Carmen De Carlos

Carmen De Carlos

La tensa relación con los Kirchner da paso a un tiempo de diálogo fluido con el nuevo presidente argentino

 

Argentina se debate entre el espanto del régimen anterior y la angustia del actual. Los ciudadanos, con tantos escándalos, van camino de asumir, como algo natural, el saqueo del Estado. Pocos se sorprenden ya de la magnitud del botín y del modo de amasarlo.

 

El presidente de Argentina acusó recibo por la forma, traumática, de sincerar la maltrecha economía que heredó -hace menos de cinco meses- de Cristina Fernández de Kirchner.

Todo es posible en América. Tanto si hablamos del norte como del sur. Washington concentró estos días a una avalancha de argentinos que quería ver, sobre el terreno, el desarrollo de las elecciones. El desembarco en cascada de diputados dio pie a una expresión original: “Turismo electoral en EE. UU”.

 

Mauricio Macri se enfrenta a una herencia política, económica y social peor de la estimada

 

Colombia no dio un salto al vació ni se puso al borde del abismo. La mitad, más unos 60.000 colombianos que fueron a votar (la abstención fue más del 60 por ciento), se rebeló frente al discurso falaz e impuesto de que tenían que elegir entre la guerra y la paz.

 

Algunos llegaron a pensar que era inmortal, como la revolución que dejó de ser. El pueblo fue suyo por elección, deseo y obligación. En ese orden.

 

Fundado el 4 de agosto de 2003

<

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…