Viernes, 28 Septiembre 2018 00:00

El FMI se entrega a las exigencias de Macri

Escrito por  Carmen de Carlos
Valora este artículo
(1 Voto)

 

Se le adelantó a Argentina la entrega del crédito de 50 mil millones de dólares concedido el pasado mes de junio.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) volvió a darle una buena noticia a Mauricio Macri. El principal organismo de financiación del mundo -y el más odiado por los argentinos- le adelantó, como el Gobierno pedía, la entrega del crédito de 50 mil millones de dólares concedido el pasado mes de junio.

Por si fuera poco, Christine Lagarde le sumó una propina de siete mil millones. Más y mejor, imposible para un Gobierno presionado por sindicatos, buena parte de la oposición, sin mayoría en ninguna Cámara y con una inflación prevista para fin de año, por encima del 35 por ciento.

El presidente de Argentina logra, con este préstamo ampliado, garantizarse un colchón con capacidad suficiente para amortiguar los embates de la zigzagueante economía y llegar a las elecciones del 2019 con los bolsillos, sino llenos, con reservas sobradas. El dato no es menor, después de que Macri confirmara en Nueva York, en entrevista con la agencia Bloomberg que se presentará a la reelección.

«Esta vez los principales países del mundo han decidido apoyarnos», declaró el ministro de Economía, Nicolás Dujovne. Satisfecho con la renegociación del crédito, Dujovne se ha convertido en una especie de «súper ministro» del Gabinete de Macri. Sus posiciones, leales al pie de la letra, a las líneas marcadas por el FMI se impusieron a las de Luis Caputo, el extitular del Banco Central que abandonó el barco del Gobierno en vísperas de que se hiciera oficial el nuevo acuerdo.

De excelente relación con Christine Lagarde, con esta hizo público el nuevo acuerdo. En Nueva York, Dujovne concretó: «De 6.000 millones previstos para 2018 se pasa a 13.400 millones. En 2019 se pasa de 11.400 millones a 22.800 millones». Dichos fondos, ahora, «podrán ser utilizados como soporte presupuestario». La directora gerente del FMI reiteró su respaldo casi incondicional al Gobierno, se trata de «ayudar a Argentina a estabilizar su economía».

Con Caputo fuera del BC, su reemplazo, Guido Sandleris, será el encargado de cumplir con la apuesta del FMI. El organismo que dirige Christine Lagarde prefiere la libre flotación de la moneda antes que la intervención selectiva que le costó a Argentina, el pasado mes de agosto, perder más de 4.000 millones de dólares de sus reservas.

Las primeras declaraciones, quizás precipitadas de Sandleris ya pusieron techo al valor de la moneda, el BC intervendrá si supera los 44 pesos.

Carmen de Carlos

Visto 131 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…