Miércoles, 28 Diciembre 2016 11:49

¿Cuál mejor equipo?

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

No hace más de un par de semanas, Marcos Peña se había plantado orgulloso delante de los periodistas acreditados para negar cambios en el elenco de funcionarios que acompaña a Mauricio Macri.

 

 

Dijo el jefe de Gabinete que el Gobierno tiene "el mejor equipo" y que por tal razón el presidente no venía ninguna necesidad de hacer cambios de cara al año electoral crucial que se avecina.

 

Unos días antes, en una serie de reportajes a diarios del interior, el propio Macri se había ufanado de contar con "el mejor equipo de los últimos cincuenta años", también al responder una consulta puntual sobre la estabilidad del ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay.

 

Apenas un puñado de días después, la realidad parecieran demostrar dos cosas: que lo del "mejor equipo" sería una expresión de las clásicas que suelen hacerse para la tribuna. O que el gobierno de Cambiemos, desde Macri para abajo, persiste en los raptos de incontinencia verbal que los han llevado, y los siguen llevando, a decir o prometer cosas que después no pueden cumplir.

 

Hoy, después de aquellas tan fuertes ratificaciones del presidente y de su hombre más poderoso en el esquema de gobierno, ya no están más Isela Costantini en Aerolíneas y Prat Gay en Hacienda y Finanzas. Y lo peor es que esta misma mañana los pasillos de la Casa Rosada se llenaron de rumores y de medias aceptaciones dichas en privado sobre que se vienen más cambios.

 

Cabría agregar, antes de avanzar en el detalle de los nuevos retoques que se le harían al "mejor equipo", que ha sido inusual el grado de "salvajismo dialéctico" que se ha utilizado para anunciar los despidos de la empresaria nacida en San Pablo y del economista que cuenta entre sus amigos íntimos a la Reina Máxima de Holanda y el Rey Felipe de España.

 

Tras un primer intento de disfrazar los pasos en la "renuncia por razones personales", a Isela se la responsabilizó por no haber cumplido los objetivos de un "mayor ajuste" que le reclamaba Guillermo Dietrich, ministro de Transporte y ejecutor de la orden de echarla del cargo.

 

Con el saliente ministro fueron aún más duros: "no necesitamos liderazgos carismáticos, unipersonales, que se crean salvadores de la Patria", dijo el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, el peor enemigo que tenía el exministro dentro del gabinete.

 

En las próximas horas o días, el gabinete sufriría otro sacudón como consecuencia de nuevos cambios que habría ordenado llevar adelante Macri antes de partir para tomarse dos semanas de vacaciones en Villa La Angostura.

 

En algunos casos mostrarían los cortocircuitos, o el resquebrajamiento, que ha empezado a sufrir el macrismo, demasiado prematuro para algunos observadores cuando restan tres largos años de gestión por delante. Sería el ejemplo de Daniel Chain, quien dejaría su cargo de secretario de Obras Públicas del ministerio del Interior.

 

Es uno de los segundos de Rogelio Frigerio, pero acompaña a Macri desde la gestión en la Ciudad de Buenos Aires, donde fue ministro de Desarrollo Urbano. Su salida fue reconocida a media mañana por un vocero del ministro: "se están analizando cambios pero todavía no hay anuncios por hacer", dijo el funcionario.

 

A Chain, como antes a Costantini, y se asegura en los pasillos que hay otros funcionarios en la mira, se le achacaría la misma falta de ejecutividad en el primer año de gestión, en su caso para la puesta en marcha de obras públicas claves en distintos puntos del país.

 

De allí que se mencionaba en esos rumores que la cartera política que conduce Frigerio será objeto de algunos cambios más en otras secretarías o subsecretarias. Y que la duda sólo sería si anunciar los cambios antes de fin de año o aguardar el regreso de Macri de sus vacaciones, el próximo 9 de enero.

 

Otros cambios que se planean estarían relacionados con la decisión de algunos funcionarios de ir a competir en las elecciones de 2017. O al menos esa sería la razón que se argumentaría.

 

Así, renunciarían la secretaria de Asuntos Municipales, Aída Ayala, que será candidata a diputada por el Chaco, y el secretario de Vivienda y Hábitat, Domingo Amaya, que también buscará una banca en el Congreso por su provincia, Tucumán.

 

El caso del rabino Sergio Bergman tendría que ver también con su deseo de competir el año que viene en la Ciudad, aunque hay quienes dicen que se iría en rechazo a la decisión de Macri de reducir al nivel de secretaría su actual cargo de ministro de Medio Ambiente. Algunos voceros oficiosos lo sindican como otro "renunciado inminente" simplemente por falta de resultados en su gestión.

 

Eugenio Paillet

 

Visto 346 veces Modificado por última vez en Lunes, 13 Febrero 2017 21:34

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…