Lunes, 10 Junio 2019 00:00

Mauricio Macri sorprende con un peronista como candidato a vicepresidente (El País-España)

Escrito por  Federico Rivas Molina
Valora este artículo
(3 votos)

El presidente de Argentina acuerda con Miguel Ángel Pichetto la fórmula para enfrentar al kirchnerismo en las elecciones generales de octubre.

 

Mauricio Macri ha dado una gran sorpresa. El hombre que lo acompañará como candidato a vicepresidente será un peronista. El presidente de Argentina ha anunciado este martes que el hombre elegido, tras semanas de negociaciones, es Miguel Ángel Pichetto, un senador de larga data que fue presidente del bloque kirchnerista en el Congreso durante la gestión de Cristina Fernández de Kirchner y que hoy integra lo que el macrismo llama "peronismo racional".

El anuncio formaliza la alianza de hecho que Macri mantenía con el peronismo no kirchnerista, un sector que garantizó la gobernabilidad durante los últimos tres años y medio en Argentina. En la cuneta ha quedado la Unión Cívica Radical (UCR), el partido centenario que forma parte de la alianza oficialista Cambiemos y que esperaba el sitio de vicepresidente para uno de los suyos.

"En las próximas elecciones decidiremos si queremos vivir en una república o volver a un autoritarismo populista (...) Necesitaremos construir acuerdos con mucha generosidad y patriotismo donde todos los argentinos que compartan estos valores aporten desde su lugar. Por todo esto quiero anunciarles que Miguel Ángel Pichetto me acompañará como candidato a vicepresidente de la Nación", escribió Macri en su cuenta en Twitter.

La apuesta del presidente es arriesgada y sus resultados electorales están por verse. Pichetto es un hombre de gestión, una de las personas que mejor conoce el mundo de las negociaciones políticas, "la rosca", como le dicen en Argentina. Apenas terminado el Gobierno de Fernández de Kirchner, Pichetto se alejó del kirchnerismo, a quien había servido como una fiel espada en el Senado. Desde entonces mantuvo una actitud de colaboración con el Gobierno, sumando los votos del peronismo no kirchnerista a los proyectos parlamentarios más importantes del Gobierno.

El refugio político de Pichetto fue Alternativa Federal, un sector del peronismo formado por gobernadores con poder en el interior del país, como el cordobés Juan Schiaretti y el salteño Juan Manuel Urtubey. Al frente de ese sector estaba Sergio Massa, un exministro kirchnerista que, se espera, termine apoyando la fórmula Alberto Fernández-Cristina Kirchner.

La jugada del Ejecutivo dejó sin espacio político a las terceras alternativas electorales, como soñaba el peronismo no kirchnerista. Y sitúa en la boleta de octubre dos fórmulas dominadas por el partido que ha controlado la política argentina desde 1945.

El impacto electoral, sin embargo, está por verse. Pichetto no es un hombre con votos propios, pero Macri ha tomado en cuenta que al menos no espantará a los inversores y pasará el filtro del Fondo Monetario Internacional (FMI). La duda es qué efecto tendrá en el votante duro de Cambiemos, de perfil antiperonista.

Federico Rivas Molina

Visto 208 veces Modificado por última vez en Martes, 11 Junio 2019 20:02

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…