Jueves, 16 Marzo 2017 00:00

Crisis en el Pami: sale un médico, entra un lobbista

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

No sorprende la salida de Carlos Regazzoni del Pami• Sus tribulaciones vienen de los cambios en la relación con prestadores y proveedores • En 2015 las presiones empresarias le voltearon a Macri dos candidatos a ministro de salud y el problema era el control del Pami

 

Carlos Regazzoni estuvo ayer con Mauricio Macri en Olivos y de ahí salió renunciado. Anunció que actuará en el equipo de campaña de Cambiemos en la provincia de Buenos Aires. Su función en el cargo era la de recortar el presupuesto del organismo, que es uno de los más altos de la Argentina: $ 113.000 millones. Para tener una idea del tamaño: el presupuesto de la ciudad de Buenos Aires es de $ 178.223 millones.

Falta saber ahora cuánto pudo reducir ese gasto, después de que recortó la lista de medicamentos que entrega el PAMI y limitó la gratuidad a quienes cobran hasta $ 8 mil. En el gobierno compararon ese recorte frente a las polémicas que levantaron las medidas y el efecto que puede tener en un año electoral.

El nuevo titular del PAMI, Sergio Cassinotti, no es médico, como Regazzoni, sino relacionista público, aunque tiene una larga experiencia en el sector salud. Toda una señal ésta de nombrar en el PAMI a alguien que no es médico sino licenciado en Relaciones Públicas, para un gobierno que pondera de manera exagerada las relaciones publicas y el marketing.

Hasta ahora era el titular del IOMA en la provincia de Buenos Aires. El nuevo funcionario fue designado por María Eugenia Vidal en 2015, por relaciones familiares. Viene, como Regazzoni, de un peronismo difuso. Tiene, por ejemplo, un título académico otorgado por IADUD, la universidad que dirige el principal sanitarista del país, el ex ministro Ginés González García.

Cassinotti estuvo relacionado antes con el dirigente sindical Andrés Rodríguez, titular de UPCN, el gremio de los estatales que integra la CGT. El nuevo titular del PAMI presidió la obra social de ese sindicato que, como se sabe, está tercerizado al grupo Accord, que forma parte de un grupo internacional. Cada vez que se menciona el nombre de Rodríguez y de su obra social, se agita el follaje de otro sello dominante en el negocio de la salud, Emergencias Médicas. Nadie predica mucho más sobre esa relación, que hunde raíces en un fondo de inversión con sede en Liechtenstein.

Cassinotti se desvinculó de UPCN y no conservó las mejores relaciones con Rodríguez, quien en las últimas semanas estuvo en acción dentro de la CGT: Ha sido señalado como el participante de una reunión entre algunos miembros del tridente cegetista con los ministros Jorge Triaca y Francisco Cabrera que ocurrió en la sede de la cal Moreno. En esa reunión, que fue antes de la concentración de la semana pasada, los sindicalistas se comprometieron a no anunciar una fecha de paro, a cambio de alguna caricia en la suelta de fondos de las obras sociales, que este gobierno, como otros, usa para apaciguar los ánimos.

Este entuerto de los fondos sindicales es el contexto de otro movimiento que se espera en el sector: la salida del Superintendente de Seguros de Salud Luis Scervino. Este funcionario actuó en el trámite de reclamo del Estado de impuestos a la obra social OSDE, que promueve su competidora Swiss Medical.

Scervino se desempeñó antes en la empresa de Claudio Belocopit y eso lo dejó descolocado. Desde hace años, el criterio del estado ha sido que la justicia resuelva el caso y no los funcionarios. Así actuaron todos los gobiernos, incluso el actual. 

Ignacio Zuleta

Twitter:@IZuleta 

Fuente: https://zuletasintecho.com

Visto 591 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…