Domingo, 17 Septiembre 2017 00:00

Tribulaciones de una ex presidente en un reportaje

Escrito por 
Valora este artículo
(2 votos)

Más allá de algunos forzados retoques cosméticos, la Cristina Kirchner que vimos durante la entrevista en Infobae es la de siempre: falaz y autoritaria

 

La reaparición pública de la señora de Kirchner en una entrevista con Luis Novaresio nos retrotrajo a un pasado tan cercano en el tiempo como lejano de nuestra realidad actual.

Hubo un eco de aquellas interminables cadenas nacionales en los largos y confusos monólogos de la ex presidente, pero la novedad, que la incomodó profundamente, fue que debía responder a preguntas y a veces también, para su espanto, a repreguntas.

Ese ejercicio republicano le produjo evidentes molestias, que no pudo disimular pese a sus intentos de desempeñar el papel de dirigente moderada y de buenas maneras que viene ensayando, con titánico esfuerzo, en los actos proselitistas.

Luis Novaresio se comportó con seriedad, respeto y profesionalismo. No fue nunca agresivo, pero no dejó de preguntar acerca de los más variados temas. Recordemos que los anteriores reportajes habían sido meras puestas en escena con periodistas adictos que más que entrevistadores parecían sus agentes de prensa.

No hay nada nuevo bajo el sol kirchnerista. El libreto es el de siempre, con algunos pequeños pero significativos ajustes para adecuarlo a los tiempos actuales. Así, por ejemplo, llamó la atención que dijera que en Venezuela no rige el Estado de Derecho, extraño diagnóstico en quien durante años se exhibió como admiradora y amiga tanto de Hugo Chávez como de su sucesor, Nicolás Maduro. Pero para matizar ese abrupto giro, dictaminó que tampoco en la Argentina hay Estado de Derecho, lo que nos lleva a preguntarnos si acaso la abogada exitosa faltó a la Facultad de Derecho el día que enseñaban ese concepto.

Fue llamativo, además, que declarara que sintió odio por José López al enterarse del famoso revoleo de bolsos en el convento, siendo que ese funcionario fue la mano derecha del hombre más cercano a los Kirchner en materia de obras públicas, Julio De Vido, y él mismo uno de los colaboradores más estrechos y antiguos de los barones de El Calafate. Quizás el odio se haya originado en la escasa profesionalidad de López para ocultar los dineros mal habidos.

Por lo demás, resultó desopilante la 'autocrítica' de la candidata de Unión Ciudadana (algún asesor de imagen le habrá indicado que queda bien deslizar alguna), que consistió en señalar que el tono que empleaba en las cadenas nacionales pudo no ser el adecuado -como si las propias cadenas interminables y frecuentes no fueran el verdadero problema- y pedirle disculpas al presidente Mauricio Macri por si se había ofendido cuando no le entregó los atributos del mando. Tal es su falta de republicanismo que pronunció esa disculpa hipócrita, tardía y oportunista como una cuestión meramente personal, en lugar de entender que había ofendido a la institucionalidad de los argentinos.

Otro elemento pintoresco fue su reconocimiento de que durante su gobierno hubo inflación, si bien, según ella, ahora es mayor. Esto último no es cierto: hoy el incremento de precios al consumidor es sensiblemente más bajo que durante la etapa final del kirchnerismo. Pero si ahora reconoce aquella inflación, ¿cuál era su magnitud? ¿La que daba entonces el INDEC? ¿O reconoce también que, como es evidente, esos índices eran falsificados deliberadamente? ¿Reconoce, por lo tanto, que nos mentía?

Respecto del índice de pobreza, dijo que no recordaba que Aníbal Fernández hubiera sostenido que era menor que la de Alemania. Qué olvido tan curioso: la frase fue y sigue siendo de aquellas más repetidas (por burdas, en este caso) de la historia argentina.

En definitiva, detrás de algunos forzados retoques cosméticos está la Cristina Kirchner de siempre, falaz y autoritaria. El reportaje nos sirvió para comprobar una vez más que su tiempo ya pasó, que el cambio producido es copernicano y que en octubre se consolida un rumbo de progreso y de equidad social.

Jorge Enríquez
Subsecretario de Justicia de la Ciudad de Buenos Aires

Visto 212 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…