Domingo, 20 Mayo 2018 00:00

Los cuatro objetivos de Dujovne para controlar la economía - Por Mariano Obarrio

Escrito por 
Valora este artículo
(3 votos)

Tras el último cambio de gabinete del presidente Mauricio Macri, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, no sólo asumirá la coordinación de nueve ministerios económicos sino que además pasará a manejar cuatro pilares clave de la economía: la política fiscal, la estrategia de crecimiento, la ejecución presupuestaria y el control de la inflación, esto último en coordinación con el preside del Banco Central, Federico Sturzenegger.

 

Así lo informaron en horas de la mañana altas fuentes de la Casa Rosada consultadas por LA NACION. Confirmaron además que la designación de Dujovne como coordinador general del gabinete económico es una señal a los mercados y a los inversores tras la reciente crisis cambiaria.

Muchos sectores empresarios reclamaban que hubiera un ministro a cargo de la conducción centralizada de la economía, con claro poder para tomar decisiones, en lugar de nueve ministerios que descoordinados entre sí y que adoptaban decisiones a veces contradictorias.

La primera reunión de coordinación del gabinete económico, ahora encabezado por Dujovne, será el martes. Participarán los ministros Jorge Triaca (Trabajo), Juan José Aranguren (Energía), Luis Miguel Etchevehere (Agroindustria), Luis Caputo (Finanzas), Rogelio Frigerio (Interior), Guillermo Dietrich (Transporte), Francisco Cabrera (Producción), Gustavo Santos (Turismo) y Andrés Ibarra (Modernización).

"Esta es una clara señal de que hubo fallas en la coordinación económica, hubo serios errores de instrumentación y eso lo dijo el Presiente en la última conferencia de prensa y por eso se decidió este cambio", dijo a La Nacion una fuente oficial.

En buen romance, esto implica que los vicejefes de gabinete, Mario Quintana y Gustavo Lopetegui, que dependen del jefe del Gabinete, Marcos Peña, y que se dividían la coordinación de diversos ministerios, quedaron seriamente debilitados en el mapa de poder de Macri.

Todavía no se sabe cuál será el futuro de las atribuciones de cada uno de ellos. Pero los funcionarios consultados se apuraron a aclarar que el desgaste de Quintana y Lopetegui no alcanza a Marcos Peña, que seguirá siendo el hombre fuerte del Gobierno.

La otra lectura de las primeras horas de esta mañana es que con esta decisión Dujovne quedará fuertemente "empoderado" y ganará mucho espacio de decisión económica. El ministro de Hacienda siempre fue un aliado incondicional de Peña, por lo cual podría decirse que ambos quedaran como los dos funcionarios de mayor poder del gabinete.

El nuevo hombre fuerte, Dujovne, recibió su designación de boca de Peña, lo cual fue un gesto de que el jefe del Gabinete seguirá siendo la voz cantante del conjunto de los ministros, con la venia del Presidente.

"Mauricio fue claro y dijo que tuvimos problemas de coordinación económica, había que hacer algún cambio en ese sentido y se decidió que Dujovne sea el nuevo coordinador, con nueve ministerios a su cargo", dijo un funcionario de la línea dura de la Casa Rosada.

El ministro de Hacienda, convertido ahora en superministro, tendrá cuatro objetivos muy definidos:

  • Acelerar el recorte fiscal que en 2018 rondará un déficit de 2,5% del PBI, pese a que se anunció hace tres semanas una meta de 2,7% y antes era de 3,2%. También se pretende bajar en 2019 a 1,7%, pese a que la meta actual es 2,2%, tal como anticipó hoy LA NACION. Es el que tiene todos los números en su tablero, donde se puede tocar y donde no, y negocia el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional por una línea de crédito stand by de acceso excepcional. Será clave para la negociación con la oposición por el presupuesto 2019. Se pensó en un experto en temas fiscales y que entienda la importancia de bajar el gasto.
  • Impulsar el crecimiento económico, cuya meta presupuestaria para 2018 era 3,5% del PBI, pero tras la crisis cambiaria, la suba de tasas al 40% y la sequía en el Gobierno la estiman en 2%. Buscará compatibilizar políticas contradictorias como bajar impuestos y bajar el déficit, además de coordinar políticas productivas con todos los sectores.
  • La rebaja de la inflación, que se intentará acercar a un 15% en 2018, según la meta anunciada el 28 de diciembre último. En el Gobierno saben que tras la suba de tarifas y la devaluación del 35% no alcanzarán ese objetivo pero pretenden "estar lo más cerca", porque "la meta no es un pronóstico sino una meta". Dujovne coordinara este objetivo con Sturzenneger, que tendrá libertad absoluta en política monetaria y cambiaria; Macri dijo que el Banco Central tendrá autonomía para cumplir las metas de inflación pero el ministro deberá aportar políticas fiscales consistentes con ese propósito. Se aplicará la ley de defensa de la competencia con Cabrera para frenar las "avivadas" como anticipó Macri el jueves último.
  • La ejecución presupuestaria, que es un manejo que siempre tuvo Hacienda. Ahora tendrá la potestad de hacerlo políticamente, no sólo en forma técnica: cuantas partidas se asignan a cada ministerio y qué se privilegia. Centralizará los pagos de la obra pública y se estudiará la prioridad de las obras.

 

El propósito es maximizar esos cuatro puntos de la mejor manera posible, teniendo en cuenta los intereses de los distintos sectores. Esbozan un caso de ejemplo: Aranguren pedía inversiones en Vaca Muerta; Triaca transmitía reclamos de los sindicalistas petroleros, y Cabrera proponía beneficios para las Pymes del yacimiento.

Todas esas opiniones chocaban entre sí. Antes Quintana y Lopetegui eran los que definían en esos conflictos y ahora el que decidirá es Dujovne. Por otra parte, Quintana, y en menor medida Lopetegui, habían chocado con muchos ministros con los cuales se generaron conflictos.

El último gran encontronazo fue entre Quintana y Sturzenegger por la política monetaria. No se llevaban bien. "Tal vez, Quintana y Lopetegui se metían demás en este tema. Dujovne y Sturzenegger tienen una relación de toda la vida y se conocen y eso mejorará mucho el vínculo", dicen en el Gobierno.

El ministro de Hacienda, con un estilo más flexible, silencioso y negociador, también va a manejar todos los presupuestos de todos los ministros, tanto en el diseño y asignación de partidas como en la ejecución presupuestaria, que siempre controla el secretario de Hacienda, Rodrigo Pena.

Mariano Obarrio

Visto 222 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…