Domingo, 13 Mayo 2018 00:00

FMI y la inflación: la pesadilla continúa en Argentina

Escrito por  Carmen de Carlos
Valora este artículo
(1 Voto)

 

En los casi tres años de gestión de Mauricio Macri, la inflación superó el 100 por ciento.

La inflación (en torno al 24 por ciento) es lo que más impacta en el bolsillo del argentino. El ministro de Economía, Nicolás Dujovne, reconoció que «si el tipo de cambio se deprecia (como es un hecho) algo de traspaso a precios hay». La remarcación, un clásico en Argentina, no se apreció esta semana.

La reunión de Macri con los diez empresarios más poderosos de Argentina, entre otros, de supermercados, también tenía como objetivo mantener la calma. Descartado el «control de precios» en términos absolutos, se mantiene una canasta de productos, «precios cuidados», de acceso barato.

Según una estimación del diario digital Infobae, en los casi tres años de gestión de Mauricio Macri, la inflación, entre la inercia del kirchnerismo y la gestión propia, superó el 100 por cien. Hernán de Goñi, director de El Cronista Comercial, interpreta la medida del Gobierno de acudir al FMI como una, «decisión preventiva. Es una de las pocas balas que puede utilizar.

Para el mundo es un factor de confianza que Argentina tenga un programa auditado por el FMI pero internamente tiene un costo político». Los parecidos con el «crack» del 2001 los rechaza de plano, «aquí, no está en juego la capacidad de pago de Argentina sino la confianza. El financiamiento de este año para ejecutar el presupuesto lo tiene resuelto. El desafío no es el 2018 que está cubierto sino el 2019».

Ricardo Kirschbaum, director de Clarín, se manifiesta en similar línea, «no estamos al borde del abismo ni la gobernabilidad está en peligro. Hoy, lo que tenemos, es un Gobierno con minoría en el Congreso que está en dificultades al ejecutar una política que para que tenga éxito, necesita mucho tiempo y la oposición no parece estar dispuesta a dárselo». Los argentinos sienten que, «su situación no mejora.

Hay una caída de expectativa con un Gobierno que tiene elecciones en el 2019 y su única ventaja es que la oposición está muy dividida», analiza. Dicho esto, recuerda, «en Argentina todo es posible y mañana todo puede cambiar pero hay una tendencia al deterioro».

Retiro de efectivo

Marisa L. Abogada de 49 años, acudió al Banco Nación el martes pasado para retirar los 50.000 dólares que tiene en su cuenta y guardarlos en su caja de seguridad. Le advirtieron que los tendría listos para el viernes. Ese día tuvo que esperar una cola «de 30 ó 40 personas» y cuando le llegó el turno le entregaron U$S 10.000, «no esperábamos tantas retiradas. Vuelva el lunes y le entregamos el resto», le dijeron.

El caso de Marisa y la escena de la cola no es, al menos ahora, moneda corriente. En el Banco Santander y el BBVA, a falta de informes institucionales, no se registraron avalanchas de gente. Lo que sí saltaba a la vista era más demanda de particulares en las casas de cambio y preocupación en las calles de los «arbolitos» (cambistas).

«Con la volatilidad de la moneda nos hunden, no sabemos cuál va a ser el cambio real y así sólo pueden aguantar los grandes», se quejaba Iván, fijo en una esquina del barrio de la Recoleta. Para Mariano L. es «ridículo retirar los ahorros en dólares. El acuerdo con el FMI lo que hace es poner el parche antes de la herida y garantizar los depósitos frente a los especuladores. Yo -asegura- no tengo miedo».

Carmen de Carlos

 

 

Visto 111 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…