Martes, 10 Abril 2018 00:00

No sólo los antibióticos afectan a nuestra flora intestinal

Escrito por  Mikel García Iturrioz
Valora este artículo
(1 Voto)

Los investigadores advierten que si bien los efectos adversos del uso de los antibióticos sobre el microbioma humano están bien documentados, otros medicamentos comúnmente utilizados pueden tener un impacto similar.

Los investigadores del Laboratorio Europeo de Biología Molecular (EMBL), en Heidelberg (Alemania), advierten que una gran cantidad de medicamentos pueden estar asociados con los cambios en la composición del microbioma (flora microbiana normal).

“Hemos analizado la mayoría de los fármacos más usados”, explica Lisa Maier, coautora del estudio, publicado en la revista científica Nature.

Según añade la investigadora, esto incluye fármacos contra la diabetes, inhibidores de la bomba de protones como el Omeprazol, medicamentos contra el colesterol, como las estatinas, fármacos antiinflamatorios no esteroideos, antipsicóticos atípicos, antihistamínicos contra la alergia, inmunosupresores, antieméticos, píldoras anticonceptivas y también fármacos contra la disfunción eréctil, entre otros.

El trabajo ha analizado in vitro el efecto de 923 medicamentos no-antibióticos en el crecimiento de 38 variedades de bacterias que se encuentran habitualmente en el microbioma humano. Los resultados apuntan a que 250 (un 27% del total) de los fármacos no-antibióticos diseñados para tener un efecto sobre células humanas también reduce o detiene el crecimiento de una o más variedades de bacterias intestinales humanas.

“La cantidad de medicamentos no-antibióticos que afectan a los microbios intestinales como daño colateral fue sorprendente”, dijo el profesor Peer Bork, autor principal del estudio.

Posible subestimación

“Más medicamentos dirigidos a humanos podrían inhibir el crecimiento bacteriano si se sondea en dosis más altas, más cercanas a las concentraciones fisiológicas”, señaló Bork.

Además, los investigadores solo evaluaron una muestra representativa de un microbioma saludable que contenía 38 especies. Los investigadores explicaron que en la práctica el intestino humano contiene cientos de especies y una mayor diversidad de cepas.

“El análisis indica que si se analizan más especies intestinales, la fracción de fármacos dirigidos a humanos con actividad anti-comensal aumentaría”, añadió Bork.

La mayoría de los fármacos que se analizaron en el estudio eran activos contra 1 a 9 cepas de bacterias. Sin embargo, 40 medicamentos afectaban directamente a 10 o más cepas a la vez.

Los investigadores descubrieron que además de la similitud de los efectos secundarios (como la diarrea) de estos medicamentos no-antibióticos con los de los propios antibióticos, el mecanismo de resistencia de los microbios a ambos tipos de fármacos tenía un alto grado de superposición.

El último hallazgo recalca el riesgo anteriormente inadvertido de que los medicamentos no-antibióticos pueden promover la resistencia a los antibióticos.

“Esto es aterrador teniendo en cuenta que tomamos grandes cantidades de fármacos no-antibióticos a lo largo de nuestra vida y, a menudo, durante periodos prolongados”, dice el doctor Nassos Typas.

Investigación adicional

Según el doctor Georg Zeller los resultados de este estudio serán útiles en investigaciones futuras sobre las interacciones entre los fármacos y microbios y podrían allanar el camino para el desarrollo de soluciones personalizadas.

“Estamos entusiasmados por seguir adelante y explorar las interacciones entre microbios y fármacos en comunidades microbianas intestinales complejas, ya que esto nos ayudara a entender cómo en ocasiones las personas responden de forma diferente a la misma medicación”, dijo Zeller.

El profesor Kiran Patil añadió: “Esto es tan solo el principio. Todavía no sabemos cómo la mayoría de estos fármacos atacan a los microbios, cómo se manifiestan estos efectos en el huésped humano y cuáles son los resultados clínicos. Debemos estudiar estas relaciones cuidadosamente, ya que este conocimiento podría mejorar radicalmente nuestra comprensión y la eficacia de los fármacos existentes”.

Utilidad de los probióticos

Este estudio es valioso porque destapa unos efectos secundarios de fármacos muy usados, y nos debe hacer reflexionar sobre la utilidad de apoyar la flora intestinal con probióticos no solo para reducir el riesgo de diarrea asociada con el uso de fármacos antibióticos.

Mikel García Iturrioz

Fuente: www.grandesmedios.com

 

Visto 348 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…