Viernes, 03 Marzo 2017 11:27

Dos puntos débiles: gestión eficiente y obras públicas

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

El presidente Mauricio Macri intentó posicionarse para retomar la iniciativa política en un año electoral durante el discurso que brindó en el Congreso de la Nación para inaugurar las sesiones ordinarias. El mandatario optó por un mensaje contundente y con una dureza poco habitual a la hora de revisar la situación en la cual recibió el país y de mencionar los logros de la gestión.

 

 

El objetivo del mensaje fue, principalmente, despejar las dudas respecto de su convicción de introducir cambios en momentos en que la derecha lo califica de “populista de buenos modales” y la izquierda, de neoliberal. Macri intentó posicionar su gestión con miras al futuro y, además, trató de revalidar sus credenciales como presidente que apunta a la transformación. Esa fue la intención. Habrá que ver si logra estos objetivos.

 

A la hora de mencionar la herencia que recibió del kirchnerismo, el mandatario también fue contundente. Vinculó al Gobierno anterior con la corrupción de la obra pública, y con una gestión que provocó el estancamiento y la inflación.

 

También defendió los logros de su administración. Nombró las ampliaciones de beneficios para jubilados y para quienes reciben asignaciones familiares; además, ponderó el sinceramiento de las tarifas de la energía, la recuperación de las estadísticas públicas y los cambios en la política exterior. Todos estos fueron señalamientos en su estrategia de diferenciación respecto de la oposición en un contexto electoral. Macri dejó claro que eligió al kirchnerismo, en general, y a la ex mandataria, Cristina Fernández, en particular, como sus adversarios políticos.

 

Los discursos de apertura de sesiones parlamentarias suelen orientarse a resaltar los aspectos positivos. Aquí fue clave la ratificación de que el Banco Central es autónomo, y que mantiene la meta de inflación entre el 12% y el 17% para este año. Las mejoras que puedan concretarse en el plano económico, como una caída notoria de la inflación, serán fundamentales para el desempeño del Gobierno en las elecciones de octubre.

 

Una de las grandes promesas de la campaña presidencial fue la eficiencia de la gestión y este objetivo aún no se cumplió. El resultado es decepcionante y supone un punto débil. Macri necesita recuperar la iniciativa para que la población vuelva a confiar en que es un presidente efectivo.

 

El programa de obras públicas comenzó tarde y no quedó claro si fue por discrepancias dentro del equipo económico, o si representantes del kirchnerismo trabaron el inicio de las obras. Lo que pasó, en definitiva, es que se prolongó la recesión económica, cuando se suponía que esta administración, que en la Ciudad de Buenos Aires había mostrado mayor eficiencia, iba a transformar la situación recibida. Indudablemente este es otro de los aspectos en los que el Presidente debería recuperar su reputación.

 

Sergio Berensztein

Visto 148 veces Modificado por última vez en Sábado, 11 Marzo 2017 16:24

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…