Miércoles, 23 Agosto 2017 00:00

Sobre acuerdos e intereses - Por Mariano Pérez de Eulate

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

Las versiones de un acuerdo silencioso en Buenos Aires entre la alianza oficialista Cambiemos y el frente justicialista Cumplir, de Florencio Randazzo, circulan en el mundillo político desde el lunes posterior a las Primarias Abiertas.

 

De hecho, se agigantan a medida que avanza el escrutinio definitivo, que podría dar una pequeñísima luz de ventaja a Cristina Kirchner sobre el macrista Esteban Bullrich.

Aquel entendimiento estaría basado, sobre todo, en las necesidades políticas del oficialismo, de cara a las legislativas del 22 de octubre. También, en cierta urgencia de Randazzo por evitar que el resultado final de ese comicio, el que quedará en los registros históricos, lo ubiquen en zona de papelón.

El randazzismo habla de un inevitable intento de “carancheo” de los votos propios al que apelará la Unidad Ciudadana de Cristina. Es un término notablemente extendido en el peronismo provincial, que alude a la actitud de rapiñar voluntades en espacios ajenos.

En las PASO del domingo 13, Cumplir obtuvo 525.293 votos, según el escrutinio provisorio. Un 5,90 % del total. Randazzo sabe, pues, que la ex presidente intentará pescar en esa laguna, seduciendo voluntades justicialistas con la percepción de que ella sí puede ganarle a Mauricio Macri. Lo mismo saben en Cambiemos, donde se han propuesto que eso no pase, desde el convencimiento de que cada voto que mantenga Randazzo es uno que no va a Cristina. Confluencia de intereses.

Ya se ha dicho en este diario: Cambiemos procurará buscar nuevos votos entre los electores de Sergio Massa y también entre los eventuales nuevos votantes de octubre, que no concurrieron a la Primaria pero que sí podrían hacerlo en la elección definitiva. Calculan, pues, que si Randazzo logra retener ese casi 6% que obtuvo hace diez días, el camino para ganarle a Cristina será más fácil.

Pero, en verdad, dentro del propio randazzismo son muy poco optimistas al respecto. Algunos dirigentes de ese sector ven como inevitable el drenaje de votos. Estiman que Cumplir se ha tornado una opción poco atractiva para el votante justicialista que quiere castigar a los gobiernos nacional y provincial en este turno.

El discurso es contundente: Randazzo no cederá a las presiones para bajarse

La foto difundida el Día del Niño que mostró a Randazzo y al líder del Movimiento Evita, Emilio Pérsico, que hizo las veces de primera aparición del ex ministro luego de la Primaria, no habría alcanzado para acallar los rumores internos que dicen que ese espacio político se desligaría de la suerte de “El Flaco” en la pelea por el Senado en pos de asegurarse sus objetivos más provinciales y distritales. Mañas de la política.

El discurso oficial en Cumplir es contundente: Randazzo no cederá a las presiones del cristinismo para bajarse del desafío de octubre, que ya empezaron a llegar a través de varios dirigentes que hablaron de un eventual “renunciamiento”.

La propia Cristina hizo un guiño por las redes a la necesidad de una unidad peronista para ganarle al macrismo cuando difundió un reportaje al intendente randazzista Gabriel Katopodis. Casi una ironía teniendo en cuenta que fue ella la que no quiso dirimir candidaturas en una PASO justamente contra Randazzo. Probablemente el ex ministro de Transporte endurezca la crítica a su ex jefa por este tema.

En ese juego de necesidades mutuas con Cambiemos, para Randazzo parece imperioso que no lo saquen de la discusión antes de octubre. Es complicado en un escenario, como el actual, de evidente polarización entre el oficialismo y el cristinismo. Acaso busque que el Gobierno le garantice, de alguna forma, cierta exposición mayor a la que ha tenido hasta ahora. El ya avisó que no desdibujará su perfil de claro opositor a Macri.

Más que mirando a octubre, parece estar evaluando cómo instalar un discurso con cierta mística en la discusión que se viene por el liderazgo del peronismo para 2019. Para eso necesita, admiten cerca suyo, aferrarse a ese medio millón de votos propios que registró en la Primaria.

Rumores sobre una reunión reciente entre Randazzo y la gobernadora María Eugenia Vidal -de la que habría participado el jefe de gabinete provincial, Federico Salvai- sirven de sostén a la versión de que algo se está tramando. Ante este diario, fuentes de uno y otro bando negaron que un encuentro de ese tipo se haya dado luego de la Primaria del pasado domingo 13. 

Mariano Pérez de Eulate

Visto 422 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…