Dardo Gasparre

Dardo Gasparre

Con este nivel de gasto se está afectando el consumo, la actividad privada, la inversión y el crecimiento

 

La flamante ley de la provincia de Buenos Aires que obliga al Estado a considerar la cifra de 30 mil como valor probado es un nuevo ejemplo del disparate ideológico de la Argentina

 

Mirando los números, o la realidad, queda claro que Perón y sus sucesores desanduvieron el camino de Roca. Tal vez por eso el kirchnerismo odiaba tanto al tucumano

 

Como es notorio, el Gobierno ha elegido el camino de lo que llama gradualismo, normalización o gobernabilidad. Sin analizar lo acertado o no de la decisión —lo que ya he hecho, junto a otros notorios pesimistas—, este camino tiene efectos o defectos que también hemos puntualizado en esta columna, aun antes del triunfo de Cambiemos.

Paulatinamente, se va aceitando el mecanismo de paros, piquetes simultáneos diseminados, marchas, reclamos y huelgas sectoriales y generales que tienden a sabotear y demorar cualquier plan o decisión que procure resolver el envenenado crucigrama infinito y caótico que el peronismo le legó el país

 

Hace un año, el triunfo de Cambiemos era sólo un sueño imposible. El kirchnerismo metía miedo con la pérdida de las supuestas conquistas sociales que devendría de un triunfo de la coalición, y Mauricio Macri respondía que nadie perdería sus beneficios y que no privatizaría ninguna empresa del Estado.

 

Más allá del enfoque que cada uno tenga sobre las políticas que se están llevando a cabo, es indiscutible que el Gobierno de Cambiemos está enfrentando todos los problemas que componían la larga herencia kirchnerista y acaso otras más antiguas.

Los norteamericanos no eligieron entre dos proyectos o dos programas, ni tampoco ideológicamente. Un punto a analizar cuidadosamente, porque la mayor democracia de la historia no se puede permitir el lujo de debatir la nada y no representar a nadie

 

La idea de aceptar peronistas “buenos” aleja todavía más a Macri de cualquier cambio de fondo en el modelo

 

El peronismo consigue que Cambiemos pierda por todas partes. Al aparecer cediendo ante la presión y el miedo. Al aumentar el déficit, los impuestos y la deuda, con las críticas de sus votantes y de los sectores productivos

 

Fundado el 4 de agosto de 2003

<

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…