Domingo, 01 Octubre 2017 00:00

Las mafias no tienen lugar en la Argentina del cambio

Escrito por 
Valora este artículo
(2 votos)

Medina representa el lado más oscuro del sindicalismo: autoritario, prepotente y corrupto

 

La detención del secretario general de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra) de La Plata, Juan Pablo "Pata" Medina, revela que los objetivos expuestos por Cambiemos no eran solamente promesas electorales. El cambio es en serio y ya está en marcha.

Medina representa el lado más oscuro del sindicalismo: autoritario, prepotente y corrupto. Las mansiones, los automóviles, las armas, los aviones, el dinero y demás bienes con que contaba este dirigente gremial cuya única actividad conocida es la que ejercía en su sindicato hablan no sólo de un evidente y manifiesto enriquecimiento ilícito, sino también de cierta delectación en su exhibición obscena. Porque todas esas riquezas no estaban ocultas. Medina no pudo alcanzar ese nivel patrimonial sin la complicidad o la indiferencia de sectores del poder político.

El Estado fue cediendo atribuciones a expensas de quienes ejercían el más craso matonismo. La mafia en estado puro: "protección" a cambio del pago de un "seguro", que en este caso era, probablemente, entre otros métodos, la contratación forzada de una empresa de catering vinculada con Medina.

Este ya había sido detenido hace años. No casualmente, durante otro gobierno no populista, el de Fernando de la Rúa. Luego trabó una excelente relación con los sucesivos gobiernos kirchneristas, en especial con los de la provincia de Buenos Aires. Con ellos en el poder, nada debía temer.

Pero los vientos cambiaron. Ya lo había experimentado otro dirigente gremial de similares modales, el Caballo Suárez. Con estos dos pesos pesados entre rejas, varios pondrán sus barbas en remojo. No se trata de demonizar al gremialismo. En cualquier democracia moderna juega un papel fundamental. El libre ejercicio de esa actividad está reconocido por la Constitución Nacional. Lo que no se puede admitir de ninguna manera es que se desarrolle al margen de la ley, mediante procedimientos extorsivos que, además de ilícitos e inmorales, son un serio obstáculo para el crecimiento de la economía, porque aumentan artificialmente los costos y lesionan la seguridad jurídica.

Tantos años de privilegios corporativos les han hecho creer a muchos dirigentes que en el ámbito de sus actividades se hallan por encima de la ley. Por eso, intentan resistir con violencia la mera aplicación de resoluciones judiciales. El penoso espectáculo que dieron en La Plata los seguidores (o, mejor dicho, los empleados) del Pata Medina fue elocuente. Pero, pasadas unas horas, se vio que no era más que fuegos de artificio. La orden judicial de detención se cumplió.

Que todos vayan tomando nota. El presidente Mauricio Macri no es un hombre de levantar la voz ni de realizar gestos exaltados. Habla serenamente, con cordialidad, y esas formas en esta Argentina siempre exasperada pueden confundir a muchos ingenuos. Esas maneras civilizadas son el aspecto exterior de un carácter y una determinación de extraordinaria firmeza. Le cabe perfectamente a su personalidad el adagio latino: "Suaviter in modo fortiter in re" ('Suave en las formas, fuerte en las cosas'). Justo lo contrario de lo que hemos visto por años en tantos políticos de gritos destemplados y acciones temerosas ante los privilegios corporativos. 

Jorge Enríquez 
Subsecretario de Justicia de la Ciudad de Buenos Aires

Visto 223 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…