Martes, 26 Noviembre 2019 00:00

Cristina Fernández no quiere ni puede cambiar - Por Carlos Berro Madero

Escrito por 
Valora este artículo
(4 votos)

 

La escritora estadounidense Alice Walker aconseja a las personas desbordadas psicológicamente mediante una frase muy elocuente: “trata de entrenar a tu corazón para que no desee nada que no puedas tener”.

 

Quienes hayan observado las características del carácter disruptivo de Cristina Fernández en relación con este sentimiento, no deben esperar grandes cambios en su conducta cuando se instale nuevamente en el poder, porque con seguridad tratará de reivindicar su “estética” política tradicional y, eventualmente, vengarse de quienes siente no han reconocido aún sus excelsas virtudes de estadista y “abogada exitosa”.

Esto traerá aparejada una probable cruzada ideológica para que aceptemos que las acusaciones probadas que pesan sobre ella en los tribunales son solo falacias de una justicia “injusta”, que pretende manchar, en su opinión, su curriculum “olímpico”.

Su vida, plagada de acontecimientos en los que se ha sentido halagada u odiada alternativamente, ha terminado provocando en ella una ansiedad equivalente a la de una persona que concurre a una fiesta con desconocidos y vacila en unirse a un grupo que conversa animadamente, porque está compuesto por amigos íntimos de los que no forma parte.

Los interesantes testimonios de la periodista Graciela Brunetti (que la conoció en sus años de adolescente) son muy claros en este sentido.

La actual senadora desea además que el juego político “exculpatorio” se lleve a cabo en un escenario diseñado para que nada quede fuera del control de quien presume ser una personalidad insigne.

Nos gustaría señalar, además, que le será muy difícil superar el fastidio de las confrontaciones que, inevitablemente, deberá sostener con Alberto F., quien en algún momento sentirá el rechazo que provoca el carácter indómito de la futura vicepresidenta, como ocurre con una gran mayoría de los argentinos, INCLUIDOS LOS MISMOS PERONISTAS.

En efecto, Cristina ha demostrado tener siempre un elevado umbral de “desbordamiento” instintivo, que la ha llevado a provocar situaciones críticas en relación con diversos sectores sociales que detestan las peleas, el fanatismo y la soberbia que la caracterizan.

De la manera en que “los Fernández” consigan hacer confluir su gobierno en un mismo torrente de sensatez y armonía, dependerá entonces el futuro del Frente para “Todes”; y su modo de aceptar la diversidad “hacia afuera y hacia adentro” decidirá el éxito o el fracaso de un gobierno que deberá tener CERO TOLERANCIA CON LA INTOLERANCIA.

 

Para ello, deberán suprimir prejuicios y estereotipos que eviten las segregaciones, a fin de orientar sus políticas públicas detrás de una Argentina que aún no está hundida, sino seriamente averiada, y lograr soluciones que serán más creativas y eficaces si cada uno de sus miembros trabaja coordinadamente con los demás.

Conociendo el carácter de los protagonistas, nos parece bastante difícil que ello ocurra cuando pase la “luna de miel”, porque entre los integrantes de la nueva “troika” política que los rodea hay personas que se muestran demasiado ansiosas por participar en las decisiones que se tomen, evidenciando un entusiasmo excesivamente dominante y atropellador.

En efecto, la jauría que rodea a Máximo Kirchner –a quien ella bendice expresamente-, desatará, tarde o temprano, rivalidades y resentimientos con sectores tradicionales de un peronismo que vuelve al gobierno más fragmentado que nunca.

Nuestra opinión es que habrá un tiempo de forzada paz relativa y después dicha fragmentación se cobrará sus propias cuentas.

¿De qué modo? Difícil saberlo aún con exactitud, pero solo hace falta recordar la fábula inglesa del escorpión y la rana. Ese escorpión que aún frente al peligro de morir NO PUEDE DOMINAR SU PROPIA NATURALEZA.

Por otro lado, el “rush” de Mauricio Macri en el final de su campaña preelectoral, consiguió “clavar” en el corazón de los ganadores una estaca difícil de remover: el 40% de la gente que votó les dijo “estamos firmemente alineados detrás de otras ideas”.

A buen entendedor, pocas palabras.

Carlos Berro Madero
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Visto 649 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…