Daniel Muchnik

Daniel Muchnik

El termómetro muestra un cuadro febril que hay que solucionar de manera contundente. Es el clima de violencia, de desborde, de falta de límites lo que está enfermando a la sociedad, por lo que le quita respaldo al Gobierno.

 

El arribo, por primera vez en 10 años, de una misión del Fondo Monetario para obtener estadísticas confiables de la marcha de la economía nacional ha despertado suspicacias, rechazos sin fundamento y reacciones políticas de variado tono.

 

Que los hay, los hay. Los macristas ven fantasmas “golpistas” (civiles) ocultos en distintos rincones de la vida económica y política. Según ellos se está preparado una ofensiva activa y comunicacional destinada a destruir, gastar, o esmerilar institucionalmente al Gobierno. Mauricio Macri sería el chivo emisario definitivo de gran parte de los males de la Argentina.

 

Mauricio Macri es hijo de Franco Macri. Por lo tanto lleva consigo la carga genética, la marca del apellido y parte de las culpas por las peripecias empresariales de su padre, aunque tenga poco que ver con ellas. Factores que quizás no lo haya tenido en cuenta cuando se postuló a la Presidencia de la Nación.

 

En el mundo se extiende el miedo y la ausencia de soluciones frente a la ignominia de los ataques sangrientos.

 

En el poder siempre se impone un límite. El que lo traspasa es un inmoral o un corrupto. Ese es el momento en el que debe actuar la Justicia fijando criterios y sanciones.

Me propongo elogiar a Lilita Carrió, aunque le cuestiono estar un poco en pose o buscando ser la estrella en el gran show de las decadencias políticas y económicas del país. Es su principal defecto, que no se le pasará porque ya es mujer adulta y sabe lo que hace. El hecho es que su oficio de fiscal de la República es indispensable en el Parlamento y en la calle, en medio de las turbulencias actuales. Ahora, no mañana.

Sin duda que marea conocer los hechos precisos de las causas judiciales pendientes, que tienen de protagonistas a figuras destacadas de las administraciones kirchneristas y a la legión de empresarios amigos.

Se conocen muchas críticas contra el Papa por su condescendencia con Hebe de Bonafini y por su buen trato con Guillermo Moreno, un ex secretario de Comercio que actuaba como un matón circense.

El Gobierno busca su destino con un criterio optimista y decidido mientras en la vereda de enfrente ladran perros estruendosamente, especialmente los que quedaron desplazados del poder y tienen una visión ciega y alienada y van marcando errores personales o de gestión.

El gobierno no es un nucleador de masas y no presume de eso. Quizás, si lo fuera, se respaldaría más en los apoyos de las bases. Como las masas están ausentes le queda hacer buena tarea política por derecha y por izquierda y conseguir acuerdos imprescindibles de gobernabilidad.

Cuando gran parte de la sociedad habla de inseguridad se refiere a algo más que un simple término, a cierta instancia o a determinada calificación.

 

El drama es de larga data. ¿Qué fue primero, el huevo o la gallina? ¿Pasó de ineptitud y falta de corrección política a otra etapa similar que se fue multiplicando? ¿O se aplicaron malas estrategias económicas? Quedan en suspenso las respuestas fiables. Sin embargo hay algo acuciante, urgente: ¿Cómo ir reduciendo el drama social en la Argentina que se arrastra por décadas?

 

La mayoría de las mayorías en el país no puede quejarse: la carga pesada y violenta del cristinismo ya no tiene el poder, no impone criterios, no hay amigos contra enemigos, no hay evidencias de matonaje ni de corrupción. Pero hay que poner las cosas en claro para no mentirnos.

 

No se sabe si Carlos Fayt sobresalió más como abogado, como autor de textos relevantes para el derecho, como profesor, como juez o simplemente como ciudadano

 

Una humorada inteligente de El Roto, el famoso dibujante del diario El País de España. Una mujer sentada, cierra los ojos y dice: "El exterior es peligroso. ¡¡Interiorícese!!".

 

Fundado el 4 de agosto de 2003

<

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…