Martes, 31 Julio 2018 00:00

El gobierno de Vidal denunció ante la Justicia a ATE por desvíos de fondos en favor del gremio

Escrito por  LPO
Valora este artículo
(0 votos)

La presentación asegura que existen indicios de aporte de campañas al Frente para la Victoria.

 

El presidente del Astillero Río Santiago, Daniel Capdevila, presentó ante la Justicia una denuncia contra Asociación Trabajadores del Estado (ATE) por "gravísimas maniobras" en perjuicio del Estado bonaerense.

En el texto de la denuncia -al que LPO pudo tener acceso- se enumeran desvíos de fondos en favor del gremio y contrataciones "injustificadamente onerosas" en perjuicio del Astillero.

La denuncia afirma que estas conductas acarrearon graves perjuicios económicos al Estado bonaerense y menciona que existen indicios "vehículos utilizados a nombre de otras personas, viviendas suntuosas no acordes a ingresos, aporte de campañas al Frente para la Victoria, y proveedores ligados a empleos".

La denuncia llega horas después de un informe periodístico difundido anoche por canal 13 que sostiene que en 10 años no se terminó ningún buque y que existen empleados "truchos" y otros que cobran sueldos sin prestar servicios.

Según la denuncia, aparecen erogaciones fechadas en 2014 y 2015 en favor de ATE sin respaldo legal alguno. En la presentación se sostiene que el Tribunal de Cuentas informó sobre graves anomalías detectadas en pagos efectuados a gremio a través de "una supuesta obligación generada de un acta acuerdo entre el presidente del Ente y las autoridades del gremio".

Según el Tribunal de Cuentas, esa acta no fue homologada por el ministerio de Trabajo ni por los organismos de control de la Provincia (Asesoría de Gobierno, Contaduría y Fiscalía de Estado). Además, en la denuncia consta que el ministerio de Trabajo ni siquiera fue notificado, ni cuenta con copia de la supuesta acta.

En la denuncia figuran ocho pagos por 701.920 pesos realizados en 2014 y 14 pagos por un total de 18.560 millones realizados en 2015. Todos en favor de ATE.

La denuncia además menciona supuestas anomalías en las contrataciones del Astillero con la misma impronta: generar gravosos desembolsos del patrimonio de ese organismo para favorecer empresas contratistas sospechosamente vinculadas con ATE o algunos de sus principales directivos o referentes.

Según el texto, ATE ejerce en la práctica el control administrativo del Astillero a través de los ex gerentes. Pero además mantiene una intervención sobre todos los temas utilizando la intimidación y coacción a todo aquel que no siga sus lineamientos.

"ATE tiene una fuerza de choque que se mueve libremente por el Astillero en virtud de que la seguridad del predio es controlada por ellos mismos. La misma la dirige el cuñado de Octavio Flaminia, mano derecha De Francisco Benegas, secretario general de ATE", dice el texto de la denuncia.

En otro apartado hace referencia a una situación que se mencionó anoche en el informe periodístico del equipo de Jorge Lanata: el régimen de “dispensados”.

Según la denuncia, el jefe de Prestaciones, Fernando Valdez, y el gerente de Relaciones Institucionales, Carlos Maduro, en supuesta complicidad con ATE pergeñaron esta maniobra que consiste en simular una figura para abonar el sueldo a quien en la práctica se autorizó a no prestar tareas.

Anoche, Francisco Benegas, secretario general de ATE Ensenada explicó que por pedido del gremio al Astillero se creó en 2010 un régimen de dispensados a efectos de que los trabajadores en edad de jubilarse se vayan adaptando a la situación de dejar de trabajar y entrar a su nueva etapa jubilatoria. Es decir, a pesar de cobrar el sueldo completo, pasaban a trabajar seis horas y después cuatro.

Según la denuncia, lejos de una situación de excepción, hoy se encuentran en ese estado 110 trabajadores del Astillero generando un monto girado en favor de los trabajadores dispensados de 100 millones.

El negocio de Whitesea y Abadía de Mar

En otro apartado de la denuncia, se menciona que las empresas Construcciones Whitesea y Abadía de Mar que según el texto "fueron acercadas al Astillero por ATE".

Según la presentación, en el año 2010 el Astillero firmó un contrato con la empresa Whitesea por la construcción de 2 bulkcarrier por 19.600 millones dólares, con una cláusula de incumplimiento de 1.800 millones de dólares.

Sin avance alguno en la construcción de ese buque, en 2014 se firmó otro contrato para construir dos barcos de 20 toneladas por 29.500 millones de dólares cada uno con las mismas cláusulas de incumplimiento.

En paralelo, en 2013 se firmó con Abadía de Mar -cuyo presidente es el mismo de Whitesea- un contrato por dos remolcadores por 12.500 millones de dólares cada uno.

Nuevamente, sin avance alguno en la construcción, se firmó otro contrato por la construcción de cuatro bulkcarrier de 40 toneladas por 39.500 millones cada uno.

¿Por qué las empresas seguían firmando contratos si es que la construcción de los primeros encargues no avanzaba? La denuncia sostiene que la particularidad de los contratos está en el mínimo aporte de las empresas para la construcción de los buques. Los gastos eran financiados casi en su totalidad por Astilleros a través de cartas de crédito, a su vez uno de los principales reclamos de ATE al gobierno bonaerense.

Solo por el primero de los contratos con Whitesea, Astillero debe 10.000 millones de pesos por la compra de materiales en concepto de cartas de créditos efectivizadas al Banco Provincia.

Visto 113 veces Modificado por última vez en Martes, 31 Julio 2018 14:57

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…