Jueves, 18 Mayo 2017 00:00

Procesan a la histórica presidenta de Madres de Plaza de Mayo

Escrito por  César G. Calero
Valora este artículo
(1 Voto)

La octogenaria activista Hebe de Bonafini está acusada de desviar fondos públicos en un programa de construcción de viviendas sociales

 

Hebe de Bonafini, histórica presidenta de Madres de Plaza de Mayo, será procesada por un presunto delito de "defraudación contra la administración pública" en un programa de construcción de viviendas sociales promovido por su organización durante la etapa kirchnerista (2003-2015).

Rebelde e irreverente, la octogenaria activista de Derechos Humanos ya protagonizó en agosto pasado un gran revuelo político cuando se negó a presentarse ante el juez para declarar por el supuesto caso de corrupción.

Ahora, el juez Marcelo Martínez de Giorgi, encargado de la causa, ha emitido un fallo en el que dicta el procesamiento de Bonafini, de 88 años, y de Sergio Shocklender, quien fuera su mano derecha en el programa "Sueños Compartidos" impulsado por la Fundación Madres de Plaza de Mayo con el apoyo financiero del Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

Para procesar a Bonafini y Shocklender, el juez se basa en un informe realizado por la Auditoría General de la Nación que detectó un desvío de unos 200 millones de pesos (cerca de 12 millones de euros) en el presupuesto de un programa que entre 2005 y 2011 recibió 1.300 millones de pesos de financiación pública para la construcción de más de 4.700 viviendas, de las que sólo se entregaron una quinta parte. Para el magistrado, Bonafini "conocía los desmanejos financieros que realizaban los apoderados de la Fundación Madres de Plaza de Mayo que ella misma había instituido". Durante años, tanto Sergio como su hermano Pablo Shocklender (también procesado) contaron con la máxima confianza de la veterana activista de Derechos Humanos.

El juez también ha dictado el procesamiento para el ex secretario de Obras Públicas José López, el ex alto cargo kirchnerista, hoy en prisión, que se hizo célebre el año pasado por intentar esconder casi diez millones de dólares en un convento de clausura. Julio de Vido, ex ministro de Planificación kirchnerista y máximo responsable de la financiación del programa de viviendas, ha quedado absuelto en la causa.

Hebe de Bonafini ha sido durante décadas la cara más visible de Madres de Plaza de Mayo, el organismo de Derechos Humanos que hace una semana celebraba sus 40 años de existencia reclamando justicia y verdad sobre los 30.000 desaparecidos de la última dictadura cívico-militar (1976-1983). Dos de los tres hijos de Bonafini figuran en esa negra estadística.

Su lucha y la de Madres de Plaza de Mayo siempre ha contado con un amplio reconocimiento social, como quedó demostrado en la multitudinaria manifestación celebrada la semana pasada en Buenos Aires en rechazo a la reducción de penas a un represor decretada por la Corte Suprema. Pero a Bonafini, de verbo impetuoso, le persigue la polémica. Sin ir más lejos, la semana pasada no asistió a esa marcha por divergencias con otros dirigentes de organismos de Derechos Humanos, a los que reprocha que no se manifiesten más firmemente contra el Gobierno conservador de Mauricio Macri.

El juez Martínez de Giorgi la llamó a declarar en agosto pero ella se negó a comparecer. Cuando el magistrado envió a la policía para llevarla por la fuerza, cientos de simpatizantes de su organización la arroparon e impidieron el ingreso de los agentes a la sede de Madres de Plaza de Mayo. El juez la declaró en rebeldía pero eso a Hebe no pareció importarle demasiado: "Que nos lleven presos, no les tenemos miedo a estos hijos de mil putas (...) Nos quieren hacer desaparecer", fue su enardecida respuesta a la acción judicial. 

César G. Calero

Visto 224 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…