Viernes, 12 Mayo 2017 00:00

Denuncian un perjuicio de $ 400 millones en una obra de De Vido - Por Lucía Salinas

Escrito por  Lucía Salinas
Valora este artículo
(0 votos)

Es la reparación de la ruta 23, en Río Negro. Vialidad detectó sobreprecios, adjudicaciones irregulares y retrasos. Y denuncia un fraude. 

 

Después que la Justicia pidió a la Dirección Nacional de Vialidad (DNV) que oficie de perito en una denuncia contra el ex ministro Julio De Vido por “defraudación contra la administración pública”, el organismo que dirige Javier Iguacel (dependiente del ministerio de Transporte), detectó un perjuicio de $ 400 millones en una obra que se realizó “de manera totalmente irregular” en la provincia de Río Negro. Los fondos provinieron del a DNV que dependía del extinto ministerio de Planificación Federal.

Con una maniobra similar a las denunciadas contra Austral Construcciones SA (ACSA) firma insignia de Lázaro Báez, en otra provincia patagónica, Río Negro, la DNV detectó sobreprecios, adjudicaciones irregulares, retrasos en la ejecución de obra y privilegios para una sola empresa. Se trata de la reparación de la Ruta Nacional 23 Los Menucos-Maquinchao que fue otorgada a Juan Felipe Gancedo SA.

El perjuicio económico para Vialidad fue de $ 391.325.567 consignado a valores actuales, “habrá que añadir los perjuicios sociales derivados del obrar irregular que impactan de manera significativa sobre las políticas que debe llevar adelante este organismo”, indica la denuncia al a que accedió Clarín.

El gobierno kirchnerista firmó un convenio para trabajos de terraplenes, desmontes, obra t enripiado de la Ruta 23 en Río Negro por $ 39 millones y un plazo de obra de 24 meses. Al momento de analizar los expedientes la actual gestión. La obra debía hacerla Viarse (vialidad rionegrina sociedad del Estado), sin embargo "de forma inconsulta decidieron subcontratar a una empresa para que haga los trabajos", explicaron desee Vialidad.

El tramo de 72 kilómetros en cuestión, fue otorgado a la única empresa que participó de la licitación: Gancedo SA por $ 39 millones. "Estamos frente una ficción, una maniobra que enmarcó la obra como si se tratara de un proceso de licitación pública", remarca la denuncia que cayó en el juzgado Nº 1 a cargo de la jueza María Servini de Cubría.

Vialidad Nacional señaló que Gancedo SA "había sido elegido de antemano y de manera arbitraria y discrecional" y sostuvieron que el proceso licitatorio "jamás fue llevado a cabo". Incluso, no hay constancia de que la empresa "haya comprado el pliego ni consta pedido de consulta sobre la documentación", consigna el informe pericial. Aparte, se trata de una empresa "que no es del rubro vial" y que "completó la oferta como si hubiera sabido de antemano de la futura adjudicación", dice el texto judicial.

En 2007 (once meses después de iniciadas las obras en los primeros 10 Km) se firmó una adenda entre DNV y Viarse donde se consignó que los fondos comprometidos eran suficiente sólo para la mitad de los kilómetros contemplados en la obra. Así, sin llamar a una nueva licitación se amplió el contratoen una "proporción del 115% dejando la primera sección de la obra con un valor de $ 39 millones y la segunda con un presupuesto de $ 52 millones con 36 meses de plazo de ejecución".

En los papeles, según el informe pericial, más allá de la variación de costos, figuraba que Viarse era la empresa ejecutora y facturaba los trabajos a Vialidad Nacional para la obtención de certificados y que se generó un esquema "de doble certificación confuso, onerosos e innecesariamente opaco".

Los peritos de Vialidad detectaron, en medio de estas irregularidades, "considerable sobreprecios" por el orden del 43,71%. Con valores actualizados a diciembre de 2016 y en función de los rendimientos de la obra "se estima que el perjuicio que sufrió la DNV es de $ 328.484.276". A esto debe sumarse que Viarse recibió del organismo vial "sumas de dinero muy superiores" a las que se le pagó a Gancedo, la diferencia asciende a $ 45.254.671.

Además, en redeterminaciones de precios se pagaron sumas muy por encima de lo pactado: $ 17,6 millones. Todo da una cifra global de casi $ 400 millones, "por una obra terminada muy tarde y con muy mala calidad, una vez más vemos la corrupción en la obra pública", señalaron fuentes oficiales a Clarín.

La denuncia apunta contra toda la cúpula de DNV del gobierno de Cristina Kirchner, que dependía directamente de De Vido, entre ellos Sandro Férgola y Nelson Periotti (ambos procesados por corrupción en la obra pública) y a las autoridades provinciales de Viarse, como al presidente de Gancedo SA. 

Lucía Salinas

Visto 79 veces Modificado por última vez en Viernes, 12 Mayo 2017 12:42

Fundado el 4 de agosto de 2003

<

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…