Miércoles, 03 Julio 2019 00:00

Elecciones PASO: el Gobierno saldrá a instalar que en agosto se juega todo - Por Giselle Rumeau

Escrito por 
Valora este artículo
(3 votos)

La estrategia de cara a las PASO será extremar la polarización y fomentar el voto útil entre aquellos votantes desencantados de Cambiemos. Así, la Casa Rosada saldrá a instalar que en agosto se define mucho más que las primarias en 17 provincias y, aunque no lo dirán con todas las letras, la intención es sugerir que lo que estará en juego es la estabilidad del dólar.

 

“Agosto será la medida de todo”. La frase, pronunciada por un hombre que trabaja en el equipo de campaña oficialista, deja expuesto el grado de importancia que el Gobierno le asigna esta vez a las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias que se celebrarán dentro de 40 días. En la Casa Rosada saben que Mauricio Macri va a perder en ese primer turno electoral, como ya pasó en 2015 y en las legislativas de 2017, y creen con profunda convicción que la elección se definirá en el ballotage de noviembre. Pero la preocupación pasa por estas horas por cómo se pierde. “Si nos sacan una diferencia menor a los 6 puntos, no vemos alarma. Pero el problema es si la diferencia supera los 7 puntos. Ahí, los mercados se van a asustar por un posible triunfo del kirchnerismo y podría dispararse el dólar. Eso beneficiaría a Cristina Kirchner y Alberto Fernández. Sería un desastre”, dice la fuente.

En esa línea, la estrategia del Gobierno de cara a Elecciones PASO será extremar la polarización y fomentar el voto útil entre aquellos votantes desencantados de Cambiemos que, al menos en esta primera ronda, decidieron votar a Roberto Lavagna o a José Luis Espert. Así, la Casa Rosada saldrá a instalar que en agosto se juega mucho más que las primarias en 17 provincias. Y aunque no lo dirán con todas las letras, la intención es sugerir que lo que estará en juego es la estabilidad del dólar.

Pese a que la crisis aún se siente con todo en el bolsillo, el Gobierno cambió de humor y ahora reina el optimismo en los despachos de la Rosada. Por la estabilidad cambiaria y el aliento del consumo hubo un repunte en la imagen y la intención de voto del presidente Mauricio Macri que se viene registrando desde hace dos meses en todas las encuestas de opinión pública, incluida en aquellas que trabajan para distintas fuerzas de la oposición. Si bien la mayoría de esos sondeos colocan a Juntos por el Cambio abajo del Frente de Todos en la primera vuelta, la mayoría asegura que la tendencia de crecimiento de Macri es constante.

No es todo. Como si fuera un círculo vicioso, el efecto Pichetto primero, y el acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea -del cual se sabe poco y nada pero que el oficialismo supo capitalizar con pericia- tranquilizó a los mercados. En la mesa chica creen que lo peor ya pasó y que el Banco Central tiene los instrumentos para salir a frenar cualquier indicio de corrida bancaria.

Con todo, no quieren riesgos. Y es por eso que apuntarán a sacar en las PASO una diferencia menor a cinco puntos. Mientras preparan la cumbre del espacio, que se realizará el miércoles 10 de julio en Parque Norte, como una suerte de lanzamiento de la campaña para bajar línea y alentar a la tropa, se trabaja en algunos de los siguientes ejes:

Hasta las PASO habrá una estrategia con poca campaña negativa, que es la que en general se difunde en las redes sociales y whatsapp.

Se mostrará gestión e inauguraciones de obra pública hasta que la ley electoral lo permita.

Extremarán la polarización, aún más que en 2015: en el entorno de Peña aseguran que la estrategia es inevitable porque se desarmó el espacio del medio a partir de la decisión de Cristina Kirchner de correrse de la centralidad, al menos hacia afuera, y nominar a Alberto Fernández como su candidato a presidente.

Modelos en puga: se hablará de democracia versus autarquía; Integración al mundo versus proteccionismo, y capitalismo de amigos o crecimiento y desarrollo. El gobierno entendió que cambió el mapa electoral y el eje peronismo- antiperonismo ya no sirve, dado que el movimiento, dividido, pero siempre omnipresente, está expresado en distintas fórmulas y espacios políticos, incluido el propio con Miguel Ángel Pichetto en la fórmula.

Campaña horizontal y microsegmentada: tal como se puede ver en los spots que cuelgan en las redes el Presidente, la gobernadora María Eugenia Vidal y el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, se buscará que “la gente” sea protagonista y le hable a sus pares. Y a cada uno se le transmitirá un mensaje focalizado según el segmento social y etario, o territorio al que ese votante pertenezca.

La idea, además, es mostrar una campaña de bajo costo, con videos simples, cercanos y cortos, con fondo blanco. Que parezcan descuidados y naturales.

Si los números no estuvieran de su lado, dicen, habrá que barajar y dar de nuevo de cara a octubre.


Giselle Rumeau

Visto 178 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…