Lunes, 15 Enero 2018 00:00

Piden investigar a Víctor Santa María por viajes sospechosos a Panamá - Por Ignacio Ortelli

Escrito por 
Valora este artículo
(2 votos)

En los últimos seis años, el sindicalista viajó ocho veces. Allí, su supuesto testaferro habría operado con firmas off shore.

 

“Es uno de los 300 proveedores que tiene el sindicato”. El jefe del gremiode los porteros Víctor Santa María intentó minimizar su relación con Andrés Leonardo Stangalini, cuando en el programa Periodismo para Todos (El Trece) le preguntaron sobre su vínculo con el empresario con el que su gremio hizo negocios millonarios. Pero a la información que aportó en su último informe la Unidad de Información Financiera (UIF) se suman datos que en las próximas horas aportará la diputada Graciela Ocaña ante la Justicia para pedir que se investiguen algunas firmas offshore vinculadas al misterioso contador.

La legisladora de Cambiemos asegura haber “recibido de forma anónima cierta información que da cuenta de que Santa María y Stangalini habrían viajado al exterior, coincidiendo en numerosas fechas y destinos”. Entre esos viajes, adelanta que habrían ido juntos al Mundial de Sudáfrica 2010 y que también habrían coincidido en un viaje a España, en 2013. “Esta situación resulta sumamente extraña y brinda más indicios para considerar que existe una posible sociedad y/o amistad entre ambos”, señala el escrito que Ocaña aportará a la causa que investiga el juez federal Claudio Bonadio. Según Ocaña, en junio de 2010, Santa María y Stangalini fueron por menos de dos días a Sudáfrica y compartieron “tanto los vuelos de ida como de regreso” a Sudáfrica. La fecha que marca coincide con la del partido que la Selección Argentina disputó -y ganó 2 a 0- ante Grecia, en el cierre de la fase de grupos. La legisladora recuerda que, tres semanas antes, Stangalini fue demorado junto a su hermano Huberto y un tercero de nacionalidad española llamado Josu Mirena González Ruiz, cuando intentaron ingresar a Uruguay sin declarar una suma de US$ 530 mil dólares en una mochila. El caso fue archivado en Montevideo por falta de colaboración del gobierno kirchnerista. El abogado Ricardo Monner Sans intentó reactivar la causa al pedir ante la Justicia de nuestro país que investigue un posible lavado de dinero, pero tampoco prosperó. Por entonces, en los medios ya se hablaba de la cercanía entre Santa María y Stangalini.

Según la UIF, Stangalini regularizó 136 millones de pesos en el último blanqueo de capitales que impulsó el actual Gobierno macrista. Fue en 2017, año en el que según el informe sólo entre febrero y agosto “el Suterh y la Fatery (ambas presididas por Santa María) giraron a la firma Construcciones Algol SA, propiedad de Stangalini, fondos por un total de $50.828.912”. Y luego el organismo apunta que, parte de esos fondos, volvieron a firmas vinculadas a Santa María.

Ocaña también marca que cinco sociedades vinculadas a Stangalini (SANISIS S.A, RETUS S.A, G1 SA, JOFAR y SERVIFARMA24) tienen como uno de sus domicilios registrados el de la calle Jujuy 1738, de la Captital Federal, donde funciona el sindicato Suterh que dirige Santa María. “¿Sera esto una mera casualidad o el hilo conductor que pruebe la sociedad entre estos dos individuos?”, plantea. La legisladora califica como “llamativo un viaje a la ciudad de Madrid” en diciembre de 2013, en el que partieron con un día de diferencia pero en el que compartieron “el mismo avión en el caso de la vuelta”. “Cuantas coincidencias entre personas supuestamente tan ajenas”, ironiza. La información, insiste Ocaña, revela otro aspecto de la cercanía entre ambos. Pero también podría reforzar las sospechas por sus operaciones millonarias.

Es que, en el escrito de Ocaña, además, se señala que en los últimos seis años el jefe de los porteros viajó al menos ocho veces a Panamá y recuerda que Stangalini, a través del bufete Mossack Fonseca & Co, habría operado con firmas offshore y en paraísos fiscales. “Los hermanos Stangalini serían accionistas de Mayville Trading Equities LTD, radicada en las Islas Vírgenes Británicas, conocido paraíso fiscal, con intervención del Banco Sabadell de Miami, EE.UU.”, sostiene. Este banco, precisamente, es el mismo en el que Stangalini dijo tener unos $38 millones al ingresar en el blanqueo. En Islas Vírgenes también tiene sede Polymer National Corp, una firma que en la Argentina administra Stangalini y que para la UIF“recibió en cuenta propia en entidad bancaria local, fondos librados por el Suterh”.

Santa María, asegura la UIF, también tiene conexión con paraísos fiscales. En Offshore Leaks, la base de datos de firmas en paraísos fiscales, surge una empresa homónima de Primafides (Suisse) SA, que opera en Bermuda a través de Lloyd George Management Ltd.

¿Qué es Primafides (Suisse) SA? Según la UIF, es la ex “Alto Trust Ltd”, que administra Vica Trust, cuyos beneficiarios finales son los Santa María. En las cuentas de esa compañía, siempre según el organismo que conduce Mariano Federici, a agosto de 2017 había unos US$ 6,5 millones. Luego de la publicación del diario La Nación, en julio pasado, Santa María negó tener una cuenta en Suiza y aseguró que se enteró “por el diario”. Un indicio: la Primafides (Suisse) SA que opera en Bermuda, según Offshore Leaks, tiene domicilio en Rue du Puits-Godet 12, 2000, en Neuchâtel, Suiza, misma dirección que precisa la UIF. Clarín intentó contactarse con Santa María pero sus voceros dijeron que no iba a hablar con este medio. Las casualidades entre Santa María y Stangalini no terminan ahí. Tras la nota de La Nación y el informe de Periodismo para Todos, ambos se decidieron a viajar al mismo destino: Panamá. Fueron con dos meses de diferencia, según consigna Ocaña. Dice que, de acuerdo a la información que le llegó, hacía tres años que Stangalini no viajaba al exterior.

Ignacio Ortelli

Visto 345 veces Modificado por última vez en Lunes, 15 Enero 2018 15:31

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…