Imprimir esta página
Viernes, 22 Julio 2016 12:13

La ruleta del blanqueo

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

La ley está. Falta la reglamentación y los resultados del blanqueo, tercera etapa de un intento de reordenamiento financiero que empezó con la eliminación de cepo y default. Este terceto forma parte de una estrategia que busca, también, atraer inversiones.

 

 

Si los argentinos que tienen dinero en negro, ya sea en el exterior o en el colchón, se entusiasman con el blanqueo enviarían una señal a los presuntos inversores que, según la administración actual, deberían comenzar a llegar. Esta semana, por ejemplo, un ex jefe de la CIA y ex jefe de la “reconstrucción” de Irak, general David Petreaus, pasó por la Casa Rosada como director de Inteligencia de un fondo de inversión. El objetivo de los sondeos con el Gobierno fue estudiar inversiones, que es lo que Macri y su gente están esperando con ansiedad.

 

La palabra blanqueo es una mala palabra, en principio porque está dejando en ridículo a quienes han cumplido escrupulosamente con los impuestos. Pero la herramienta del blanqueo es una apuesta mayor.

 

No tiene ningún futuro una economía con cepo, default y falta de financiamiento interno y externo. La financiación interna vía emisión es lo que nos ha llevado a donde estamos. La falta de luz y gas, cloacas y agua, rutas y obras imprescindibles es el resultado a la vista.

 

Peor todavía, un tercio de la población en la pobreza estadística. Y mucha más gente aún en la pobreza de servicios. La culpa es del último régimen, pero no sólo del kirchnerismo; enlaza varios períodos históricos.

 

El kirchnerismo agotó el endeudamiento interno y la presión impositiva, dejando la inflación como única alternativa aparente. Los blanqueos son consecuencia tanto o más que del ejercicio nacional de la evasión, de la inflación y de la falta de controles impositivos eficaces.

 

Dato conocido es que hay mucha plata de argentinos afuera. Puede oscilar entre 200 mil millones o 400 mil millones de dólares en “físico” como se dice ahora y en inversiones de capital. Menos comentado es que la Argentina como país paga por el crédito tasas por encima de las que cobran los argentinos afuera con esa plata.

 

Esto asombra al mundo y no estimula la inversión extranjera que se busca para, entre otras cuestiones, recuperar la economía con sistemas de producción más modernos. Nos relega a lo de siempre: la exportación primaria Volvamos al principio: dato conocido, que habrá blanqueo. Desconocido es qué repercusión tendrá. El dinero negro en el mundo comienza a desaparecer. En este país de las desmesuras, ahora la apuesta es: a cuánto llegará la cifra del blanqueo. 

 

Ricardo Kirschbaum

Visto 547 veces Modificado por última vez en Martes, 07 Marzo 2017 23:26
Ricardo Kirschbaum

Latest from Ricardo Kirschbaum

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…