Imprimir esta página
Miércoles, 22 Junio 2016 15:24

¿'Breaking Bad' en el monasterio K?

Escrito por  César G. Calero
Valora este artículo
(0 votos)

La sombra de "Breaking Bad" sobrevuela el conurbano bonaerense. ¿Puede un convento de clausura convertirse en una suerte de gigantesca caja de seguridad de la corrupción institucional?

 

Todavía es pronto para saberlo pero el monasterio K, donde hace una semana fue sorprendido un ex alto cargo kirchnerista con casi nueve millones de dólares, sigue dando sorpresas. La policía argentina ha descubierto ahora varias bóvedas de hormigón bajo el suelo de la capilla del monasterio camufladas por alfombras. El vídeo del hallazgo, divulgado en un programa nocturno de televisión, supone una vuelta de tuerca más en el interminable culebrón de la corrupción en la era K.

 

Tras detener hace una semana a José López, ex secretario de Obras Públicas del Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015), la policía procedió a registrar varias de sus lujosas propiedades y también rastreó con perros adiestrados todos los rincones del monasterio bonaerense de Nuestra Señora del Rosario de Fátima, regido hasta su fallecimiento en abril por monseñor Rubén Di Monte, obispo próximo al kirchnerismo.

 

 

Hasta allí llegó de madrugada hace una semana López con varios bolsos repletos de dólares. Como nadie le abrió la puerta, decidió lanzar los bultos por encima de la tapia, una maniobra supuestamente detectada por una persona que alertó a la policía.

 

Los vecinos de la localidad bonaerense de General Rodríguez, próxima a Buenos Aires, no salían de su asombro.

 

A los bolsos llenos de dinero volando en la noche estrellada le siguió un despliegue policial sin precedentes en el lugar. A los agentes sólo les faltó registrar los aposentos de las monjas de avanzada edad que habitan en el sagrado recinto.

 

La mayor de las bóvedas fue hallada junto al altar de la capilla del convento. Las imágenes muestran un receptáculo de unos tres metros de largo, dos de ancho y uno y medio de alto perfectamente acabado. ¿Sería ése el lugar en el que quería esconder López su tesoro?

 

Según Alejandro Fantino, el popular presentador del programa "Animales Sueltos" del canal de televisión América, que emitió anoche en exclusiva el vídeo, en la bóveda principal del monasterio K pueden caber hasta 500 millones dólares. Fantino y sus tertulianos no daban crédito a lo que ellos mismos estaban mostrando a su masiva audiencia. "Como delito sería una genialidad", se aventuró a decir el escritor Jorge Asís.

 

De momento sólo hay sospechas. Las monjas aseguran que no son bóvedas para guardar dinero sino criptas en las que algún día descansarán eternamente sus restos. Para Cristian Ritondo, consejero de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, el hallazgo, sin embargo, genera muchas dudas: "En general, una cripta tiene una tapa de mármol o es de la misma baldosa que la iglesia. No tendría que estar tapada provisionalmente con una alfombra pegada y atada con un alambre".

 

El convento, que en su día fue frecuentado por dirigentes kirchneristas como el ex ministro de Planificación Julio de Vido (ex jefe directo de López), fue rehabilitado recientemente y cuenta con modernas cámaras de seguridad. La justicia investiga ahora para qué querrían esas cámaras unas monjas de clausura de la tercera edad, si por el monasterio apenas se acercaba nadie.

 

López, en prisión

 

Mientras el nuevo capítulo del culebrón del monasterio K siembra más incertidumbre en el caso, López se encuentra en prisión preventiva acusado de enriquecimiento ilícito. Al día siguiente de su detención se negó a declarar y alegó que no estaba en sus cabales. Fue trasladado a la prisión de máxima seguridad de Ezeiza, a las afueras de Buenos Aires, y ahora espera una nueva cita judicial en el pabellón de presos con problemas psiquiátricos.

 

López trabajó en los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández desde que el kirchnerismo llegó al poder en 2003. Al frente de la Secretaría de Obras Públicas, manejó presupuestos millonarios durante doce años. Fondos públicos de los que se aprovecharon empresarios afines al kirchnerismo, como Lázaro Báez, detenido también en la cárcel de Ezeiza desde abril, poco después de que otro vídeo mostrara a empleados y familiares suyos contando decenas de miles de dólares en una "cueva" financiera de Buenos Aires.

 

La caída de Báez en abril y de López hace una semana ha dejado al kirchnerismo en la lona. Con varios ex ministros y la propia ex mandataria acosados por causas judiciales de corrupción y fraude, el movimiento político que rigió los destinos de Argentina durante más de una década vive hoy una profunda crisis de credibilidad. Tres diputados y una senadora kirchneristas abandonaron el grupo parlamentario del Frente para la Victoria (FpV) tras el escándalo de López. Y dirigentes de esa formación han hecho ya autocrítica y exigen explicaciones a Cristina Kirchner. La ex presidenta publicó la semana pasada una carta en su cuenta de Facebook en la que se desligó de López y aseguró que ella no le había entregado el dinero que portaba al ser detenido. Una respuesta que el oficialismo considera insuficiente. El Gobierno de Mauricio Macri se frota las manos ante un caso tan rocambolesco que ha puesto de manifiesto las prácticas corruptas de funcionarios del ejecutivo anterior.

 

Mientras la justicia avanza, hasta ahora sólo el Cristo crucificado que preside la capilla del monasterio K podría saber si las misteriosas bóvedas fueron construidas para el descanso de las monjas orantes y penitentes o para esconder quintales de plata mal habida. 

 

César G. Calero

Visto 433 veces Modificado por última vez en Martes, 07 Marzo 2017 22:59
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…