Imprimir esta página
Miércoles, 13 Julio 2016 16:55

Las monjas K, orantes, penitentes y... ¿corruptas?

Escrito por  César G. Calero
Valora este artículo
(0 votos)

Una de las religiosas deberá ir a declarar por ayudar a José López con las bolsas cargadas de dólares. El millonario cepillo del monasterio K

 

 

El monasterio K, convertido en inopinado icono de la corrupción kirchnerista, sigue ofreciendo sorpresas dignas de un guión de Fellini.

 

A ese convento ubicado a las afueras de Buenos Aires llegó hace un mes el ex alto cargo kirchnerista José López cargado de dólares de dudosa procedencia. Trató de esconder allí su fortuna en plena madrugada pero fue detenido.

 

Días después, la policía descubrió en la capilla unas misteriosas bóvedas de reciente construcción. Ahora, un vídeo divulgado por el canal Telefé deja mal paradas a las monjas del monasterio al mostrar cómo ayudaron a López a guardar ese tesoro "divino".

 

Las religiosas, "orantes y penitentes", del monasterio Nuestra Señora del Rosario de Fátima están ya en la mira de la justicia.

 

 

¿Son culpables las hermanas de encubrir a un corrupto?

 

López, ex secretario de Obras Públicas durante toda la era kirchnerista (2003-2015), está en prisión después de que la policía lo detuviera en la madrugada del 14 de junio tras la llamada de un vecino, Jésus Ojeda, alarmado al ver "volar" bolsos por encima de la tapia del convento, ubicado en la localidad bonaerense de General Rodríguez.

 

Llevaba nueve millones de dólares, varios relojes de lujo y un fusil automático Sig Sauer. El vídeo divulgado anoche por Telefé, una de las cadenas de más audiencia de Argentina, está tomado de una de las cámaras de seguridad con que cuenta el convento.

 

Ahí se ve a López transportando bolsos hasta la galería principal y dejando su fusil a un costado de la puerta. Las monjas tardaron un poco en abrirle (eran las tres de la mañana) pero finalmente decidieron que la misericordia no tiene horarios.

 

Una de las religiosas -identificada por la prensa argentina como la hermana Inés- incluso se animó a arrastrar los pesados bolsos al interior del convento.

 

¿Y el fusil? Quedó ahí, abandonado en el suelo junto a la puerta del convento. La imagen de las monjas asomando sus cabezas hacia donde descansa el arma cuando los policías se presentaron en el lugar debería servir de inspiración para cualquier guionista de cine.

 

Una escena tragicómica que añade más surrealismo a un escándalo que ha sacudido profundamente la imagen del Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015).

 

Pero el caso de José López, el funcionario que manejaba miles de millones de dólares para obras públicas, no es ficción. Y el fiscal Federico Delgado, que investiga los hechos, ha decidido llamar a declarar a una de las religiosas y a la mujer de López, María Amalia Díaz, para que den explicaciones sobre su participación en los hechos y determinar así si encubrieron o no al ex alto cargo kirchnerista.

 

Algunas pistas comprometen tanto a las monjas como a Díaz. Esa noche hubo más de 30 llamadas de teléfono cruzadas entre López, la nonagenaria madre Alba, y la esposa del ex funcionario.

 

Según declaró la hermana Inés a la cadena de televisión TN, López había avisado que iría al monasterio con algunos alimentos. Las monjas ya lo conocían.

 

A él y a otros dirigentes kirchneristas que frecuentaban el lugar por su amistad con el obispo que estaba al frente del monasterio, monseñor Rubén Di Monte, fallecido en abril y conocido como el 'obispo K' por su cercanía al Gobierno de Kirchner.

 

Pero la hermana Inés, en su descargo, ha asegurado que no tenía ni idea de que en los bolsos hubiera dinero: "Y el arma la vi cuando vino la policía; si la veo antes no lo dejo entrar. Esto es un gran dolor para la Iglesia. No es verdad todo lo que se dice".

 

La hermana Inés deberá convencer ahora al fiscal de su "verdad".

 

Tal vez no sea verdad todo lo que se dice. Quién sabe. Otra cosa distinta es dudar de lo que muestra esa cámara "divina" que grabó el momento en que el kirchnerismo se hizo un 'harakiri' político a la puerta de un convento.

 

César G. Calero

 

Visto 499 veces Modificado por última vez en Martes, 07 Marzo 2017 23:13
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…