Miércoles, 04 Julio 2018 00:00

Corrupción K: Cristina Kirchner defendió su negocio hotelero y justificó los alquileres de Lázaro Báez - Por Lucía Salinas

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

Lo hizo para rechazar en la Justicia acusaciones de lavado. Sus particulares argumentos.

 

Cristina Kirchner volvió a defender sus negocios con Lázaro Báez para rechazar las acusaciones de la justicia. En esta oportunidad, fue en la apelación de su procesamiento por lavado de dinero en la causa conocida como Hotesur SA -la firma dueña del hotel Alto Calafate-, donde se cuestionaron los contratos celebrados entre el empresario K y la empresa K. La ex Presidenta defendió el contrato, negó adulteraciones en los libros societarios y habló de una causa "sin fundamentos".

En la causa Hotesur, la hipótesis que se investigó es que los ex Presidentes y sus hijos Máximo y Florencia (también procesados por lavado) recibieron dinero “a través del negocio hotelero bajo cierta apariencia de legitimidad”, lo que les aseguraba -según señaló el juez Julián Ercolini- poder declarar esos fondos ante el organismo anticorrupción y ante el fisco “ocultando su verdadero origen”, supuestamente ilícito.

Estas transferencias incluyen los 4,6 millones de dólares que la hija de Cristina Kirchner tenía en el Banco Galicia, embargados hace dos años.

Según el juez Ercolini y el fiscal Gerardo Pollicita, las supuestas maniobras comenzaron por la necesidad de Néstor y Cristina Kirchner de contar con dinero líquido “en blanco” para poder “justificar la compra de los hoteles Alto Calafate y Las Dunas”.

Así, acusó a Cristina y sus hijos,y Báez, entre otros, de haber formado parte de "un complejo entramado societario" que se puso en marcha "para poner en circulación en el mercado parte de las ganancias obtenidas como consecuencia de la defraudación al Estado (la causa de obra pública)".

La ex Presidenta, que ya cuenta con cinco procesamientos en la justicia federal, se defendió y justificó los negocios con Lázaro Báez. En su apelación de 18 páginas a la que accedió Clarín.

Para la Justicia, en una primera etapa, Báez y los Kirchner celebraron diferentes negocios inmobiliarios, para obtener fondos y adquirir los hoteles. Con dicho flujo de dinero "Kirchner -a través de su hijo Máximo- adquirió el el hotel Las Dunas por USD 700.000 y Hotesur SA, por USD 4.900.000".

"Tanto el hotel Alto Calafate como la hostería Las Dunas fueron adquiridos por la familia Kirchner con fondos lícitos", replicó Cristina Kirchner. Y señaló: "Se trata de fondos que fueron correctamente declarados ante los organismos de control pertinentes".

Entre 2009 y julio de 2013, Báez garantizó a los Kirchner 27.592.110 pesos por alquileres a Hotesur SA. El contrato de alquiler del Alto Calafate fue en dólares, e incluía un canon mensual de 40 mil dólares por la explotación comercial. Todos estos fondos "finalmente se introdujeron en el patrimonio de los Kirchner, todo con miras a ocultar la fuente real de los fondos y a otorgarles apariencia de lícitos", remarcó Ercolini.

La actual senadora refutó esto y agregó: "Los contratos evaluados son reales, pues tanto el hotel Alto Calafate como la hostería Las Dunas fueron efectivamente utilizados por sus respectivos locatarios, quienes pagaron los cánones locativos correspondientes".

Ante la acusación de que el pago por la locación de los hoteles respondía a "retornos", la ex Mandataria dijo que los complejos turísticos "fueron efectivamente utilizados por el locatario, de modo que si los pagos recibidos no fuesen un canon locativo debería afirmarse que Báez fue beneficiado con la concesión de contratos de obra pública y con el uso gratuito de dos hoteles de calidad de la familia Kirchner".

Valle Mitre no tenía capacidad económica para pagar el alquiler de Hotesur SA. Así, quien le inyectaba dinero era Austral Construcciones -principal contratista de la obra pública vial-. Entre 2007 a 2015, giró $ 70.949.170,95 en sus cuentas bancarias.

Dichos fondos, después se derivaban a la empresa hotelera de la ex Presidenta. Hubo más: siete firmas Báez alquilaron habitaciones de los hoteles sin utilizarlas. Garantizaron así ingresos por más de $ 14 millones a la familia Kirchner.

Cristina negó tener alguna relación dichos contratos. "Todos los vínculos existentes entre Valle Mitre S.A. y otras empresas de Lázaro Báez son totalmente ajenos a los contratos de alquiler suscriptos con Hotesur S.A., de modo que su supuesto carácter simulado tampoco puede ser reprochado a mi representada", indica el escrito.

Lucía Salinas

Visto 225 veces Modificado por última vez en Miércoles, 04 Julio 2018 17:58

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…