Miércoles, 16 Mayo 2018 00:00

Los hoteles K: huéspedes que nunca estuvieron y clientes eternos - Por Nicolás Wiñazki

Escrito por 
Valora este artículo
(2 votos)

El Waldorf, que manejaba Sanfelice, registró a personas que declararon en la Justicia nunca haber estado ahí. El caso de un supuesto huésped que se alojó durante 7 años.

 

Una ley de la física, aun no desmentida por la ciencia, siendo hoy 15 de mayo del año 2018 de acuerdo al calendario gregoriano, afirma que una persona no puede estar en dos lugares al mismo tiempo. Nunca. Hay creencias de varias religiones, en cambio, que aseguran que los seres humanos y sus espíritus son capaces de “bilocarse”. Eso significa que hay creyentes católicos, budistas, por ejemplo, que aceptan que son reales los registros de casos de hombres y mujeres que juran haber sido los mismos pero viviendo el mismo instante dos experiencias diferentes porque se “bilocaron” en dos lugares que no eran el mismo.

La ley de la física antes mencionada, la “bilocación”, o tal vez un delito de corrupción se esconden detrás de un enigma que la Justicia está resolviendo respecto a los huéspedes inscriptos y facturados como tales por uno de los hoteles vinculados a esos emprendimientos turísticos de los K. El hotel se llama “Waldorf”. Es un tres estrellas módico, pero con una rotación de clientes a la que la Justicia no le encuentra explicación lógica, científica, pero tal vez sí, si se la analiza bajo la más mundana hipótesis delictual.

En la documentación secuestrada en el “Waldorf” se afirma que el negocio cobró dinero por alojar a varias personas que declararon bajo juramento, en los tribunales, que nunca jamás estuvieron allí.

La maniobra, más que una “bilocación” múltiple o la revolución de un paradigma científico, podría ser una típica operación de blanqueo de dinero a través de la registración en un hotel de un pasajero que nunca durmió en ese lugar.

Es decir, haciendo figurar que el negocio tuvo ingresos de dinero que en realidad nunca tuvo. Es el mecanismo mediante el cuál los hoteles que son usados como vehículos para “blanquear” fondos que se hacen pasar como de origen legal pero que en realidad fueron generados en “negro”, por posible corrupción o como resultado de otros delitos.

En los manuales de lavado de dinero este tipo de maniobras con hoteles está considerada una de las más antiguas y fáciles de detectar por la Justicia.

La ex presidenta Cristina Fernández, sus hijos Máximo y Florencia; el “dueño” del “Waldorf”, Osvaldo Sanfelice; y el mayor cliente de los hoteles de los Kirchner, el empresario y socio de la familia, hoy preso, Lázaro Báez, fueron procesados el lunes por el juez Julián Ercolini y los fiscales Gerardo Pollicita e Ignacio Mahíques por lavado de dinero realizado a través de los hoteles Alto Calafate y Las Dunas, y también por ser considerados miembros de una asociación ilícita.

En su auto de procesamiento, que incluyó a varias personas más del entorno K, el juez Ercolini dejó en claro que los afectados por estas medidas fueron ordenadas por él en la llamada causa Hotesur. Y especifica que ese expediente tiene “conexidad” con otros casos judiciales en los que también fueron procesados los mismos protagonistas y más.

Es decir, que todo ese conglomerado de nombres y sociedades comerciales que se entrecruzan en los negocios privados de los Kirchner están ligados a maniobras presuntamente ilegales generadas por la obra pública que se otorgó de modo irregular a los principales clientes de los hoteleros Kirchner.

Eso significa que, quizás en un futuro que podría no ubicarse en el largo plazo, la ex presidenta, sus hijos, ex socios tal vez terminen dando explicaciones por estas causas que hoy son varias pero que podrían unificarse en un gran juicio oral y público.

Según un escrito que Stolbizer y su abogada, Silvina Martínez, presentaron en la causa “Waldorf” -que ellas mismas habían iniciado tras denunciar posibles delitos en la compra y la operatoria del Waldorf-, le pidieron al juez Daniel Rafecas que amplíe un peritaje sobre el listado de supuestos clientes del porteño “Waldorf”. Ocurre que varias de las personas que figuran en los papeles contables de ese negocio como huéspedes que usaron las instalaciones para dormir y pagaron entonces por ella, aseguraron en declaraciones testimoniales que eso nunca pasó.

Las sospechas se iniciaron cuando las denunciantes detectaron que entre los clientes del “Waldorf” había empresas que le facturaban y que también lo hacían a hoteles de los Kirchner, como “Valle Mitre”, del hoy preso Lázaro Báez. De la constructora CPC, del también preso ex líder del grupo Indalo, Cristóbal López. E incluso, y sobre todo, de directivos de la constructora brasileña Odebrecht, génesis de casos de corrupción en varios países de Latinoamérica.

Pero un caso llamó la atención en especial y terminó por destapar que efectivamente el “Waldorf” registró pasajeros “truchos”.

Según la documentación a la que accedieron Stolbizer, Martínez y también Clarín, el hotel porteño ligado a los K tuvo un huésped que supuestamente durmió allí siete años seguidos. Día a día. Se llama Marcelo Javier Florenza. Otra pareja, la de Estela Rezuk y José Zambon, figura como usuarios de la habitación 901 del “Waldorf” desde el 1/1/2006 hasta el 5/9/2013.

Tras indagaciones del juez Rafecas, otros siete pasajeros fueron llamados a declarar como testigos en la causa “Waldorf” y todos coincidieron en el mismo punto: jamás durmieron ni se hospedaron allí.

Sobre el “eterno” cliente Florenza, quien figura como presidente de la sociedad comercial que maneja el “Waldorf”, Sanfelice explicó ante la Justicia que ese registro de siete años y sus respectivas facturas que se cobraron se produjeron por un error informático.

Stolbizer y Martínez no le creen, y más aún cuando se comprobó que otras siete personas más afirmaron bajo juramento de decir la verdad en la Justicia que nunca pagaron por alojarse en el “Waldorf” aunque en la contabilidad del hotel diga lo contrario.

Fue por todo esto, desprolijidades que tal vez no sean tales sino pruebas de que se manipularon las cifras de ganancias del hotel, que Stolbizer y Martínez presentaron un escrito ante Rafecas, no exento de ironía, donde le explican al magistrado que “en el caso de los huéspedes eternos, la defensa de Osvaldo Sanfelice planteo que se trataba de un error del servidor que había tomado el dia y la hora de origen de la CPU. ¿Sera acaso este mismo servidor inteligente que también registro en el hotel a pasajeros que en realidad se alojaban en otros hoteles de la Ciudad de Buenos Aires?”. Y agregan, ya sin sutilezas: “Por lo expuesto, solicito que se amplíe el peritaje como también las declaraciones testimoniales a más pasajeros que figuran alojados en las habitaciones 901 y 902 del Hotel Waldorf a los fines de determinar si real existencia como también su efectivo alojamiento”.

Los pasajeros que figuran como huéspedes del Waldorf pero que aseguraron ante la Justicia que jamás lo fueron son María José González; Alberto Osvaldo Toledo; Héctor Federico Branca; César Dimas Cáceres Gil; Fabián Roberto Pastoriza; David Alberto Tressens Ripoll; y Juan Pablo Flores.

El periodista Bruno Yacono, de la web del canal de noticias TN, contactó a tres de los pasajeros que declararon ante Rafecas que nunca se alojaron en el “Waldorf”. Los tres le ratificaron sus testimoniales, a las que Clarín tuvo acceso, igual que a las del resto de los llamados por tn.com.ar “huéspedes fantasmas”.

Ahora las denunciantes pidieron que se avance sobre esas pistas y se periten otros casos de supuestos clientes del establecimiento turístico, categorizado con tres estrellas.

Todos coincidieron en que nunca pagaron por los servicios del hotel regenteado por Sanfelice.

Los casos de personas que durmieron pero no lo hicieron en el Waldorf pueden ser más.

Las leyes de la física están probadas por la ciencia.

La “bilocación”, por la Fe de varias religiones, pero puede ser descartada por la Justicia mediante métodos convencionales de investigación.

Si hubo lavado de dinero o no en “Waldorf”, también.

Nicolás Wiñazki

Visto 171 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…