Viernes, 08 Marzo 2019 00:00

La interna por la lapicera K y el teléfono de Emilio Monzó - Por Pablo de León

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

El kirchnerismo tiene hoy una obsesión: el manejo de la lapicera. Esto es, en lenguaje rosquero, ver quién o quiénes definen las listas, desde senadores y diputados nacionales hasta consejeros escolares.

 

Ríos de tinta

Hoy, en el entorno de Cristina Fernández de Kirchner, quien cuenta con el llamado “derecho de picaporte” -esto significa que es quien abre la puerta del despacho principal- es Alberto Fernández, ex jefe de Gabinete de Néstor y Cristina, luego devenido en massista, posteriormente en randazzista y ahora, otra vez, cristinista puro. Así las cosas, “la lapicera” a nivel nacional la tendrá Alberto en diálogo permanente con Cristina y el que tendrá voz y voto será Máximo Carlos Kirchner, quien junto a Eduardo “Wado” De Pedro”, defenderán los intereses de los dirigentes de La Cámpora, varios de ellos con necesidades de renovar banca de diputado nacional.

Bajando a la Ciudad de Buenos Aires, hay dos nombres que pugnan por hacerse valer: uno es el de Eduardo Valdés, perenne operador peronista porteño y lobbista empresario, quien subió el perfil en los últimos tiempos con el único objetivo de agradar a la Señora del Calafate: no por nada, en su cuenta de Twitter asegura sentir “orgullo de @CFKArgentina”, además de acompañar siempre a la ex Presidenta a Comodoro Py, con la compañía de Juan Grabois.

En verdad, Valdés quiere participar del armado de las listas porteñas, donde el peronismo puede colocar diputados, legisladores y hasta un senador nacional. En todo eso, deberá lidiar con Víctor Santa María, el sindicalista de los encargados, quien desde su gremio y su pool de medios pugna por tener su parte en la negociación. Santa María quiere colocar a su gente en la pelea por la vicejefatura de Gobierno, pues el puesto principal es pretendido por La Cámpora (con Mariano Recalde a la cabeza) y por quienes quieren un acuerdo más amplio con otros sectores peronistas; el que suena allí es Marco Lavagna. Como se ve, el amor por la lapicera -y los cargos- despierta pasiones…

Conurbanos

En tanto, en la provincia de Buenos Aires, Máximo Kirchner intentará confirmar su pacto con los intendentes a la hora de usar la lapicera. En esa empresa, el hijo de la senadora nacional se asegurará ser cabeza de lista en Diputados, al sentarse -con birome y cuaderno- junto a Martín Insaurralde, intendente de Lomas de Zamora y delegado de la mayoría de los alcaldes conurbanos para la negociación con el Instituto Patria, el búnker K. De todos modos, hay varios que piden ser parte de esas charlas pues temen que el intendente delegado arregle lo suyo y “se olvide” de las ambiciones políticas de los demás. Ya es una tradición peronista los “olvidos” de último momento. Los muchachos peronistas...

Vuela vuela

Donde la lapicera se ha quedado quieta es en la cúpula de Cambiemos, donde la negociación política ha puesto pausa por unos días. salvo en la convulsionada pelea interna en Córdoba, entre Ramón Javier Mestre y Mario Negri. Más allá de la reunión del Consejo Nacional del PRO del próximo lunes, donde pasará poco y nada, todos están esperando el regreso de Jaime Durán Barba. El consultor M se fue a Washington a dar unas clases por lo que demorará unos días su retorno a Bs. As.. Su regreso es esperado con avidez por la mesa chica del PRO (Peña, De Andreis, Vidal, Larreta, Frigerio, Salvai, Francisco Quintana, Humberto Schiavoni, De Luca y Santilli) pues son varios los temas a definir. ¿Vendrá con el nombre del vice de Mauricio Macri definido? Misterio...

Clavame el visto

Donde el misterio también cundió fue entre varios de estos dirigentes pues le escribieron a Emilio Monzó y no recibieron ninguna respuesta. “Ni me clavó el visto ¿a vos?”, le consultó un vidalista a un hombre de Marcos Peña. La razón del “silenzio stampa” del jefe de Diputados fue porque cambió de número de teléfono. Quienes sí tienen el número nuevo, son los miembros del chat monzonista que se sigue llamando “Los puercoespines”, porque “nadie se nos quiere acercar, fundamentalmente en la Casa Rosada”. Cuánta maldad...

Pablo de León

Visto 193 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…