Martes, 22 Enero 2019 00:00

Supuestos sobrecostos en la importación de gas: Cuadernos de las coimas: investigan a un amigo de Máximo Kirchner

Escrito por  Clarín
Valora este artículo
(1 Voto)

Se trata de Juan Ignacio Forlón, auditor general de la Nación. Un abogado denunció maniobras millonarias con los seguros de la empresa estatal Enarsa.

 

La Justicia investiga al auditor general de la Nación (AGN) y amigo de Máximo Kirchner, Juan Ignacio Forlón, por supuestos sobreprecios en los contratos de seguros de la empresa estatal eléctrica ENARSA en un expediente paralelo a la causa de los cuadernos de las coimas. Sucede que Forlón, antes de ser nombrado en la AGN en 2015, fue presidente de Nación Seguros. Las plantas de ENARSA más las operatorias con los buques de gas natural líquido necesitaron seguros por unos 20 mil millones de dólares. Forlón proviene del peronismo de Santa Cruz donde militó junto al hijo de la ex presidenta.

El fiscal Carlos Stornelli abrió el expediente ante una presentación espontánea del ex asesor de ENARSA Marcelo D'Alessio quien, además de su testimonio, aportó cuatro carpetas con documentación y mails sobre las supuestas maniobras para obligar a ENARSA a contratar con Nación Seguros. En su testimonial, el abogado aseguró que las maniobras tuvieron el apoyo político de la ex presidenta Cristina Kirchner. Luego de tomarle la declaración a fines de diciembre pasado, el fiscal pidió al juez federal Claudio Bonadio una serie de medidas de pruebas para comprobar los dichos del testigo.

“ENARSA no tenía la libertad de elegir el seguro más conveniente en términos de costos y era obligada a contratar con Nación Seguros”, aseguró.

Entre junio de 2010 y junio de 2011 D'Alessio fue asesor coordinador de la Gerencia de Administración y Finanzas de ENARSA y en su testimonio confirmó la investigación sobre los negocios con los seguros de ENARSA revelada en el libro “El Mecanismo” del periodista Daniel Santoro.

D'Alessio contó que cuando llegó a la empresa que había creado Néstor Kirchner para tener una empresa estatal de energía frente a la YPF privatizada analizó cada seguro contratado. “Primero nos dimos cuenta que había una superposición de pólizas respecto de otras compañías como Testimonio”.

“Después, la única vez que cotejamos, había una diferencia del 25 por ciento respecto al valor de mercado comparado contra Sancor Seguros”, agregó. Sin embargo, “lo más grave era que Nación Seguros no contaba con la habilitación para ese entonces del proceso de reaseguración internacional, que terminó siendo habilitado luego”. En solo ese paquete, “detectamos una diferencia de 5 millones de dólares entre los 21 millones que cobraba Nación Seguros, a cargo de Juan Ignacio Forlón, contra los 16 millones de dólares que habría cobrado Sancor Seguros con la particularidad que ofrecía un reaseguro internacional”, añadió.

En aquel momento, Forlón y D'Alessio discutieron sobre el seguro más conveniente. “Veinticuatro horas antes de que despidieran a mi gerente Ricardo Cabrera y a mí como asesor, Forlón me prometió telefónicamente que si no aprobaba el paquete de seguros, iba a ir a la quinta de Olivos con Máximo a hablar del tema con la ex presidenta de la Nación, Cristina Fernández”, dijo.

El lunes siguiente, el gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, le pidió la renuncia a Cabrera -que era director por las provincias chicas en Enarsa- por los cuestionamientos a los seguros de Forlón. De esa manera, ese gerente y D'Alessio quedaron en la calle.

Luego, D'Alessio amplió su declaración testimonial y pidió que “se revisen todos los contratos de seguros previos a agosto de 2011, entendiendo que los mismos no se encontraban respaldados por un reaseguro internacional, infringiendo el delito de negligencia y defraudación al Estado ya que por las características de los seguros, Nación Seguros sólo podía cobrar hasta el once por ciento de la prima en concepto de cover note”. El llamado cover note consiste en un contrato donde se incluye el análisis pormenorizado de cada riesgo y su efectiva recolocación en los mercados internacionales. La ley de seguros establece un tope del once por ciento respecto del monto del contrato.

En su declaración testimonial, el abogado aportó un acuerdo marco entre ENARSA y Nación Seguros donde el secretario de Coordinación de Planificación, Roberto Baratta, instruía a que se contrate a esa empresa de seguros estatal. Junto a sus explosivas declaraciones, D'Alessio también aportó carpetas con datos sobre supuestos sobreprecios en gerenciamiento marítimo, sobreprecios en el llamado Programa de Energía Total (PET), venta de informes secretos sobre geolocalización de pozos de petróleo y gas y “contrataciones de servicios irrelevantes” para ENARSA.

En el libro “El Mecanismo”, Forlón negó haber intercedido ante Cristina Kirchner luego de la discusión con D’Alessio para pedir el despido de éste y su jefe. “Al momento del inicio de la gestión ya estaba vigente un convenio interadministrativo que vinculaba a ENARSA y Nación Seguros SA, que había sido suscripto por las anteriores autoridades. En el marco de este acuerdo se encontraban vigentes diversas pólizas, como construcción y montaje, todo riesgo operativo, RC (Responsabilidad Civil), transporte de mercaderías, etc. El listado, montos y detalles no los recuerdo, ya que ENARSA era uno de los tantos grandes clientes, y el volumen de pólizas de Nación Seguros SA era muy significativo, resultando imposible tener presente cada uno de ellos”.

Al preguntársele por la oferta de Sancor Seguros, el miembro de la AGN dijo: “No recuerdo al D’Alessio mencionado. Con relación a la pregunta en sí, desconozco a qué «seguros por firmar» se refiere, siendo que, al momento del inicio de mi gestión en Nación Seguros SA, el convenio mencionado ya se encontraba firmado y vigente, al igual que las pólizas. Asimismo, Nación Seguros no participaba de la toma de decisiones de ENARSA, por lo cual se desconoce el procedimiento de contratación llevado adelante por ENARSA y las distintas ofertas que pudo haber tenido ENARSA al momento de evaluar la aceptación de la cobertura”. Sin embargo, “desde el inicio se revisaron las coberturas que estaban vigentes, en función de cada etapa de formación del seguro y la confirmación al reaseguro, más la información suministrada por ENARSA, y se realizaron reingenierías de coberturas, consiguiendo de esta manera en el mercado de reaseguros términos, precios y condiciones muy favorables para el asegurado”.

Cuando se le comentó que, según D’Alessio, Nación Seguros no contaba con la operatoria de una reaseguradora internacional de respaldo en caso de catástrofe, lo que la exponía a la empresa, en ese caso, a una quiebra, contestó “tanto las pólizas de ENARSA como el resto de las coberturas ofrecidas por Nación Seguros estaban reaseguradas y retrocedidas en el mercado internacional de reaseguro, con reaseguradores de primera línea especialistas en cada ramo, quienes se encontraban en el listado de reaseguradores admitidos por la Superintendencia de Seguros de la Nación. En el supuesto de siniestros, estos se encuentran limitados a la cobertura de la póliza, por lo cual el patrimonio de la compañía de seguros se encontraba técnicamente resguardado”.

Visto 127 veces Modificado por última vez en Martes, 22 Enero 2019 17:20

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…