Jueves, 18 Mayo 2017 00:00

La división en el peronismo mejora las expectativas de Mauricio Macri en un año electoral clave

Escrito por  Carlos E. Cué
Valora este artículo
(1 Voto)

Empresarios y políticos viven ya pendientes del voto de octubre, donde el presidente se juega su poder

 

Prácticamente todas las conversaciones en los círculos de poder de Buenos Aires comienzan de la misma manera. ¿Qué va a pasar en octubre, cuando se renueva buena parte del Parlamento? En un país hiperpresidencialista, con una de las economías más cerradas del planeta, casi todo depende del poder político. También los grandes negocios. Los empresarios toman sus decisiones en función de quién gobierna y quién lo va a hacer en el futuro. Los ex políticos crean consultoras —hay decenas— para ayudar a los empresarios a entender hacia dónde se mueve la política, para abrir puertas. Los periodistas con buena información son consultados por los empresarios de una manera incomparable con la de otros países.

Todos miran a octubre. La situación está muy abierta porque la economía no acaba de arrancar pero Mauricio Macri cuenta con tres importantes bazas que hacen pensar que podría salir airoso de una cita clave. Si le va mal, los dos años siguientes hasta las presidenciales de 2019 serían un calvario. Si le va bien, podrá tomar decisiones fuertes y prepararse para una reelección. La primera gran baza con la que cuenta el presidente es su propia valoración. Aguanta por encima del 50% pese a los malos datos económicos, el último el de la inflación, que no da tregua y volvió a marcar en abril un 2,6% mensual, una cifra que varios países de Latinoamérica tienen como subida de precios anual (en México hay un escándalo porque se ha ido al 5% anual).

El presidente conserva un importante apoyo sobre todo por el deseo de cambio de la sociedad después de 13 años de kirchnerismo. El segundo punto a su favor es que tiene mucho dinero para gastar, al menos hasta las elecciones. Fuentes del Gobierno confirman que después llegará el momento de atacar en serio la reducción del déficit. Primero hay que ganar. El Ejecutivo ha iniciado un profundo proceso de endeudamiento que le da una gran liquidez para mantener o mejorar las ayudas sociales y sobre todo multiplicar obra pública, que es el eje de su campaña electoral, que incluye publicidades en medio del Boca-River en las que se promocionan los grandes proyectos de infraestructuras que está llevando a cabo. Y por último, Macri cuenta con un apoyo inestimable que no depende de él: la división en la oposición.

El peronismo no logra encontrar una fórmula para organizar la sucesión de Cristina Fernández de Kirchner y buscar un nuevo líder. Tres sectores se disputan ahora ese voto en la provincia de Buenos Aires, que concentra el 40% del electorado y es el lugar clave, el que determinará si Macri ganó o perdió las elecciones. Por un lado están los kirchneristas, que tratan de convencer a la expresidenta para que se presente a las elecciones. Por otro está el grupo de Sergio Massa, exjefe de Gabinete de los Kirchner, ahora enfrentado a muerte a ellos, que aspira a liderar el peronismo y sueña con ganarle la batalla a ella si se decide a competir. Y por último ha surgido un grupo intermedio, con Florencio Randazzo a la cabeza. También es ex ministro de los Kirchner. Rompió con ellos en el último momento, y tiene como mano derecha a Alberto Fernández, también ex jefe de Gabinete de la primera etapa kirchnerista.

Para un extranjero puede sonar incomprensible que tantos ex miembros del mismo Gobierno compitan entre sí en un aparente caos. Pero en el peronismo es lo habitual. "Los peronistas somos como los gatos, cuando parece que nos estamos peleando, en realidad nos estamos reproduciendo", bromeó el propio Perón. Fernández sostiene que este caos, que según los macristas les beneficia claramente, en realidad es un intento para unir al peronismo. "Massa ya no disputa votos con el peronismo sino con Macri. Ese es el efecto de elegir ser 'el camino del medio' e ir por fuera del peronismo. Es otro espacio. Y nosotros somos peronistas que cuestionamos formas y contenidos de los que siguen a Cristina. Por eso queremos debatir en elecciones primarias con ella o con el candidato que sea y si perdemos aceptamos. El riesgo de la división del peronismo no existe, porque simplemente vamos a discutir quién lo lidera en esta etapa para después ofrecer una opción de futuro para toda la provincia. Son muy pocos los que creen que se puede alcanzar el futuro volviendo al pasado y muchos menos los que piensan que hay que resignarse a este presente perverso para no volver al pasado", asegura.

La clave de todo sigue estando en la decisión de Fernández de Kirchner. Si se presenta y gana —solo tiene que sacar un voto más que los otros candidatos, algo más fácil que ganar unas elecciones con segunda vuelta, donde todos los votos de los demás se unirían contra ella— se abriría el camino para volver en 2019. Pero si pierde —algo que en este momento parece probable— su carrera política acabaría de una forma humillante. Por eso muchos creen que no se animará. Para complicar un poco más las cosas, otra de las opciones posibles de ese espacio, Daniel Scioli, que fue candidato presidencial contra Macri, está en medio de un escándalo personal, con una ex novia 32 años menor que él que está embarazada y le acusa de intentar empujarla a abortar. Algo que, aparentemente —todo es posible en Argentina— lo deja fuera de la carrera.

Macri, que tiene sus propios problemas internos —uno de sus hombres de confianza y jefe de los espías argentinos, Gustavo Arribas, está implicado en una derivada del escándalo del caso Odebrecht—, contempla esta guerra en la oposición convencido de que su mayor aliado es su gran rival, Cristina Fernández de Kirchner. Las enormes dificultades del peronismo para encontrar un relevo potente parecen abrir la puerta a unas elecciones cómodas para el presidente. Pero todo puede cambiar en horas en uno de los países más volátiles de América Latina. 

Carlos E. Cué

Visto 228 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

<

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…