Jueves, 16 Junio 2016 12:25

El Gobierno, frente a la mejor semana de los últimos meses - Por Federico Mayol

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

El escándalo de López, la aprobación de los pliegos de la Corte y la media sanción al blanqueo fueron recibidos con algarabía en la Casa Rosada. Los temores del segundo semestre

Mejor imposible. La escandalosa y cinematográfica detención de José López y las noticias de las últimas horas en el Congreso terminaron de promediar para el Gobierno la mejor semana de los últimos tiempos, según analizaron por estas horas en la Casa Rosada. La amplia aprobación de los pliegos de Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz en el Senado y el visto bueno al blanqueo y el pago a los jubilados, que pasada la medianoche obtenía media sanción en Diputados -una ley clave- fueron celebrados con algarabía por el Poder Ejecutivo, que en estas semanas venía golpeado por los coletazos de los aumentos tarifarios y un creciente malestar social.

"No nos hubiera salido mejor", festejaron los cerebros comunicacionales del Gobierno en relación a la detención de José López en la madrugada de ayer, apresado cuando intentaba esconder casi 9 millones de dólares y cientos de miles de euros en un convento de General Rodríguez. En la Casa Rosada celebraron que la captura del ex secretario de Obras Públicas, un hombre clave del riñón K, conduzca a Julio De Vido, uno de los arquitectos financieros de la anterior administración. Con él ya son cuatro los presos por la corrupción kirchnerista que apuntan directamente al ex ministro de Planificación, que ayer guardó un prudente silencio: Ricardo Jaime, Manuel Vázquez y Lázaro Báez, además del parlamentario del Mercosur.

La incorporación de Rosatti y Rosenkrantz a la Corte Suprema también fue recibida con entusiasmo en la Casa Rosada, que hasta la noche anterior dudaba del acompañamiento del peronismo. Las reuniones de la tarde del miércoles del ministro Rogelio Frigerio y del titular de Diputados, Emilio Monzó, con el senador Miguel Ángel Pichetto y el diputado Sergio Massa terminaron de configurar, tal vez y definitivamente, el nuevo mapa político tras el escándalo de López, que dinamitó al kirchnerismo.

A la escisión de un grupo de diputados del Frente Para la Victoria podría sumarse en los próximos días la conformación, al menos en los hechos, de un bloque de senadores del PJ conducidos por Pichetto y con fuerte anclaje en los gobernadores. Es con lo que especulaban anoche en la Casa Rosada, luego de la votación del Senado y de la media sanción en Diputados y tras la reunión en el Congreso entre Frigerio, Monzó, Pichetto y Massa, un cónclave que desairó a la vicepresidenta Gabriela Michetti.

En las próximas semanas, y luego de completar las vacantes del máximo tribunal de Justicia, el oficialismo deberá aprobar formalmente en el Senado las designaciones de Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, jefes de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), para las que deberán contar con el guiño del peronismo. Las reuniones en ese sentido se acrecentaron en las últimas semanas.

La impactante detención de López le da algo más de oxígeno a la gestión, según concluían por estas horas en Balcarce 50, que en las últimas semanas mandó a medir qué entendían los encuestados por "segundo semestre". De acuerdo con las mediciones, el Gobierno transita todavía por un estado de gracia que tendría asegurado por los próximos meses, siempre que el gabinete económico de Mauricio Macri logre contener la espiral inflacionaria y los desajustes económicos, las principales inquietudes de los argentinos. El escándalo del ex secretario de Obras Públicas K sin embargo obliga a Macri a ser cuidadoso hasta en los detalles más nimios: deberá extremar los recaudos en relación a la transparencia de su administración.

La semana entrante, por caso, el Ejecutivo enviará al Congreso el proyecto de ley de reforma política y electoral y tratará de impulsar la ley del arrepentido para casos de corrupción, enredada en estos días en versiones de dilatación que cayeron pésimo en el seno del oficialismo. El escándalo del monasterio de General Rodríguez no deja margen para el error.

Más allá de la semana perfecta, en Casa Rosada están convencidos de que si la inflación logra ser contenida en los próximos meses, o al menos empieza a desacelerarse, el delito será el tema al cual abocarse en el segundo semestre. La inseguridad es, según los sondeos encargados por el oficialismo, la segunda preocupación de la sociedad detrás de los problemas vinculados a la economía. Las cifras encendieron la alerta del gabinete comunicacional: casi el 40% de los consultados dijo sentirse "nada seguro" y un porcentaje casi similar respondió sentirse "poco seguro" en la vía pública. 

Federico Mayol

Visto 487 veces Modificado por última vez en Martes, 07 Marzo 2017 22:49

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…