Miércoles, 07 Septiembre 2016 06:48

Una buena para Macri

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

El gobierno tomó con serena satisfacción el fallo de la Corte Suprema de Justicia que autorizó el aumento de la tarifa de luz en la provincia de Buenos Aires.

 

 

"Es lo que esperábamos", dijo pasado el mediodía una fuente cercana al ministro del Interior, Rogelio Frigerio, tras conocerse la decisión del alto tribunal que revocó la cautelar de la cámara federal de La Plata.

 

Al parecer esta vez, al revés de lo que ocurrió con la decisión de la Corte que suspendió la aplicación de la suba del gas en los usuarios residenciales, el gobierno contaba con "buena información", indicio que según aquella fuente le llegó desde el despacho de uno de los dos nuevos miembros del tribunal, Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz, a través de un importante dirigente de la coalición de Cambiemos.

 

El presidente Mauricio Macri recibió la buena noticia de parte de su vocero, Iván Pavlovsky, cuando estaba a punto de sumergirse en una reparadora siesta. "Ahora lo único que quiero es dormir", había publicado en su cuenta de Snapchat tras finalizar la cumbre del G-20 y antes de subirse ayer al avión privado en Hangzhou, que con escalas en Doha y San Francisco lo dejó a las once de la mañana en el sector militar del aeroparque metropolitano.

 

Tanto cerca del presidente como en despachos del ministerio del Interior no dejaron de resaltar que el fallo de la Corte se celebró por partida doble. Porque le da la razón al gobierno para avanzar con el aumento de tarifas mientras se prepara desde otra mirada de cara a las audiencias públicas por el precio de la electricidad.

 

Pero además, y no menos importante, porque el alto tribunal le puso un límite a la procuradora, la ultrakirchnerista Alejandra Gils Carbó, que unas horas antes había dictaminado a favor de la cautelar de la justicia platense por entender que el gobierno debió haber llamado primero a las audiencias.

 

El gobierno estaría dando señales de que tras la saga del gas y con el aval que ahora le acaba de dar la Corte con la electricidad, aprendió la lección. Para empezar, antes de viajar a China el presidente dispuso que sus ministros realicen todos los contactos posibles y necesarios para llegar bien parados a las audiencias por el gas del 16 de este mes.

 

Con el nuevo marco, claro, según el cual los aumentos promedio no excederán el 203 por ciento en el caso de los consumos residenciales. Esa tarea la llevaron a cabo entre ayer y hoy los ministros Frigerio y Juan José Aranguren, que convocaron a gobernadores, intendentes, legisladores, organizaciones de defensa de los consumidores y los ministros de Energía de las 24 provincias.

 

Esta tarde se completó la ronda encargada por Macri con los aliados de Cambiemos, que estuvo a cargo del ministro del Interior, y con defensores del pueblo y otros actores, que condujo el titular de Energía. Hasta la vicepresidente Gabriela Michetti se involucró en esta necesidad de "hacer buena letra" que encaró el gobierno. A partir de las 14 recibió en el despacho que tiene en la Casa Rosada a los representantes de todos los bloques de senadores del Congreso.

 

"La idea es bajar las tensiones antes de las audiencias, escuchar a todos los sectores involucrados, mostrar que somos flexibles y que lo que más nos importa antes de avanzar es generar los consensos necesarios", dijo el ministro Frigerio cuando lo consultaron en un reportaje radial.

 

La pregunta que sobrevolaba todas esas reuniones y la repentina buena disposición del gobierno, entonado como se dice por el fallo de esta mañana de la Corte Suprema, era la misma: por qué el gobierno no hizo todo esto antes. Antes de aquel tarifazo ordenado por Macri y ejecutado por Aranguren que tantos dolores de cabeza le trajo al oficialismo.

 

La respuesta de funcionarios con despacho en la Casa Rosada es casi de forma, teniendo en cuenta el permanente discurso oficial. "Demostramos que no somos un gobierno cerrado, que sabemos escuchar y que si nos equivocamos, estamos dispuestos a enmendar el error". En boca de Rogelio Frigerio puede traducirse así: "somos un gobierno que genera diálogo y que si hay otras propuestas, está dispuesto a escucharlas".

 

Nota al pie: para no herir susceptibilidades y en medio de rumores, Macri recibió antes de la siesta en Olivos al titular del Banco Central, Federico Sturzenegger, de mala relación con Alfonso Prat Gay. No lo había llevado a China, como sí ocurrió con el titular del Palacio de Hacienda. ¿Quiso escuchar las dos campanas? 

 

Eugenio Paillet

Visto 397 veces Modificado por última vez en Martes, 07 Marzo 2017 23:38

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…