Domingo, 10 Diciembre 2017 00:00

¿Qué pasó?

Escrito por 
Valora este artículo
(2 votos)

El domingo 22 de octubre, hace menos de 2 meses, Cambiemos hizo una memorable elección. Del escaso 2,8% de diferencia que le  ganara en las presidenciales al FPV, Scioli-Zannini en 2015, a pesar del ajuste, de los innumerables errores cometidos (siempre reconocidos), del interminable gradualismo, de Maldonado y de tantas cosas más, el mapa del país se tiñó de amarillo.

 

Y desde hace unos días lo único que se escuchan son quejas. Pero no solamente quejas de los opositores, que son esperables, quejas más virulentas de parte de aquellos que los votaron y esperaban otra cosa del gobierno. Las peores diatribas son contra Macri. En un país acostumbrado, salvo raras ocasiones, a los caudillos de mano dura, esta democrática y respetuosa república, desconcierta.

Macri no encarcela a todos los RAM, a los que deben ser encarcelados y ni a los demás. Olvidamos que Argentina es una nación federal, que las provincias tienen autonomía y se manejan por su cuenta. En particular olvidamos que somos una República y en las repúblicas la base de las mismas son la división de poderes. Macri no puede, no debe inmiscuirse en el poder judicial. Aunque quisiera.

El terrible problema del ARA San Juan, hundido en las profundidades del mar, no es responsabilidad directa de Macri, más bien del gobierno K que asignó $100 millones para su puesta a punta de medio término (30 años). Tanto Cristina como el entonces ministro de defensa, Rossi, mayo 2014, dieron públicamente por hecho, los próximos 30 años de vida del submarino. No ha sido así.

Macri debería pedirle respuestas a su ex ministro de Cambiemos de defensa, Martínez, al jefe de la Armada y a todos a los que dejaron partir al ARA San Juan sin revisarlo a fondo, cuestión de no poner en peligro la vida de los tripulantes. Pero no se hizo. Y a esta altura ya sabemos que la corrupción, mata. ¿Se gastaron los $100millones en el arreglo del ARA San Juan? Dependía de los K, había que desconfiar.

El ejecutivo quiere hacer pasar en extraordinarias y antes de fin de año (las ordinarias van desde el 1/3 hasta el 30/11), las reformas que planteó después de las elecciones. En extraordinarias se tratan solo lo que propone el ejecutivo.  En el tema laboral, tema difícil, arduo en Argentina, la gran queja es que los Moyano no lo aceptan, aunque la CGT, sí. Pero que la CGT acepte es un logro mayor, todos los gobiernos anteriores fallaron ante cualquier tipo de reforma laboral. Esta es pobre, escasa, no alcanza, pero por algo se empieza.

Ya están en la cárcel Ricardo Jaime, Juan Pablo Schiavi, Lázaro Báez, José López, Amado Boudou, Julio De Vido. Los votantes de Macri gritan que el poder judicial no se mueve. Que es muy lento, lo que es cierto, pero es el horrible sistema que tenemos y que debe cambiar. Ayer, 7/12, el juez Claudio Bonadío dictó el procesamiento y prisión preventiva de todos los implicados en la denuncia del fiscal Nisman, asesinado durante el gobierno K (18/1/2015).

Ya están detenidos Luis D´Elía, Khalil “Yussuf”, Héctor Timerman (en su casa por enfermedad), Carlos Zannini Oscar Parrili, Andrés Larroque, Fernando Esteche (ex Quebracho) y siguen los nombres. Y la frutilla del postre, Cristina Fernández de Kirchner, que ya juró como senadora, entonces el juez pide que sus colegas del senado le quiten los fueros. Ahora nos quejamos de que es un exceso.  ¿Y por qué el juez lo ordenó cuando ya juró y no dos meses antes de tener fueros? ¿Macri lo ordenó?

Macri es responsable de la lentitud del poder judicial, hasta las elecciones, y de la velocidad supersónica del mismo después de las elecciones. ¿Por qué no pide que le saquen los fueros a Cristina ahora durante las extraordinarias? Simplemente porque no le compete. Porque el ejecutivo no puede ordenarle al legislativo que haga algo que le compete solo al legislativo. El tema es: “palos porque bogas y porque no bogas, palos”.

El senado aceptó la jura como senador (una vez más) de Carlos Menem que ya tiene 2 condenas en 2ª instancia, le queda solo la Corte Suprema, y nadie pide que se le quiten los fueros. Cristina ni siquiera ha sido juzgada, menos aún condenada. Y no importa lo que pensemos nosotros, Lilita Carrió, el quiosquero de la esquina o Macri, esto le compete al poder judicial y al senado.

¿Será que este caos que no conforma a nadie y parece estar profundamente desordenado, significa vivir en una democracia que respeta la división de poderes?

De ser así, a pesar de todos los pesares que estamos pasando, a pesar de que no suceda lo que queremos que suceda y a la velocidad que le exigimos, si esto es vivir en una República que se precie de serlo, ¡bienvenida sea! 

Malú Kikuchi   
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.  
Gentileza de www.lacajadepandoraonline.com para 

Visto 443 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…