Jueves, 21 Marzo 2019 00:00

La Cámpora: internas por estar cerca de Cristina Kirchner y por un senador acusado en la Justicia - Por Pablo de León

Escrito por 
Valora este artículo
(2 votos)

La agrupación K y sus diferencias con Alberto Fernández y Valdés. Y discusiones por El Loco Romero, legislador acusado de abuso que sigue en su banca.

 

La no definición de Cristina Fernández de Kirchner mantiene en vilo al entorno de la senadora nacional y desata un torbellino de internas por la cercanía a la líder del espacio K.

En ese maremágnum se encuentra La Cámpora, la agrupación fundada por Máximo Carlos Kirchner, donde las diferencias políticas intestinas se mezclan con un problema verdaderamente serio: la acusación en la Justicia por abuso de un dirigente y legislador de ese sector.

Dentro de ese sector hay una división entre quienes fomentan la unidad con otros sectores y no solo con los grupos afines duros al kirchnerismo: con Máximo a la cabeza, auspician lo mismo que hace Cristina a nivel nacional que es sumar al PJ e invitar a sentarse alrededor de la mesa al massismo.

En esa línea trabaja el “consigliere” de Máximo, que es el abogado Eduardo “Wado” De Pedro, siempre el más pro-PJ del camporismo. Y quien, en el último Congreso del PJ, invitó a Sergio Massa y a los gobernadores peronistas a conformar "la unidad".

No por nada, De Pedro no deja de cultivar su relación con Miguel Ángel Pichetto, el senador peronista enfrentado a CFK pero con quien De Pedro habla los temas que se tratan en el Consejo de la Magistratura, para que todos los peronistas jueguen juntos y sin quiebres en ese ámbito de delicadas definiciones judiciales.

Del otro lado se encuentra Andrés “Cuervo” Larroque, quien perdió acciones políticas en los últimos tiempos y no tendrá lugar para renovar su banca como diputado nacional y lo espera un destino de probable legislador bonaerense. Su lugar de influencia lo ganó Facundo Tignanelli, dirigente de La Cámpora de La Matanza, diputado provincial de Unidad Ciudadana y ex hombre de confianza del “Cuervo”. Tignanelli hoy es “Maxi Puro” y hombre de negociaciones hasta con los hombres más fuertes de la administración de María Eugenia Vidal.

Larroque fomenta la distancia con el Pejotismo y es quien mejor lazo tiene con Oscar Parrilli, el ex secretario General de la Presidencia, el que mantiene despacho y relación diaria con Cristina pero que perdió acciones por el mal desempeño del kirchnerismo en las elecciones últimas de Neuquén, donde el candidato K Ramón Rioseco terminó tercero cómodo.

En lo que hay coherencia en la interna camporista es en sus disgustos con dos hombres que conforman el entorno político de CFK: Alberto Fernández y Eduardo Valdés. Con el ex jefe de Gabinete de Néstor y Cristina se encuentran molestos porque Fernández logró el manejo de la lapicera (o sea las listas) y del cierre en la mayoría de las provincias donde los K se emparentarán amigablemente con el PJ local.

Y con Valdés, las molestias crecen porque el dirigente peronista porteño y lobbista empresario ha ganado millas como vocero de la ex Presidenta, amén de pretender ser quien arme las listas peronistas en la Ciudad.

Un dato: el hecho de que Valdés dijera, tras la partida de Cristina a Cuba para visitar a su hija, que Florencia padecía ataques de pánico y había sufrido bulimia y anorexia, fastidió a los dirigentes camporistas. Pero más irritó que Valdés considerara, (públicamente) que él hoy le recomendaría a la senadora que no se presente a la pelea por la Presidencia.

¿Qué sería del destino de varios con la ausencia de la ex Presidenta en la cabeza de la lista mayor?

Pero otro tema que tiene alterado al grupo juvenil K es el caso de Jorge “El Loco” Romero, senador provincial de esa fuerza quien tiene una denuncia penal por abuso sexual por parte de una ex militante de la agrupación La Cámpora.

La conducción de la agrupación K debatió el tema en diciembre pasado y quien perdió la pulseada fue la única mujer de ese cuerpo, la quilmeña Mayra Mendoza. El tema volvió a aparecer ahora en el seno de ese grupo pues la denuncia penal sigue su curso y a Romero no le exigieron su renuncia al Senado bonaerense, justamente en un caso de violencia de género.

Así fue que se la vio a Mayra Mendoza muy molesta con sus pares, con los que se reúne varios días por semana en el Congreso de la Nación: además de la mujer, son diputados nacionales Máximo Kirchner, De Pedro, Larroque, Luana Volnovich, Fernanda Raverta y el influyente Rodrigo “Rodra” Rodríguez.

En ese ámbito se notan los nervios: no por nada, casi terminan a los puños a las piñas, semanas atrás, Facundo Tignanelli con “Cuervo” Larroque. Las elecciones despiertan las inquietudes de varios.

Pablo de León

Visto 185 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…