Miércoles, 04 Abril 2018 00:00

Entre la campaña anticipada y la tensión con los jueces

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

 

A diecinueve meses de la elección presidencial (octubre 2019) y a catorce de la definición de alianzas y candidaturas (mayo 2019), la Argentina está viviendo la campaña electoral más larga de su historia.

 

El Presidente ha presentado la baja en la pobreza como un logro importante, que lo es. Pero esta baja, al igual que la registrada en desempleo, corresponde al segundo semestre del año pasado, cuando el oficialismo ganó claramente la elección legislativa.

La cuestión es si ello seguirá igual en los próximos meses, cuando la canasta básica alimentaria que mide el INDEC aumentó en el primer bimestre del año 5,1% y los precios mayoristas en el mismo período lo han hecho en un porcentaje similar. Un sector del oficialismo impulsa una reforma del organismo para modificar la metodología para medir la inflación, lo que sería un error, ya que afectaría la credibilidad de las estadísticas oficiales que ha empezado a reconstituirse.

La estrategia político-electoral tiene para el segundo trimestre del año, la consigna de “hay que pasar el otoño” para llegar al Mundial de Fútbol que comienza ese mes. En la estrategia de Cambiemos, el aborto juega un rol relevante para dominar la agenda política en el trimestre que se ha iniciado. Tras dos meses de consultas, los proyectos recién serían tratados por el Congreso en junio. En los hechos, la gestión de gobierno ha pasado a un segundo plano.

En los dos meses pasados-febrero mes para el cual habían sido convocadas las sesiones extraordinarias del Congreso y marzo, primer mes de las ordinarias- no se ha aprobado ningún proyecto de ley. La reforma de la ley del mercado de capitales que tenía media sanción en Diputados, fue aprobada con modificaciones por el Senado, con lo cual vuelve a la Cámara originaria. Los tres proyectos de ley en los cuales se transformó el DNU para desburocratizar el estado, tienen sólo media sanción en la Cámara Baja y la reforma laboral todavía no comenzó a tratarse.

Para el oficialismo, el conflicto con la justicia ocupa el rol principal, al percibir que hay un cambio de actitud en los jueces. En la última semana se siguieron sumando excarcelaciones de ex funcionarios kirchneristas, como el ex número dos de De Vido (Baratta) y uno de los acusados por el Memorándum con Irán (Khalil).

El Consejo de la Magistratura investiga tanto a los camaristas que liberaron a Cristóbal López, como a las dos juezas que liberaron a Zannini y D Elía. Sin demasiadas posibilidades de remover jueces y fiscales federales de primera instancia, el Ejecutivo intentará cubrir vacantes abiertas en la Cámara de Casación en las Cámaras de Apelaciones en lo Federal. Pero no está claro cómo lo logrará, ya que para designar un juez, además de la terna propuesta por el Consejo de la Magistratura, es necesario que lo voten dos tercios de los senadores presentes.

Además la Corte ha cuestionado que se designen jueces de otros fueros, sin el correspondiente acuerdo del Senado. En lo que va del año no se ha designado ninguno, todos los embajadores políticos fueron nombrados por Decreto sin enviar sus pliegos a la Cámara Alta y los ascensos de los oficiales superiores de las Fuerzas Armadas todavía no han llegado a ella.

Mientras tanto la Corte hace equilibrio: acuerda con el Ejecutivo reformas para acelerar las causas de corrupción y al mismo tiempo acusa a la Agencia Federal de Informaciones (AFI) de haber filtrado a los medios las escuchas de Cristina con Parrilli que estaban en poder del Juez Lijo.

Por su parte el Peronismo sigue moviéndose hacia la unidad, pero en forma desordenada e incluso contradictoria. El 6 de abril se realiza en Gualeguaychú, la reunión del “Peronismo Federal” convocada por el senador Pichetto.

El encuentro ha perdido entidad, al no concurrir los gobernadores y quedar reducido a los legisladores nacionales de esta corriente política. Dos gobernadores que abrieron las sesiones ordinarias el 1 de abril (Urtubey y Rodríguez Saá), avanzaron desde posiciones distintas hacia sus candidaturas en los respectivos discursos de apertura. Ello llevó al Gobernador de Córdoba (Schiaretti) a pedir a los gobernadores que “no se adelanten con candidaturas”.

El gobernador del Chaco (Peppo) -en cuya provincia estará esta semana el presidente Macri para relanzar el “Plan Belgrano”- dijo que los casos de corrupción hacían más difícil para el PJ encontrar líderes y candidatos.

El gobierno ve a Cristina como un instrumento para dividir al PJ, pero ella está en un segundo plano, mientras se define la unificación de las causas que tienen en la justicia y que están en manos del TOF4 y TOF6 (Tribunales orales federales). Uno de los dirigentes más importantes de La Cámpora (Larroque) negó la candidatura de Máximo, mientras que el Presidente del bloque K en Diputados (Rossi) ha comenzado a moverse para ser el candidato presidencial del Kirchnerismo que compita en las PASO con los del Peronismo. Peña se reunirá esta semana con senadores del PJ pero sin Cristina y a diputados concurrirá el 4 de abril el Ministro de Finanzas (Caputo) para responder por la acusación de no haber declarado sociedades offshore.

Va tomando forma una CGT más cercana al gobierno, pero se incrementa la conflictividad laboral. La central obrera en gestación, dejará afuera a Moyano y Barrionuevo, tendrá una actividad más dialoguista con el gobierno y el 5 de abril tendrá lugar un encuentro para convocar al Consejo Directivo de la CGT, que a su vez convocaría a su Congreso, en el que tendrán un rol relevante los gremios del transporte.

Los acuerdos salariales se siguen cerrando en un 15% formal, pero con compensaciones por 2017 que los llevan a 20% o más y compromisos de revisión para el segundo semestre del año, de acuerdo a la evolución de la inflación. El 4 de abril, la gobernadora de la provincia de Buenos Aires (Vidal) mantendrá la última reunión con los gremios docentes bonaerenses, para intentar evitar el paro convocado por ellos para el día siguiente, al cual se han sumado los estatales de la provincia.

Todavía hay 4 jurisdicciones que mantienen abierto el conflicto docente, y dos de ellas son la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires, con lo cual el problema alcanza a más de la mitad del país en términos de total de alumnos de la escuela pública. En la Ciudad de Buenos Aires, el frente de docentes, estatales, judiciales, subtes y recolectores, realizarán protestas rechazando las propuestas salariales recibidas.

El gremio bancario realiza un paro en el banco provincia y ha convocado un paro para el 6 de abril; los piqueteros “duros”, alineados con los partidos de izquierda han retomado la protesta en la calle, reclamando contra la revisión de los planes sociales y los “moderados” buscan incorporarse a la nueva CGT.

En conclusión: el gobierno ya se encuentra empeñado en la campaña electoral más larga de la historia argentina, buscando llegar al Mundial con el debate sobre el aborto y lanzar después la acción proselitista a partir de agosto; Macri considera que la justicia es el principal límite al poder que enfrenta y busca mecanismos para remover magistrados y cubrir vacantes, pero el Senado es un límite para ello; El Peronismo avanza hacia la unidad en desorden y con contradicciones, con Cristina en segundo plano, que es la esperanza del Presidente para volver a dividirlo y se va delineando una nueva CGT más cercana al gobierno, sin Moyano ni Barrionuevo, pero en un contexto de conflictividad creciente, como lo muestran docentes, estatales y bancarios.

Rosendo Fraga

Visto 158 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…