Imprimir esta página
Domingo, 14 Octubre 2018 00:00

El juez define esta semana si acepta el pedido de detener a Pablo Moyano - Por Daniel Santoro

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

Lo hizo el fiscal Scalera tras reunir más pruebas. Lo acusan de liderar una asociación ilícita

 

En una causa que se puso al rojo vivo, el fiscal Sebastián Scalera acusa en base a una serie de nuevas pruebas a Pablo Moyano de ser uno de los jefes de la asociación ilícita que defraudó a Independiente en varios millones y por eso pidió su detención inmediata al juez de Garantía Nº9 de Avellaneda, Luiz Carzoglio.

En altas fuentes judiciales consultadas por Clarín estiman que Carzoglio, un juez nombrado con el apoyo del kirchnerismo, decidirá el martes o a más tardar el miércoles si acepta o rechaza el pedido que provocó un revuelo político y la descalificación de los Moyano. En la provincia de Buenos Aires no hay procesamientos como en la justicia federal, así que el juez también podría decidir llamar a declarar a Pablo bajo el artículo 308 como imputado, aunque libre. Pablo Moyano se encuentra este fin de semana participando de un congreso sindical en el exterior y regresará al país en los próximos días.

Así el fiscal considera que por las pruebas acumuladas en esta causa que lleva más de un año, Pablo y el “Bebote” Alvarez fueron los jefes de la banda, mientras que el resto de los detenidos eran simples miembros, es decir tenían una responsabilidad penal menor. En base a los elementos probatorios recogidos, “es inverosímil creer que la barrabrava actuaba sola sin instrucciones de, por lo menos, una parte de la comisión directiva de Independiente”, dijo una fuente judicial. En cuanto a Hugo Moyano, las fuentes explicaron que en la causa “por ahora” no hay pruebas que lo vinculen con los negocios ilegales de la barrabrava de Independiente.

En el dictamen, Scalera citó como prueba el hallazgo de la Unidad de Información Financiera (UIF) de una cuenta de Independiente en el banco Bendura en Liechtenstein por donde pasaron 30 millones de dólares. Hugo Moyano asumió la presidencia de Independiente en julio del 2014 y la cuenta había sido abierta por su antecesor Javier Cantero, aunque según la UIF no fue aún declarada legalmente ante la AFIP. Scalera citó el informe de la UIF, que dirige Mariano Federici, como otro manejo irregular de fondos por afuera de Independiente y del que habría participado Pablo Moyano. Parte del dinero por la compra y venta de jugadores venía de esa cuenta y pasaba por el fideicomiso Arístides y una mesa de dinero que manejaba "Pablo Fernández, un empresario gastronómico", según la UIF. Scalera no investiga a Pablo por lavado de dinero porque es un delito que le corresponde a la justicia federal.

El extenso dictamen de Scalera incluye un pedido al juez para que ejecute varias medidas de prueba, entre ellas varios allanamientos. En la fiscalía hay preocupación porque la filtración del pedido de detención podría afectar la recolección de las pruebas solicitadas. Carzoglio tiene una situación difícil porque enfrenta dos pedidos de juicio político en legislatura de La Plata.

Desde el lado de los Moyano relativizan el pedido de detención. “Tenemos controlada la causa. No nos preocupa”, dijeron a Clarín desde la defensa de los Moyano restándole importancia a esta causa.

Scalera, que es el mismo fiscal que el año pasado metió preso al “rey de la Salada”, Jorge Castillo, tomó la causa Independiente en mayo pasado e incorporó nuevas pruebas como las escuchas del teléfono del secretario general de Camioneros y del club, Héctor "Yoyo" Maldonado quien “triangulaba” llamadas entre Pablo Moyano, el “Bebote” Alvarez –ex jefe de la barrabrava de los rojos- y el “Polaco” Petrov, otro de los detenidos en la causa. Pablo Moyano es vocal en la comisión directiva del CAI. Una fuente judicial explicó que de esa y otras conversaciones queda claro “como Pablo le daba instrucciones” a la barrabrava. El cruce de las llamadas del celular de Petrov también demostró vínculos con Pablo Moyano, explicó la fuente.

Otro de los testimonios citados por el fiscal Scalera para justificar la detención es el de Damián Hugo Langaronne, el barra manejaba las entradas truchas, las parrillas, los trapitos y demás actividades ilícitas y quien también apuntó a Pablo. Una de las pruebas que cita el fiscal es el hecho de que en el partido entre Independiente y Flamenco “con las entradas truchas” entraron “18 mil personas más que las registradas oficialmente”. Según el fiscal el fraude, además de esos negociados, incluyó la ampliación del estadio, los fondos de la publicidad y el transporte de los hinchas.

Además, en una de sus cinco declaraciones indagatorias, Bebote contó cómo lograban conseguir las entradas de protocolo. En una oficina del histórico edificio de La Franco Argentina (Hipólito Yrigoyen 440/460) retiraban un pendrive. La empresa Integradores SA, que le provee logística informática al club, tiene sus oficinas en el segundo piso de ese edificio. Luego las imprimían y las vendían ilegalmente. En fuentes judiciales, se afirmó que en la causa incluso hay pruebas que demostrarían que la relación entre “Bebote” y los Moyano es previa a la Hugo ganara la presidencia de Independiente en julio del 2014.

Daniel Santoro

Visto 412 veces Modificado por última vez en Domingo, 14 Octubre 2018 16:46
Daniel Santoro

Latest from Daniel Santoro

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…