Domingo, 19 Junio 2016 11:31

¿Quién cree que José López robaba solo? - Por Ricardo Roa

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

José López tiró contra todos un bolso pesadísimo, lleno de realidad. Los billetes húmedos no dejaron ningún margen para la duda. La gente lo entendió así.

El relevamiento que publica Clarín dice que casi 6 de cada 10 creen que es corrupción y corrupción ligada a los Kirchner. Más gente todavía piensa que Cristina estaba perfectamente al tanto. Sólo 1 de cada 10 se resiste a la evidencia. López fue una revelación, pero más una comprobación. No importa deducir de quién es la plata. Es plata robada.


Los kirchneristas se han quedado sin oxígeno como esos alpinistas con mal de altura. Uno es De Vido, alguien a quien la ética siempre le resultó extraña. Protegido con fueros de diputado, no dice nada. Lo que no dice es lo que dice: las coimas de la obra pública son de López; las del Transporte, de Jaime; las de Energía, de Cameron; las de los trenes, de Schiavi; y las de Venezuela de Uberti. O sea, él fue un ñoqui, no el jefe de todos y el súper ministro que manejó miles de millones como ninguno desde los Kirchner para abajo.


El silencio de Carta Abierta sobre la corrupción también es estruendoso. Como decía Orwell: el ataque contra la honestidad intelectual viene sobre todo de los propios intelectuales.


López ha estado desde que los Kirchner iniciaron la incubación serial en la pingüinera. Pero representantes de la cultura K sostienen que la corrupción es López, no Cristina. Son capaces de ver el problema aunque no de identificarlo: el sistema de retornos anidado en Santa Cruz y trasladado y ampliado y corregido a la Rosada y a su sucursal, La Rosadita. En el kirchnerismo hay una cultura en la que la verdad, cuando molesta, importa poco o más bien nada.


Fabrican un nuevo relato: es peor generar pobreza que generar corrupción. Quieren decir que es preferible Cristina a Macri. Tienen un problema: los Kirchner generaron pobreza y generaron corrupción. Para eso ya no hay relato que valga.


Aparecen brechas en las votaciones legislativas. Y en el ex gobernador Closs renunciando al bloque, y en el ex gobernador Alperovich recordando que fue Cristina quien impuso a López en el Parlasur. También en el ex canciller Taiana, que dice, con razón: “La corrupción es inaceptable y más inaceptable en los partidos populares que buscan representar a los más humildes”.


López tiró sus bolsos con plata sucia. Hay culpas ahí dentro que van mucho más allá de él, de Cristina y de De Vido. El escándalo es una oportunidad para arrancar un Nunca Más de la corrupción. Sería una buena manera de saltar la grieta. 


Ricardo Roa

Visto 667 veces Modificado por última vez en Martes, 07 Marzo 2017 22:49

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…