Domingo, 05 Marzo 2017 15:01

Los Sauces: descubren inconsistencias tras la primera semana de indagatorias - Por Lucía Salinas

Escrito por  Lucía Salinas
Valora este artículo
(0 votos)

Incongruencia en fechas, pagos que no se ajustan a precios de mercado o falta de documentación rodean a la inmobiliaria de los Kirchner.

 

 

Algunas fechas que no coinciden, números que varían y que “no se ajustan a los precios del mercado”, falta de documentos que respalden operaciones son las primeras observaciones que surgieron tras la primera semana de indagatorias en la causa Los Sauces SA, la inmobiliaria de la familia Kirchner. Ex contadores, apoderados de empresas del Grupo Austral y tres de los hijos de Lázaro Báez confirmaron los pagos por “alquileres y servicios” que desde 2009 a 2015 garantizó a la empresa de la ex Presidenta más de $ 10 millones.

 

La causa que se inició como una presunta falsificación de documentos públicos, se amplió hasta llegar a investigar el lavado de dinero, el pago de coimas y los negocios incompatibles con la función pública. En este marco, el Juez Claudio Bonadio y el fiscal Carlos Rívolo sostuvieron que se constituyó una “organización junto a Néstor Kirchner y Cristina Kirchner” y otros empresarios que “comenzó a desarrollar sus designios criminales", con el fin de “recibir dinero como ilegítima contraprestación e introducirlo en el mercado financiero procurando brindarle la apariencia de origen lícito”. Para que esto funcione, según Bonadio, fue necesario "un entramado societario", en el cual las empresas de Báez representaron el 23 % de la facturación de la inmobiliaria de Cristina Kirchner.

 

Con las primeras indagatorias surgieron algunas inconsistencias. En primer lugar, los valores abonados en concepto de alquileres que el Grupo Austral pagaba con cheques.

 

La primera sospecha, según fuentes judiciales, es que “ninguno de los valores pagados se ajustaba a los precios de mercado”. El juez ya había expuesto que por la construcción de dos edificios que son propiedad de Los Sauces SA, Báez “cobró más del valor de obra”. Esto fue denunciado por la diputada Margarita Stolbizer como un presunto "pago de coimas".

 

Los números bajo sospecha son los del edificio de Alvear 391, en Río Gallegos. Su terreno fue aportado por el ex Presidente y declarado por $ 13.500. El Tribunal de Tasación de la Nación (TTN) determinó que su costo real era de $ 821.300. Con la obra que hizo Báez, aumentó su precio y fue valuada oficialmente en $ 1.042.000. Loscalzo y Del Curto, constructora del Grupo Austral cobró, sin embargo, $ 1.466.012.

 

Una maniobra similar ocurrió con el segundo complejo de la calle Mariano Moreno 882. Se hizo sobre un terreno aportado por la ex Presidenta. Declarado en $ 13.500, su valor real, según el TNN, era de $ 752.000. Allí Loscalzo construyó una obra de $ 974.000 pero los Kirchner le pagaron $ 1.478.000. Se investiga "el lavado de dinero en estas maniobras", se apunta en la causa.

 

Estos complejos fueron alquilados desde 2009 hasta mediados de 2015, aunque Leandro Báez declaró que la relación comercial de su padre con la ex Presidenta tuvo un quiebre en 2013 y que en ese entonces ordenaron dar de baja los contratos, pero los pagos continuaron. Los cheques a favor de Los Sauces SA provenían de dos empresas por $ 19.360 por cada uno. “Los firmábamos una o dos veces por mes, eran muchos y venían en cajas” dijo Luciana Báez, la mayor de las hijas del empresario K. Para 2015 el valor de los cheques era de $ 32.670 cada uno.

 

Según los informes periciales, Báez pagaba alquileres cercanos a los $ 8.200. El mismo documento, muestra que por los mismos departamentos hoy los inquilinos pagan $ 6.000 y en algunos casos $ 7.000. “Estamos ante números que no guardan relación con los costos reales una vez más”, señalaron fuentes de la causa a Clarín.

 

Estas diferencias se observaron en otros pagos. El empresario K abonaba a Los Sauces SA por el alquiler del hotel La Aldea de El Chaltén, propiedad de la inmobiliaria. En 2009 Báez libró cheques por $ 45.375. Este valor para 2015 era de $ 71.692 por mes. En julio de 2013, el dueño del Grupo Austral dejó de gerenciar el hotel y asumió esa responsabilidad la firma IDEA SA, de Osvaldo Sanfelice, socio de Máximo Kirchner.

 

La Justicia detectó que por el mismo alquiler, IDEA pagó hasta 2016 $ 24.200. El hotel permaneció el año pasado cerrado por refacción, pero aún con actividad “Báez pagaba mucho más por la misma tarea”, señalaron fuentes de la causa.

 

Bonadio indicó que Lázaro Báez fue quien dio las órdenes “de transferir y recibir dinero hacia y desde Los Sauces SA como también de sus empresas, sin haberse determinado lo motivos ni contarse con la documentación que acredite tales operaciones”. El juez y el fiscal sostienen que muchos cheques y facturas se libraron sin especificar los conceptos, para crear "una confusión económica y jurídica de la mayoría de estos patrimonios y que podrían demostrar un lavado de activos de origen ilícito”. 

 

Lucía Salinas

Visto 40 veces Modificado por última vez en Sábado, 11 Marzo 2017 16:27

Fundado el 4 de agosto de 2003

<

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…