Domingo, 15 Mayo 2016 16:19

Justicia argentina procesa y embarga a Cristina Fernández por administración fraudulenta

Escrito por  Erika Lüters Gamboa
Valora este artículo
(0 votos)

El juez federal Claudio Bonadio adoptó similar resolución contra el ex ministro de Economía Axel Kicillof, el ex titular del Banco Central y otros 12 imputados. 

Cinco meses después de abandonar la Casa Rosada, se complica la situación judicial de la ex Presidenta argentina. Cristina Fernández fue procesada ayer por la justicia de su país por "administración infiel" en perjuicio del Estado, en una causa que investiga presuntas irregularidades en operaciones del Banco Central (BCRA) hacia el final de su mandato.


La decisión fue adoptada por el juez federal Claudio Bonadio, quien también procesó al ex ministro de Economía Axel Kicillof, al ex titular del BCRA Alejandro Vanoli y a otros 12 imputados. El magistrado ordenó imponer un embargo sobre sus bienes por 15 millones de pesos argentinos (US$ 1.056.338) para cada uno, incluida la ex Presidenta, quien deberá volver a presentarse ante el juez para ser notificada.


La ex Mandataria está también imputada en otras tres causas judiciales, pero esta es la primera en la que el juez decide someterla a proceso.

La acusación contra Fernández consiste en evaluar negativamente la política monetaria del Banco Central, que en septiembre pasado vendía dólares a futuro a 10,50 pesos cuando la cotización oficial en ese momento era de 9,60 pesos, y se esperaba que al asumir el nuevo gobierno devaluaría.


El 16 de diciembre, seis días después de ser investido, el Presidente Mauricio Macri decidió liberalizar parcialmente el dólar, lo que llevó a la divisa a 15 pesos (una devaluación de 34%). Ello obligó al Banco Central a poner la diferencia -casi 50% más- para cumplir con esos contratos a futuro.


El magistrado consideró que la ex Presidenta usó "una estructura de poder que presidía para implementar una operatoria que vulneró las arcas públicas".


En su resolución, el juez Bonadio se refirió a la intervención de Fernández y Kicillof en el funcionamiento del BCRA.


"Es impensable que una operación financiera de esta magnitud, en la cual en menos de 45 días hábiles se abrieron posiciones" del BCRA "de 5.000 millones a 17.000 millones de dólares, que tendría claros efectos económicos y políticos en un futuro inmediato, sea desarrollada sin la aprobación expresa del más alto nivel de decisión económico y político del Poder Ejecutivo", señaló.


Para el juez, "resultó evidente" que la ex Presidenta "impartió instrucciones -que sin duda fueron elaboradas conjuntamente- a su ministro de Economía para que esta operación financiera se lleve a cabo".


El magistrado añadió que Kicillof procedió a su vez a "impartir directivas a los funcionarios" del BCRA y "por supuesto a los directores" de la Comisión Nacional de Valores.


La denuncia fue presentada en octubre -sobre el final del mandato de Fernández y en medio del clima electoral que llevó a Macri a la presidencia el 10 de diciembre- por los entonces jefes de los bloques de diputados opositores Mario Negri (Unión Cívica Radical) y Federico Pinedo (PRO, fuerza del gobierno actual).


Anoche Kicillof cuestionó la decisión del juez Bonadio. "No tienen nada. Las pruebas están todas construidas con los diarios". Kicillof adelantó que apelará de la decisión de la Justicia.


La ex Mandataria "tiene a su favor que esta es la causa más débil en la que está involucrada, pues se trata de una decisión política que en este caso ha sido judicializada. Hay muchas otras causas que son más graves y en las que hay suficientes pruebas, incluso una en la que esta semana se dispuso su imputación, nada menos que por cohecho. Y con este mismo juez, lo que no augura nada bueno para Cristina", comenta a "El Mercurio" el analista político José di Mauro, director del Semanario Parlamentario.


Defensa


El pasado 13 de abril, en lo que fue su regreso a Buenos Aires después de meses de ostracismo en la Patagonia, Cristina compareció ante el juez acompañada por una masiva manifestación popular. En la oportunidad se negó a responder preguntas y en su lugar presentó un escrito, tras lo cual solicitó ser querellante en la causa, pidió la destitución del juez y reclamó el inicio de su juicio político, en un contraataque judicial.


Hablando ante sus adherentes, la ex Mandataria dijo en su alegato que el propósito de la medida del Banco Central era desalentar expectativas de devaluación y mantener los precios de la divisa contemplados en el presupuesto nacional.


Además, Fernández reveló que ministros del gabinete de Macri fueron también compradores de dólares a futuro, que lograron suculentas ganancias con la devaluación.


En su defensa, la ex Presidenta argumentó que la causa no implica delito alguno de corrupción, enriquecimiento ilícito o cualquier otro contemplado en el Código Penal, por lo que se considera víctima de "persecución política".


Di Mauro, autor del libro "Cristina K. La dama rebelde" (Editorial Sudamericana, 2004), dice que cuando la ex Presidenta vuelva a escena "buscará seguramente victimizarse, pero esta suerte de mani pulite que se ha desatado en Argentina, desordenado aunque contundente, afecta fuertemente sus posibilidades para que pueda tener un futuro político promisorio".


Según el analista, en el Partido Justicialista (PJ) Cristina es vista más "como un lastre que como un valor concreto, y sus actitudes no hacen más que alejarla del mismo, como cuando en su reaparición hace exactamente un mes habló de crear un Frente Ciudadano".


¿Qué papel jugaría entonces el PJ? "El kirchnerismo duro acaba de sufrir esta semana una fuerte derrota legislativa (la no aprobación de la ley antidespidos), que se suma a los traspiés que se vienen sucediendo desde que dejaron el poder. Con todo, su desmoronamiento o retorno a la cima dependerá de cómo le vaya a Mauricio Macri, y a este, de cómo le vaya a la economía".


15 millones de pesos argentinos, un poco más de un millón de dólares, es el monto por el cual el juez ordenó embargar los bienes de Cristina Fernández. Las otras causas que complican a la ex Mandataria


1.- Ruta del dinero K

Fernández fue imputada en la causa por presunto lavado de activos por el fiscal Guillermo Marijuan. La decisión la adoptó tras la declaración de Leonardo Fariña, el "valijero" del empresario Lázaro Báez, ligado a la familia Kirchner.


2.- El caso Hotesur

Se investiga la operatoria hotelera del matrimonio Kirchner con varios empresarios, como Báez. Estos habrían arrendado por sumas millonarias las habitaciones de los hoteles de la familia K, sin ocuparlos.


3.- Los Sauces

La sociedad Los Sauces S.A., utilizada para realizar operaciones inmobiliarias con Austral Construcciones (de Báez), presenta contradicciones entre lo que declaró ante la recaudadora de impuestos y lo que admitió en los documentos públicos. 


Erika Lüters Gamboa

Visto 474 veces Modificado por última vez en Martes, 07 Marzo 2017 21:31

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…