento. En cambio otros españoles no tienen esa ventaja y tienen obligación de guardar cuarentena cuando han estado en contacto con paciente con coronavirus», ha insistido Antonio Román.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ya justificó que Iglesias no cumpliera con el aislamiento y alegó en una comparecencia que Sanidad prevé «excepciones razonables».


 

La contracción económica será consecuencia del desplome del consumo de los hogares (8,8 %) y del hundimiento de la inversión (25,5 %), según las previsiones que el Gobierno ha enviado a Bruselas.

El Gobierno prevé una recesión histórica en la economía española con una caída del 9,2% del PIB en 2020 y un repunte de la tasa de desempleo del 19 %, como consecuencia de la crisis del coronavirus. La vicepresidenta económica, Nadia Calviño, y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, han presentado este viernes el nuevo cuadro macroeconómico incluido en la actualización del programa de estabilidad 2020-2023 que ha presentado el Gobierno en Bruselas.

La contracción económica será consecuencia del desplome del consumo de los hogares (8,8 %) y del hundimiento de la inversión (25,5 %) y las exportaciones (27,1 %), ha explicado en rueda de prensa la vicepresidenta económica, Nadia Calviño.

Según ha dicho, la economía tocará fondo en el segundo trimestre del año y se recuperará desde entonces en forma de "V asimétrica", lo que llevará a un rebote de la economía del 6,8 % en 2021 y que el empleo retroceda al 17,2% el año que viene. "Es la consecuencia de una crisis con velocidad y profundidad inédita", ha reconocido Montero. "Los ingresos públicos caerán en 25.000 millones de euros, y el gasto público aumentará hasta el 51,5% del PIB, casi diez puntos más que el año anterior", ha anunciado.

Según las previsiones de Hacienda, el déficit llegará a las dos cifras y será del 10,3% del PIB, la mayor brecha entre gastos e ingresos públicos desde 2012; mientras que la deuda pasará del 95,5% al 115,5%, consecuencia de la desviación presupuestaria y también del hundimiento que sufrirá la economía española.

También preocupa la tasa de paro que llegará hasta el 19% para este año; la reactivación prevista para 2021 reduciría el desempleo al 17,2%. Unas cifras que se encuentran muy lejos del máximo alcanzado durante la Gran Recesión, superior al 26%. Todo depende también de cuánto se prolongue el confinamiento y cuán rápida sea la desescalada y, con ella, vuelva a arrancar la actividad empresarial.

La economía de España sufre una caída sin precedentes históricos por el coronavirus

A ese batacazo le seguirá una recuperación del 6,8% en 2021 según el Ejecutivo. A partir de entonces "la recuperación será más gradual con una pendiente más suave a partir de 2021", ha asegurado Calviño. "España se va a recuperar de este golpe", ha incidido la portavoz del Gobierno calificando de "shock temporal" esta caída sin precedentes de la economía española.

El Gobierno ocultaba los malos datos

El Banco de España publicó hace 10 días un informe en el que alertaba de la caída del 6,6% del PIB en todo 2020 en el mejor de los casos: si el confinamiento durase 8 semanas y las restricciones terminaran entonces.

Sin embargo, sólo en los 15 días de confinamiento la caída ha sido próxima a la prevista por el BdE durante todo el ciclo anual. Los datos publicados este jueves también desbordaron las previsiones del Fondo Monetario Internacional, que alertó de la caída del 8% del PIB en España en todo 2020; una caída mucho mayor después del desplome del primer trimestre.

El Gobierno hablaba hasta ahora de una "situación gravísima", pero mantenía la estrategia de no hacer públicos estos datos. A preguntas de LPO, el presidente del Gobierno prefirió no anticipar números, aunque reconoció que "las consecuencias económicas y sociales son tremendas".

El Tesoro público en el último mes ha incrementado significativamente su emisión de deuda pública y la prima de riesgo ha empezado a subir de nuevo, incluso con las compras del BCE.

El Banco de España cuantifica la caída del PIB este año entre el 6,6% y el 13,6%, en tanto que el FMI y el BBVA la cifran en un 8%, aunque para el próximo año prevén crecimientos: Banco de España entre el 5,5% y el 8,5%, mientras que el FMI prevé un 4,3%. En cuanto al paro, el consenso de los organismos apunta a una destrucción de alrededor de 900.000 puestos de trabajo, sin contar los ERTE, con una tasa de paro de entre al 18,8% y el 20,8%.

El FMI pronosticaba un desplome del PIB del 8%; mientras que el INE constató este jueves una caída sin precedentes del 5,2% en un solo trimestre. El Gobierno hablaba hasta ahora de una "situación gravísima", pero mantenía la estrategia de no hacer públicos estos datos.

A preguntas de LPO, el presidente del Gobierno prefirió no contestar sobre el anuncio de estos datos que suponen una caída sin precedentes en la economía española. Sánchez reconoció que "las consecuencias económicas y sociales son tremendas, son terribles en Europa y en el mundo. No vamos a dejar a nadie atrás", sin querer avanzar el sábado pasado ningún dato económico que nos pusiera en contexto de lo que viene.


 

El metal precioso sale en aviones de Mahan Air, según denuncia Estados Unidos.

El representante diplomático de Estados Unidos en Caracas, James Story, confirmó que el régimen de Nicolás Maduro está entregando toneladas de oro a Irán procedente de las reservas del Banco Central de Venezuela en los aviones iraníes de Mahan Air para financiar la reactivación de las refinerías de petróleo en Paraguaná.

En una rueda de prensa por internet, el representante de EE.UU. afirmó que «está saliendo oro venezolano sin transparencia hacia Irán en los vuelos de Mahan Air». Advirtió de que hay que tener transparencia en un Estado que ampara el terrorismo.

La compañía aérea iraní Mahan Air se encuentra sancionada por EE.UU. desde hace algunos años por transportar armas a grupos terroristas en Oriente Próximo y es la que Maduro ha contratado para establecer un puente aéreo entre Teherán y Punto Fijo, en la península de Paraguaná (noreste de Venezuela) de unos 16 vuelos, para reactivar la refinería de Cardón, paralizada por la escasez de gasolina.

El embajador legítimo de Venezuela en Washington, Carlos Vecchio, también confirmó el tráfico clandestino del oro venezolano. Explicó que la venta ilegal del oro que realiza el régimen chavista «evidencia que nos enfrentamos a un conglomerado criminal».

La noticia fue adelantada por la agencia Bloomberg: «Funcionarios del gobierno venezolano acumularon unas nueve toneladas de oro, una cantidad equivalente a unos 500 millones de dólares, en aviones con destino a Teherán este mes como pago por la ayuda de Irán para revivir las refinerías de gasolina paralizadas de Venezuela, dijeron las fuentes».

Aprovechando la pandemia

La salida clandestina de los lingotes de oro ha provocado una caída repentina de las reservas internacionales del Banco Central de Venezuela, que de 8.000 millones de dólares han bajado a 6.300 millones de dólares, que es la cantidad más baja en tres décadas.

En las bóvedas del Banco Central de Venezuela todavía quedan unas 80 toneladas de oro. La entrega a Irán fue posible porque la máxima entidad bancaria del país se encuentra cerrada como todos los bancos desde el 13 de marzo por la cuarentena del coronavirus.

«Con gran parte del personal del Banco Central aislado en su hogar, el transporte de los lingotes de oro en vehículos blindados para llevarlos al aeropuerto fue discreto y realizado por empleados y funcionarios de seguridad fuertemente armados desde las bóvedas ubicadas en el centro de Caracas, según el personal familiarizado con el asunto», añadió la agencia.

Ludmila Vinogradoff

 

Los dos grandes diarios norteamericanos denuncian que el Alto Representante de la UE aceptó censurar un informe.

Nuevas componendas de Josep Borrell con un régimen autoritario a cuenta de la propaganda y la desinformación ensombrecen su gestión como Alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad.

Los dos principales diarios de Estados Unidos, The New York Times y The Washington Post, han denunciado que desde Bruselas Borrell se ha doblegado ante las presiones del gobierno de China para corregir un informe oficial de la Unión Europea y eliminar las acusaciones que había en él de que Pekín tiene en pie «una campaña de desinformación global».

El editorial principal que ayer publicó el Post, diario de referencia en la capital norteamericana, es demoledor para Borrell. «La UE no debería doblegarse a los esfuerzos de Pekín para silenciar las críticas sobre su respuesta al inicio del contagio», decían los editorialistas, que referían a una reciente investigación del Times.

Ese diario neoyorquino reveló la semana pasada que el equipo de Borrell «suavizó» un informe después de las airadas quejas del régimen comunista chino. Al Post, el equipo de Borrell le dio la respuesta de que siempre quiso hacer dos informes, uno más neutral para su difusión externa y otro «más duro, para su consumo interno».

No le son ajenas a Borrell las polémicas en torno a la desinformación. Después de que el gobierno de Mariano Rajoy denunciara las injerencias de Rusia en la crisis de la malograda independencia catalana en 2017, Borrell, después de ascender al cargo de ministro de Exteriores tras la moción de censura, invitó al ministro de Exteriores ruso, Sergéi Lavrov, a Madrid.

En una reunión, el ministro español aceptó crear un observatorio conjunto sobre noticias falsas precisamente con el Kremlin, a quien la inteligencia de EE.UU. y de Europa acusa de ser uno de los mayores creadores de noticias falsas del mundo. Aquella peregrina idea no llegó a ningún lado, y hasta la fecha no existe ningún observatorio de ese tipo.

La Casa Blanca ha presionado a sus aliados en Europa para que se le sumen de una vez y pidan explicaciones de verdad a China sobre las medidas que tomó el año pasado para contener los contagios y detener una pandemia que ya ha matado a casi 240.000 personas en todo el mundo. De momento, solo Francia y Reino Unido se han unido de forma particular a EE.UU., cuyo presidente, Donald Trump, estudia presentar demandas millonarias contra Pekín e incluso suspender el pago de deuda.

El régimen comunista, por su parte, trata de responder con una agresiva campaña de noticias falsas que difunde por medio de sus webs propagandísticas, acusando sin pruebas a EE.UU. de haber facilitado la expansión de los contagios. Los diplomáticos chinos, además, ejercen presión ante las cancillerías de los países europeos para que estos se abstengan de apuntar a Pekín directamente con el dedo. Paralelamente, el gobierno chino ha endurecido la censura de las redes sociales y ha expulsado a periodistas del Post, el Times y el Wall Street Journal de su país.

Según decía ayer el editorial del Post, la respuesta ante «esa creciente beligerancia de China no pueden ser el apaciguamiento y la censura», en una clara referencia a la decisión del equipo de Borrell de suavizar el informe sobre las noticias falsas del coronavirus de cuya existencia informó el Times.

David Alandete

Domingo, 03 Mayo 2020 00:00

Bolsonaro llama "judas" al ex ministro Moro

Escrito por

 

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, llamó "Judas" a su ex ministro de Justicia y ex juez Sérgio Moro, quien declara ante la Policía Federal para explicar las acusaciones de obstrucción de investigaciones que le realizó públicamente al jefe del Estado.

El presidente afirmó que no permitirá que "nadie pase por arriba de la Constitución", al preguntarse si Moro, que renunció como ministro de Justicia el 24 de abril, interfirió para que no se esclarezca el atentado que Bolsonaro sufrió durante la campaña de 2018, en el cual recibió un cuchillazo en el estómago.

La declaración de Bolsonaro en las redes sociales se dio en el marco de una campaña -con algunas manifestaciones en Brasilia y San Pablo- que lanzaron sus seguidores para denunciar un "golpe de Estado" del Supremo Tribunal Federal (STF), por haber abierto una investigación contra el presidente por los dichos de Moro.

El STF, máxima instancia judicial de Brasil, impidió a Bolsonaro nombrar a un jefe de la Policía Federal nuevo por tratarse de un comisario amigo.

En ese marco, Moro fue citado este sábado a declarar ante la Policía Federal sobre las acusaciones contra el presidente, al que acusó de cambiar la cúpula de esa fuerza para poder acceder a informaciones secretas de investigaciones pedidas por el Poder Judicial.

Bolsonaro hoy volvió a agitar el fantasma de que Moro ocultó informaciones sobre la investigación del atentado en su contra.

"¿Los que ordenaron el atentado están en Brasilia? Judas, que hoy declara, interfirió para que no se investigara? No haré nada que no esté de acuerdo con la Constitución. Pero tampoco admitiré que haga algo en mi contra y en contra de Brasil pasando por arriba de la Constitución", afirmó Bolsonaro.


 

Como destapó este diario, una aerolínea sancionada por terrorismo efectúa vuelos de Teherán al país caribeño.

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, ha denunciado este miércoles «las conexiones entre el régimen de Nicolás Maduro y la República Islámica de Irán», tras la revelación reciente de ABC de la reanudación de una serie de vuelos entre Teherán y Venezuela que opera una aerolínea sancionada por actividades relacionadas con el terrorismo.

Según ha dicho Pompeo, «en las pasadas semanas, múltiples vuelos de la aerolínea Mahan han transportado una cantidad desconocida de material al régimen de Maduro». Según publicó ABC el domingo, en total se planean 16 vuelos de esa línea reanudada la semana pasada, que opera entre Teherán y Las Piedras, una localidad venezolana cercana a un gran complejo refinador de petróleo.

«Son tal para cual», ha dicho Pompeo, en referencia al régimen de Maduro y el de los ayatolás en Irán. «Esta es la misma aerolínea que Irán empleó para transportar milicianos y armas en Oriente Próximo», añadió el jefe diplomático de EE.UU.

De hecho, la empresa Mahan fue sancionada en 2011 por el Tesoro de EE.UU. por ser un brazo logístico de la Fuerza Quds, unidad de la Guardia Revolucionaria Islámica especializada en operaciones de injerencia internacional.

ABC reveló que el jueves, en uno de los vuelos de Mahan Air, llegó a Venezuela Mohsen Baharnavand, director de la cartera para América Latina del ministerio de Exteriores iraní, acompañado de 243 personas y abundante material. La comitiva fue escoltada por agentes del servicio de inteligencia civil, el Sebin, y militar, el Dgcim.

Esos iraníes se disponen a tomar el control del sector de hidrocarburos de Venezuela, que está completamente colapsado por las sanciones de EE.UU. El régimen necesita desesperadamente gasolina para el transporte, y gasóleo para los generadores de hospitales, negocios y domicilios. Además, su inventario de petróleo crudo está completamente saturado.

Llamamiento a los aliados

El secretario Pompeo pidió este miércoles a sus aliados, incluida España, que «pongan de su parte para denegar a Mahan que sobrevuele su espacio aéreo o posibilidad de aterrizaje, ya que la aerolínea está sancionada». De hecho, hace menos de tres semanas, el gobierno de España anuló la ruta que hacía Mahan entre Barcelona y Teherán.

Cedía así el Ejecutivo de Pedro Sánchez a las presiones de EE.UU., pero lo hacía tarde, ya que España era ya el último destino de esa aerolínea estatal iraní en la Unión Europea. De hecho, Mahan siguió operando esa ruta incluso después de que se declarara la pandemia de coronavirus, y cuando Irán se había convertido a su vez en uno de los grandes focos de contagio.

David Alandete

 

Las pruebas de anticuerpos rechazadas por la India se suman a los tres contratos que Sanidad suscribió con el proveedor de las mascarillas defectuosas.

El Gobierno ha firmado, desde que estalló la crisis del coronavirus, al menos cinco contratos por valor de 171 millones de euros de material sanitario cuya solvencia está en duda. No obstante, uno de estos acuerdos, el de los test fallidos, fue finalmente rescindido, lo que deja la factura de compras dudosas en alrededor de 154 millones de euros.

En primer lugar estalló el escándalo de los test de detección frustrada. En los compases iniciales de la pandemia, cuando el virus golpeaba más fuerte, saltó la noticia de que los exámenes efectuados por el Ministerio de Sanidad sobre estos test ponían en duda su sensibilidad para detectar el coronavirus.

Eran de la marca Shenzen Bioeasy Biotechonology y fueron adquiridos por Sanidad a través del proveedor Interpharma. El acuerdo firmado tenía un valor de 17 millones de euros y el Ministerio, después de comprobar que no eran efectivos, lo rompió.

Tres contratos, 116 millones

Después surgió un segundo escándalo con material defectuoso. Se trató de las mascarillas de la marca Garry Galaxy, que el Gobierno compró y distribuyó entre las distintas Comunidades Autónomas para proteger a los profesionales sanitarios, uno de los colectivos más afectados por los contagios. Sanidad, después de que Aragón y Cataluña le advirtieran de sus sospechas sobre algunas mascarillas de esta firma, analizó varias muestras.

Las Garry Galaxy se compraron como mascarillas de protección nivel FFP2, pero los análisis demostraron que varios lotes no cumplían con los parámetros mínimos exigidos. El Ministerio, entonces, ordenó la retirada inmediata de las mascarillas de dicha firma que venían envueltas en un sobre verde.

Andalucía, Murcia o Galicia fueron las Autonomías que antes actuaron y procedieron, en consecuencia, a aislar o practicar seguimiento al personal sanitario que hubiera usado las mascarillas de los lotes defectuosos.

Sanidad no ha aclarado cuál es el número total de mascarillas defectuosas, pero sí se ha podido saber, como adelantó este diario, que el Ministerio firmó hasta tres contratos por valor de 116 millones de euros con Hangzhou Ruining Trading, el proveedor de las Garry Galaxy defectuosas. Un contrato era por dichas mascarillas y, los otros dos, por trajes de protección para los sanitarios.

Los test que la India rechaza

El pago del pedido en el que estaban incluidas las Garry Galaxy se realizó por adelantado, práctica habitual entre los proveedores chinos. Lo mismo ocurrió con los cinco millones de test de anticuerpos que Sanidad compró por 38 millones de euros y que, posteriormente, la India ha rechazado tras comprar otra remesa y considerarlos poco precisos.

Se trata de la prueba denominada «Sars-Cov 2 Antibody Test (Lateral Flow Method)» del laboratorio Guangzhou Wondfo Biotech. España compró, como adelantó ABC, 5.030.000 test de este tipo, pero el Consejo de Investigación Médica de la India (ICMR en sus siglas en inglés) sembró las dudas sobre su eficacia después de ordenar a los profesionales del país que dejaran de usarlos y que se los remitieran para devolvérselos al fabricante.

«Los resultados han mostrado una amplia variación en su sensibilidad, a pesar de la promesa de un buen rendimiento para fines de vigilancia. Por ello, se aconseja a los estados que dejen de usarlos», suscribió la autoridad sanitaria de la India. Mientras tanto, estos test siguen utilizándose, pese a las críticas de los profesionales, en regiones españolas como Navarra.

Enrique Delgado Sanz

 

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) advirtió hoy que unas 1.500 millones de personas, casi la mitad de la fuerza laboral formal en el planeta, podrían perder sus trabajos debido a la crisis sanitaria y económica provocada por la pandemia de coronavirus.


La OIT elevó sus proyecciones de pérdida de puestos de trabajo hasta el equivalente a 305 millones de empleos solo en el segundo trimestre de 2020.

Además, el tercer informe del organismo, que reúne a gobiernos, empresas y sindicatos, calculó que unos 232 millones de empresas de comercio mayorista y minorista, 111 millones del sector turístico, 51 millones de la rama hotelera y 42 millones de otros sectores, como el inmobiliario, están en serio peligro de cierre.

"Millones de empresas en el mundo están al borde del colapso, carecen de ahorros y de acceso al crédito. Éstos son los verdaderos rostros del mundo del trabajo y, si no se los ayuda ahora, sencillamente perecerán", alertó en un comunicado el director general de la OIT, Guy Ryder.

En paralelo a esta demoledora advertencia, el gobierno alemán anunció una previsión de caída del Producto Bruto Interno (PBI) de 6,3%, que significará la mayor recesión de su historia.

Sin embargo, las autoridades alemanas estimaron un "efecto rebote" en 2021 con una reactivación del orden del 5,2%, según la agencia EFE.

"Las consecuencias de la pandemia del coronavirus llevan a nuestra economía, tras diez años de crecimiento, hacia la recesión", explicó el ministro de Economía, Peter Altmaier, y agregó que para contrarrestar sus efectos se dispone de un "paraguas sin precedentes de más de un billón de euros".

En similares términos, el Departamento de Comercio de Estados Unidos anunció hoy que la economía del país se contrajo a un ritmo anual de 4,8% en el primer trimestre de 2020 por el impacto negativo de la pandemia.

La cifra resultó ser más negativa que la que preveían los analistas, quienes habían pronosticado que sería de 4,1%.

Para el segundo trimestre de 2020 se espera un descenso aún mayor ya que el gasto de los consumidores, que representa casi dos tercios de la actividad de la economía estadounidense, se redujo 7,6%, lo que representa el mayor descenso desde 1980.

Estados Unidos, en una recesión que anticipa alcanzar niveles no observados desde la Depresión de 1930, registra ya un millón de contagios de coronavirus, casi 60.000 muertos, y más de 26 millones nuevos desempleados.

Por otra parte, y respecto de otro sector poblacional vastamente golpeado por la pandemia, la Alta Comisionada de la ONU para los derechos humanos, Michelle Bachelet, señaló hoy como "una fuente de preocupación" la situación de los migrantes en América Latina.

"Algunos de los vulnerables a la hora de afrontar esta crisis son aquellos que ya estaban en riesgo. La protección de los migrantes en Latinoamérica, por ejemplo, es una fuente de preocupación, con reportes de deportaciones, cierres de fronteras y restricciones legislativas", dijo Bachelet en un coloquio virtual organizado por el centro de pensamiento estadounidense Inter-American Dialogue.

La ex presidenta de Chile puso como ejemplo Guatemala, a donde miles de migrantes son retornados desde Estados Unidos sin medidas de protección ni controles sanitarios, a pesar de que algunos habían dado positivo por coronavirus antes de su vuelta, según afirmó.

También lamentó que en México ha crecido la estigmatización hacia los retornados, hasta el punto de que algunas comunidades han construido barricadas para evitar su paso.

"La pandemia está generando una ola de estigma y discriminación en todo el mundo contra ciertos grupos nacionales y étnicos, los sospechosos de tener la Covid-19 y también los trabajadores sanitarios", lamentó.

Bachelet señaló que la crisis representa también un gran riesgo para las mujeres y las niñas, no debido a una vulnerabilidad inherente, sino a la discriminación y desigualad ya existentes en las sociedades.

En este sentido, lamentó que desde que se empezaron a aplicar las medidas de confinamiento en América Latina, se ha reportado un aumento generalizado de casos de violencia de género, aunque en algunos países, como Perú, los servicios de asistencia a las mujeres afectadas fueron modificados.

Además, apuntó que en la región latinoamericana esta situación de mayor riesgo para las mujeres es especialmente evidente entre las que trabajan en el sector informal, trabajadoras domésticas, indígenas, discapacitadas, inmigrantes, infectadas de HIV y aquellas de distinta orientación sexual e identificación de género.

Según la base de datos de la Universidad Johns Hopkins de Estados Unidos, el total de infectados en el planeta ya es de 3.143.555, mientras las muertes alcanzan las 218.727.

En tanto, la Organización Mundial de la Salud (OMS), que suele distribuir cifras algo menores debido al retraso en la recolección de datos de parte de los distintos gobiernos, presentaba hoy 2.995.758 casos confirmados, con 204.987 fallecidos.

El Comité de Emergencia de la OMS para la pandemia se reunirá mañana jueves para analizar la evolución de la situación y estudiar una posible actualización de las recomendaciones sanitarias.

El comité, formado por epidemiólogos y otros expertos, se reúne cuando se cumplen tres meses desde que ese mismo órgano declarara la emergencia internacional por el avance de la coronavirus, el 31 de enero.


Página 5 de 26

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…