Domingo, 05 Noviembre 2017 00:00

El sistema de jubilaciones en Argentina, último en el ránking mundial

Escrito por  ---
Valora este artículo
(3 votos)

Una consultora internacional evaluó los sistemas de retiro de 30 países, tomando como parámetros los niveles de ingresos provistos a los beneficiarios, la sustentabilidad y la transparencia. La suba de la edad jubilatoria y los fondos privados, soluciones propuestas

 

En un momento en el que la reforma previsional se plantea como uno de los puntos principales –pero también de los más espinosos– de la agenda de Mauricio Macri, llega un nuevo dato para fortalecer la postura de quienes propugnan por el cambio: según una consultora internacional, el sistema jubilatorio argentino está entre los peores del mundo.

El Índice Global de Pensiones de Melbourne Mercer es una comparación a nivel mundial de sistemas de jubilaciones, que incluye a varios países de la región. Del mejor al peor en el ranking, están Chile (con 67,3 puntos), Colombia (con 61,7 puntos), Brasil (con 54,8 puntos) y finalmente Argentina (con 38,8 puntos).

Argentina, además, tiene la distinción de poseer el peor sistema previsional de todos los países relevados en el muestreo global.

“Analizar las razones del posicionamiento de Argentina, último en una lista de 30 países, en este momento de propuestas de reformas previsionales, parece más que adecuado. Las recomendaciones que ofrece el estudio para la mejora de todos los regímenes caben en un 100% para nuestro país”, propone Ana María Weisz, Directora de Wealth de Mercer en Argentina.

El estudio de Mercer basa su evaluación en tres grandes pilares, que son la adecuación (que los ingresos y beneficios ofrecidos a los jubilados sean suficientes), la sustentabilidad a largo plazo (relacionado con la expectativa de crecimiento de un país y los aportes que recibe el sistema) y la integridad. En todos ellos, Argentina se encuentra por debajo de la media mundial, pero es en sustentabilidad e integridad donde queda más relegada.

Receta global

El informe sostiene que, para mejorar la provisión de ingresos jubilatorios adecuados y sostenibles en todo el mundo, los países deberían considerar las siguientes recomendaciones:

-Incrementar gradualmente la edad jubilatoria promedio a medida que aumenta la esperanza de vida.

Aumentar el nivel de ahorro, tanto dentro como fuera de los fondos de pensiones, para garantizar que las personas dependan menos del Gobierno en sus futuros años de jubilación.

Aumentar la cobertura de las jubilaciones privadas en la fuerza laboral, incluidos los trabajadores independientes y eventuales (sin que esto implique dejar de lado los sistemas estatales).

Reducir el acceso de los miembros a los beneficios antes de la jubilación para garantizar la conservación de los fondos hasta la jubilación.

Aumentar la transparencia de las operaciones de los planes de pensiones, mejorando así la comprensión y la confianza de todas las partes interesadas.

“El aumento de la expectativa de vida y el bajo rendimiento de las inversiones están teniendo efectos significativos a largo plazo en la capacidad de muchos sistemas de todo el mundo de brindar suficientes beneficios de retiro, tanto en la actualidad como en el futuro”, alertó David Knox, socio senior de Mercer y autor de la novena edición del Índice Global de Pensiones de Melbourne de Mercer.

El analista explicó que estas presiones alertaron a las autoridades sobre la creciente importancia de los problemas de equidad intergeneracional y recalcó la necesidad de los países de abordar la sustentabilidad a la hora de pensar en una reforma previsional.

Actualmente con la medición de 30 países y la cobertura del 60% de la población mundial, el Índice Global de Pensiones insta a los países con sistemas de pensiones no sustentables a actuar ya, en lugar de arriesgarse a tener la necesidad de tomar medidas aún más drásticas en el futuro.

Los sistemas de pensiones no sustentables de algunos países necesitan aprender de los países líderes o corren el riesgo de generar problemas de equidad intergeneracional y decepcionar a sus jubilados, señala el informe.

“Japón, Austria, Italia y Francia son ejemplos de países desarrollados cuyos sistemas de pensiones no representan un modelo sustentable que vaya a respaldar a las generaciones presentes y futuras en la vejez. Esto se debe a una combinación de factores que incluyen la falta de activos reservados para el futuro, la escasa participación de las personas de edad avanzada en la fuerza laboral y los grandes cambios demográficos hacia una población envejecida”, señaló Knox.

Y advierte: “Si no se introducen cambios, estos sistemas provocarán presiones sociales en las que los beneficios de las pensiones no se distribuyan de forma equitativa entre las diferentes generaciones”.

Sin embargo, de acuerdo con el especialista, no todo está perdido. Cada país puede tomar medidas ahora para avanzar hacia un sistema previsional más adecuado.

“El principal objetivo del Índice es comparar el sistema de ingresos de jubilación de cada país para que podamos aprender a entender cómo pueden ser las mejores prácticas, tanto ahora como en el futuro. Nuestra investigación muestra claramente qué países están marcando el camino de los sistemas de pensiones sustentables con suficientes beneficios y cuáles otros pueden aprender de ellos para mejorar", explica Knox.

Dinamarca, los Países Bajos y Australia son tres de esos países que, si bien tienen diferentes enfoques según su punto de partida, adoptan una estrategia que le otorga los primeros lugares en el ranking.

El ranking

El Índice de este año revela que Dinamarca, por sexto año consecutivo, conserva el primer puesto con una calificación global de 78,9, por arriba de los Países Bajos y Australia, con 78,8 y 77,1, respectivamente.

Los nuevos participantes del Índice, Noruega y Nueva Zelanda, lograron un puntaje de 74,7 y 67,4, respectivamente. Se observó que ambos países tienen una sólida estructura con numerosas características positivas, pero tienen algunas áreas para mejorar. También se destaca Colombia, con un índice global de 61,7, que tiene un sistema con algunos aspectos positivos pero también presenta "algunos riesgos y defectos", según el informe.

La  tabla de arriba muestra el valor global de los índices de cada país, junto con el valor del índice de cada uno de los tres subíndices: adecuación, sustentabilidad e integridad. Cada valor del índice representa una calificación entre 0 y 100.

“El Índice Global de Pensiones es una referencia importante para que las autoridades de todo el mundo aprendan de los sistemas más adecuados y sustentables. Sabemos que no existe el sistema perfecto que pueda aplicarse en forma universal, pero existen numerosas características comunes que pueden compartirse para obtener mejores resultados”, sostiene Knox.

Visto 433 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…