Viernes, 03 Mayo 2019 00:00

El Gobierno vuelve a entusiasmarse

Escrito por 
Valora este artículo
(2 votos)

 

La Casa Rosada cree que ha dado con una estrategia para detener la avanzada del dólar. La imagen de Mauricio Macri está supeditada a los vaivenes de la cotización de la moneda estadounidense. Superar la crisis de confianza que viven los mercados es el desafío para pensar en un segundo mandato presidencial.

 

El Gobierno empezó el mes de mayo admisiblemente reconfortado con la idea de que ha encontrado una solución para estabilizar el valor del dólar. Merced a una nueva negociación con el Fondo Monetario Internacional (y una quinta reescritura de los acuerdos con la entidad) se había conseguido el permiso para intervenir casi sin restricciones en el mercado cambiario.

Quienes propiciaban, con mirada liberal, políticas que dejaran actuar sin obstáculos al mercado, ahora buscan un salvavidas en la intervención. No deja de ser una ironía que, ante las turbulencias, la libertad que el gobierno fue a implorar al Fondo haya sido la de interferir la libre flotación utilizando para ello los fondos transferidos por el organismo. También es remarcable que la cúpula del Fondo viniera haciendo la vista gorda ante las transgresiones al acuerdo hasta entonces vigente y terminara por refrendar lo que antes proscribía.

Antes de esa luz verde pero después de constatar en sus estudios demoscópicos que la volatilidad del dólar horadaba con persistencia la imagen del Presidente-candidato, Jaime Durán Barba, con estilo heterodoxo, había exhortado al gabinete reducido: ``Usen la guita y cá...ense en el Fondo'',

"La guita'', en verdad, ya la estaban usando: de los casi 11.000 millones de dólares que el Fondo envió a principios de abril ya se había evaporado a esa hora más del 50 por ciento. Ahora, con canilla libre para vender incluso dentro de la perimida banda de flotación intangible, veremos si no se reeditan sangrías como las que en su momento les facturaron a Federico Sturzenegger y a Luis Caputo.

Ni eso ni la suba de tasas que emplea el Banco Central como instrumento son prioridades para el gobierno. Las secuencias demoscópicas indican que cuando el dólar sube, la imagen de Mauricio Macri desciende. Lo que la Casa Rosada quiere es que el dólar no suba más...y que se recupere la cotización del Presidente.

CUESTION DE CONFIANZA

El Gobierno viene atravesando una extendida crisis de confianza que no consigue revertir. Si la intervención del mercado cambiario es sostenidamente eficaz, quizás las chances electorales de Mauricio Macri mejoren a tiempo.

Los analistas diagnosticaban que las medidas anunciadas la semana anterior no se cumplirían a raíz de los vaivenes violentos de los mercados; el dólar inevitablemente repercute sobre los precios (los aumentos en los combustibles de esta semana ratificaron esa impresión). A eso se sumaban las dificultades políticas; consideraban que la turbulencia no superaría sin que se entrevea una perspectiva consistente y convincente para los mercados y para el público.

Con el entusiasmo vertiginoso provocado por 48 horas de paz cambiaria el Gobierno se ha considerado en posición de refirmar que descarta cambios políticos: los candidatos son los que son (empezando por el Presidente) y el gabinete es y será, hasta diciembre, el que es. El Gobierno quiere exhibir certezas y firmeza. Las dudas de los mercados no se han disipado al mismo ritmo en que el Gobierno reconstituye su propio ánimo.

Los mercados se preguntan si el Gobierno recuperará efectivamente terreno electoral; si el peronismo alternativo conseguirá construirse como opción de poder. Y si, en definitiva, Cristina Kirchner presentará su candidatura presidencial. Los interrogantes son varios y apuntan en varias direcciones. Lo que evidencia que el Gobierno no es ni el único ni, quizás, el principal protagonista.

ES LA POLITICA, AMIGO

Otra paradoja de los últimos días es que, después del nuevo arreglo con el FMI y de dos ruedas con el dólar abajo de 46 pesos, el gobierno volcó su atención a la economía. La política, claro, no parecía tan estimulante: las PASO de la provincia de Santa Fe mostraron a la coalición oficialista en un lejano tercer puesto, a la oposición (peronismo y socialismo) adjudicándose 3 de cada 4 votos emitidos (en un comicio con alta participación) y, en particular, al peronismo imponiéndose como primera fuerza. Santa Fe es la tercera provincia argentina en importancia económica y Cambiemos, con la candidatura del actor Miguel Del Sel, había dado una pelea pareja al socialismo y estuvo cerca de consagrarse en 2015.

Dentro de nueve días el oficialismo sufrirá seguramente (las encuestas, al menos, eso vaticinan) una nueva caída. Esta vez no se trata de primarias, sino de elección efectiva de autoridades en Córdoba, la capital del interior. El oficialismo llega dividido a la elección cordobesa y, a raíz de esa y otras torpezas políticas, puede inclusive ser desplazado en la capital provincial, que controla hace años.

Elisa Carrió viajó a Córdoba para respaldar al candidato de la Casa Rosada, el diputado radical Mario Negri. La jefa de la Coalición Cívica quiso tal vez reforzar un mensaje antiperonista que no ve suficientemente sostenido por los cuadros provinciales de Cambiemos y pronunció una frase descalificante ("Gracias a Dios que De la Sota murió''). El gobierno nacional asimiló en silencio ese exabrupto de una de las fundadoras de Cambiemos, quizás porque no se siente en condiciones de discutir con la diputada. El que sí reaccionó fue Ramón Mestre, alcalde de la capital cordobesa y candidato radical a la gobernación: repudió los dichos de la diputada oficialista y los comparó con "el cajón de Herminio Iglesias'', una referencia al episodio de último momento que, en 1983, habría definido al electorado independiente contra los candidatos peronistas y en favor de Raúl Alfonsín.

El domingo 12 de mayo, la diferencia a favor que obtenga Juan Schiaretti (seguro vencedor de la contienda) permitirá medir si la comparación de Mestre fue o no adecuada. Allí triunfará el peronismo alternativo y tras esa victoria se acelerará seguramente la organización electoral del sector y se definirán con mayor claridad las candidaturas vigentes. Roberto Lavagna aguarda ese momento en que Schiaretti, una vez reelecto, hará escuchar su voz en la temática nacional.

CONDICIONES DE UN NUEVO GOBIERNO

Tanto en el peronismo de las provincias como en sectores del radicalismo y el centroizquierda e inclusive en el seno del partido de Mauricio Macri hay muchos que entienden que el problema de la Argentina no reside solamente en ganar una elección (y mucho menos "una elección apocalíptica''), sino en construir una estructura amplia -un sistema político institucional- capaz de acordar y poner en práctica sustentablemente un programa de crecimiento y reformas para impulsar la capacidad productiva, la competitividad internacional y el empleo. ­

Varias figuras políticas vienen sosteniendo, con fraseo diferente, pero con música muy semejante, la necesidad de acuerdos que "vayan más allá" de las coaliciones existentes y generen una base amplia de gobernabilidad. Martín Lousteau quiere algo "más amplio que Cambiemos", que incluya radicales, progresistas del Gen y peronismo.

Sergio Massa le ha pedido al Presidente que convoque a un gran acuerdo que incluya a empresarios, sindicalistas y movimientos sociales y a todas las fuerzas políticas representativas sin excepción. Roberto Lavagna busca dejar de lado la grieta y le respondió a Lousteau que está a favor de la unión, aunque sin Macri y la señora de Kirchner.

Muchas de las variantes del llamado "Plan V" (por María Eugenia Vidal) y hasta del "Plan H" (por Horacio Rodríguez Larreta) que impulsan sectores del empresariado y de fondos de inversión, no hablan solo de reemplazar la candidatura de Macri y de impedir una victoria de Cristina de Kirchner, sino de conseguir un respaldo amplio para el gobierno que surja de las urnas. O, dicho de otro modo, que el próximo gobierno surja de un respaldo sumamente amplio que las urnas legitimen. El tiempo apura.

Jorge Raventos

Visto 197 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…