Miércoles, 15 Junio 2016 14:24

En un convento estalló la trama de De Vido - Por Rubén Curto

Escrito por  Rubén Curto
Valora este artículo
(0 votos)

El exsecretario de Obras Públicas José López quedó detenido. Lo investigan por presunto enriquecimiento ilícito. Ayer lo sorprendieron tratando de enterrar U$S 8,5 millones en un convento de General Rodríguez, provincia de Buenos Aires.

Desde el recordado video que mostraba a Néstor Kirchner excitado frente a una bóveda con dinero, y la bolsa con dólares hallada en el baño del despacho de la exministra de Economía de la Nación Felisa Miceli, hasta los episodios más recientes de Martín Báez contando millones de dólares en “la Rosadita” de Puerto Madero o las valijas con billetes y la máquina de contar dinero halladas hace poco en la casa de Milagro Sala.

Con esos antecedentes, la devoción por el efectivo que han demostrado varios de los principales referentes del kirchnerismo desnudó ayer otro episodio, casi salido de una película.

Al final, fueron 8,5 millones de dólares (también había euros, yenes y moneda de Qatar) los que se le encontraron al exsecretario de Obras Públicas de la Nación y actual diputado del Parlasur José López cuando la Policía lo sorprendió in fraganti tratando de enterrarlos de madrugada en un monasterio de la localidad bonaerense de General Rodríguez.

López fue trasladado anoche al penal de Moreno y hoy declarará en Tribunales federales.

La primera reacción K ante el hecho provino del bloque de legisladores del Mercosur y de Diputados, e incluyó un contraataque. Sin nombrar a López por su nombre, expresó su “enérgico repudio a la conducta de cualquier actual o exfuncionario público, con prescindencia de su pertenencia política, en cuanto a la tenencia de dinero no declarado, en el país o en el exterior”. Por elevación, aludieron así indirectamente al caso de los Panamá Papers y a la situación del presidente Mauricio Macri.

 


 

En el pozo

El convento, según dijo el intendente local Darío Kubar, era muy frecuentado por el excandidato presidencial Daniel Scioli y por el exministro de Planificación Julio De Vido, ante quien reportaba el propio López.

La detención tuvo bastante de fortuita. Fue a partir de un llamado a la Policía, que algunos atribuyen a un vecino y otros a las propias monjas del Monasterio de Orantes y Penitentes de Nuestra Señora de Fátima, que advertía que desde un vehículo –una Chevrolet Meriva radicada en Río Gallegos– arrojaban bolsas hacia el interior del predio.

López quedó detenido por portación de arma de guerra (tenía un fusil calibre 22), aunque ahora deberá dar cuenta sobre el origen del dinero que llevaba. En su última declaración jurada, admitió un patrimonio menor a dos millones de pesos, con la particularidad de que dijo no poseer ni un solo dólar.

El ministro de Seguridad Bonaerense, Cristian Ritondo, reveló que, al momento de la detención, López “intentó sobornar a los policías”. La madre superiora del convento apuntó, además, que López “estaba enloquecido” y decía que le querían robar dinero que él iba a destinar a ayuda solidaria.

López manejó a discreción la ejecución de la obra pública durante la era K. Su detención completa un círculo por el cual ya está preso Lázaro Báez, acusado de lavar dinero y de ser beneficiario de contratos millonarios y sobreprecios durante el kirchnerismo.

Desde 2008, el juez Daniel Rafecas investiga a López por presunto enriquecimiento ilícito, en una causa que se encaminaba hacia el sobreseimiento pero que ayer tomó nuevos bríos. El fiscal Federico Delgado solicitó ayer su detención e indagatoria, con la intención de unificar esa causa con la que apunta al fallecido Néstor Kirchner y otros exfuncionarios por presunta asociación ilícita.

Esta última fue promovida en 2008 por la diputada Elisa Carrió y está en manos del juez Julián Ercolini.

El mismo cerco judicial acorrala ahora al exministro de Planificación Federal Julio De Vido, quien esquiva por ahora a la Justicia a partir de que tiene fueros como diputado.

También hay una lupa puesta sobre otro miembro de ese mismo equipo: el ex N° 2 de Vialidad Nacional Sandro Férgola, investigado por el fiscal Guillermo Marijuan por presunto enriquecimiento ilícito.

Sobre la situación de Férgola informamos justamente en nuestra edición del pasado domingo, con menciones directas de vecinos de la localidad cordobesa de Capilla de Sitón, donde habría comprado tres o cuatro campos en los últimos años.


Rubén Curto

Visto 370 veces Modificado por última vez en Martes, 07 Marzo 2017 22:49

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…