Lunes, 29 Agosto 2016 08:16

Llega la propuesta a jubilados que no hicieron juicio a Anses - Por Laura González

Escrito por  Laura González
Valora este artículo
(0 votos)

Son dos millones de beneficiarios los potencialmente alcanzados, y el reajuste de haberes promediará el 35%. Para homologar el acuerdo, tienen que ser acompañados por un patrocinante que cobrará $ 500. El Colegio de Abogados se opone.

 

 

Desde este jueves, los dos millones de jubilados que no hicieron juicio a la Anses recibirán una propuesta de ajuste de haberes que, en promedio, rondará el 35 por ciento, si es que aceptan renunciar a futuros juicios.

 

Así lo confirmó a este diario el propio titular de Anses, Emilio Basavilbaso. La oferta estará disponible en el sitio web de Anses (www.anses.gov.ar) y la podrá conocer el jubilado con su clave de seguridad social, que tiene que tramitar con anticipación. Para homologar el acuerdo debe, sí o sí, contar con la asistencia de un abogado, ya que esa aceptación se ratifica ante la Justicia.

 

Ese punto no es menor, ya que existe una férrea oposición de los abogados, que rechazan que Anses haya dispuesto, de manera unilateral, el pago de 500 pesos para el letrado que acompañe al jubilado a que acepte el ajuste ante la Justicia.

 

En los primeros días de septiembre, con fecha todavía no confirmada, Anses también publicará la oferta de pago a quienes ya hicieron juicio, sea por haberes mal calculados o porque hasta 2006, cuando se dispuso la movilidad automática, el Estado les ajustó menos de lo que correspondía.

 

Para este grupo, que son unos 440 mil, habrá dos ofertas diferentes.

 

Los 60 mil que hicieron juicio y ya tienen la sentencia definitiva, recibirán el retroactivo y un ajuste de haber que rondará el 50 por ciento. Este es el grupo que más dudas tiene en aceptar, ya que si esperara que se aplicara el fallo, el aumento de haberes sería del 87 por ciento.

 

La sentencia se cobra 50 por ciento en el mes siguiente a la homologación del acuerdo y el resto, en 12 cuotas trimestrales (ajustables) en los próximos tres años. El problema es que no hay certeza de cuándo Anses pagará. Hay gente que espera desde hace cinco años el pago de la sentencia.

 

Los 380 mil que hicieron juicio y no tienen sentencia aún percibirán un retroactivo de hasta cuatro años y una mejora en el haber que rondará el 40 por ciento.

 

Ese retroactivo también se paga 50 por ciento en cuotas y 50 efectivo. Los abogados cobrarán sus honorarios (en general, del 20 por ciento) sobre el retroactivo (de contado y en cuotas), pero no sobre el reajuste.

 

Cómo proceder

 

En agosto pasado, el sitio de Anses estaba habilitado para indicarle al jubilado si le correspondía o no el acuerdo. Quedan excluidos quienes se jubilaron con moratorias, quienes ya cobraron el juicio y los pasivos de regímenes especiales.

 

De los 700 mil jubilados que en agosto hicieron la consulta, el 20 por ciento fue rechazado por no estar alcanzado y a otro tanto se le informó que su caso estaba en estudio. De todos modos, se recomienda repetir la consulta.

 

“En general, el sistema hace el razonamiento correcto, pero entre el 10 y 20 por ciento de los casos no es así; hay gente a quienes les dice que no les corresponde reajuste y sí; y tengo otros al revés”, indica el abogado previsional Daniel Medah. “Y tengo muchos que al principio el sistema les dijo que no, y después sí”, agregó.

 

Para acceder al acuerdo, tanto el jubilado como su abogado deben tener registrada su huella digital. Quienes no lo hayan hecho deben hacer el trámite en el mismo banco en el que cobran sus haberes. Si ahí no está la máquina que toma las huellas, hay que dirigirse a las oficinas de la Anses, previa solicitud de turno vía web.

 

Para firmar el acuerdo, sí o sí hay que contar con un abogado. Según informaron a este diario desde el área de comunicación del organismo, una vez que el jubilado vea el monto de su reajuste y retroactividades (si le corresponde) oprime el botón aceptar y descarga el archivo que se le indica.

 

Luego, junto con su abogado deberán trasladarse al banco donde cobra el beneficiario (si el banco tiene biométrico) o a una delegación de Anses (si es que el banco no tiene biométrico) y juntos homologan el acuerdo. Ese paso implica renunciar a futuros juicios y así es el procedimiento abreviado que se acordó con el Poder Judicial.

 

Luego, el jubilado será citado por la Anses, en un esquema que dará prioridad, entre quienes hayan aceptado, a los mayores de 80 años. De todos modos, aunque el turno se otorgue más adelante, el ajuste de haberes rige desde que se homologó el acuerdo; es decir, se pagará retroactivo.

 

La propuesta es voluntaria y rige por tres años, prorrogable otros tres. Si al jubilado no le convence, no tiene que aceptar: inicia juicio de cero o espera que le paguen lo que ordenó la Corte. Según el parecer de los abogados previsionales, una amplia mayoría terminará aceptando.

 

“Aunque sea un mal arreglo, lo van a aceptar. Hay una gran necesidad de la gente en mejorar la jubilación”, consideró el abogado Jorge Gentile. 

 

Laura González

Visto 1169 veces Modificado por última vez en Martes, 07 Marzo 2017 23:38

Fundado el 4 de agosto de 2003

<

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…