Martes, 13 Marzo 2018 00:00

Ya empezó la operación para nombrar candidatos - Por Agustín Bottinelli

Escrito por  Agustín Bottinelli
Valora este artículo
(1 Voto)

Operaciones en cada uno de los Ejecutivos, Nacional, Ciudad y Provincia, intentan marcar la cancha para algunos y otros se desmarcan sin dejar la menor duda de sus intenciones.

 

Dentro del propio Cambiemos ya comenzaron las internas para posicionar candidatos para 2019. Operaciones en cada uno de los Ejecutivos, Nacional, Ciudad y Provincia, intentan marcar la cancha para algunos y otros se desmarcan sin dejar la menor duda de sus intenciones. Algunos analistas, tal vez no acostumbrados a la continuidad, escriben que nada asegura que Mauricio Macri sea candidato en las próximas presidenciales, algo que el Presidente dejó claro que su proyecto era a ocho años. La decisión de presentarse a la reelección no está en duda, sí en cambio quién será su compañero o compañera de fórmula.

Gabriela Michetti no será de la partida porque Macri cree que su destino debe ser otro que el de vicepresidenta, además, los hombres de Duran Barba aconsejan cambiar la fórmula y en lo posible que quien acompañe a Mauricio sea una mujer. La intención del Presidente es que su vice sea nada menos que María Eugenia

Vidal, algo que casi garantizaría su reelección. Para eso, Marcos Peña se iría vivir a la Provincia de Buenos Aires para poder ser el candidato a gobernador. La idea no es mala para Macri, pero sí para Vidal que tiene otras aspiraciones y se niega a ser vicepresidenta en 2019. La estrategia de Mauricio se basa en repetir la fórmula que en 2011 ganó por amplio margen las lecciones a la jefatura de Gobierno de la Ciudad.

La gobernadora se niega con firmeza a aceptar sufrir una "michettización", porque Gabriela era una figura con fuerte proyección política y el cargo la desdibujó. Ya se sabe que la vicepresidencia no da rédito político, es más, para muchos es casi la desaparición del circuito grande.

Las aspiraciones de María Eugenia son intentar un segundo mandato provincial, que si se mantiene en las encuestas como hasta hoy, no le resultará nada difícil, sobre todo teniendo en cuenta su enorme éxito con la recuperación del Fondo del Conurbano, que le permite mejorar la Provincia como no se había hecho en décadas. Haber conseguido destrabar ese viejo contencioso deja a la Provincia por primera vez en casi toda su historia con superávit, algo que si la idea de Mauricio se llevara a cabo, Marcos Peña tendrá el trabajo duro ya hecho y Vidal, por ahora, no quiere regalar nada.

La continuidad no será fácil para quienes continúen gobernando porque ya no habrá lugar para las teorías gradualistas y la financiación con deuda externa no da para más por lo que los ajustes serán obligatorios para poder mantener la estabilidad económica y para hacer esto es necesario llegar a los gobiernos con mucho margen político. Las cuentas públicas, por ejemplo, deberán achicarse al extremo y esto puede tener riesgos a la hora de los discursos de campaña. Nadie quiere volver a prometer lo que no se pueda cumplir y la realidad lo pone todo más complicado.

Un rumor que corría estos días era que desde el propio Cambiemos un sector no vería con malos ojos que sea la misma Vidal la candidata presidencial para continuar a Macri, convenciendo a este de no correr riesgos y asegurar el poder otros cuatro años para luego redefinir los roles. Claramente Vidal es la llave política que puede abrir demasiadas puertas y eso tampoco es bueno.

LA OTRA VIDAL

Más allá de 2019, María Eugenia Vidal se prepara para cosas más importantes. Su equipo trabaja a full para concertar citas con la gobernadora de mujeres jefas de Estado, referentes mundiales de las distintas áreas y titulares de las empresas de mayor importancia.

El primero de estos encuentros será la visita que realizará esta semana a La Plata la presidenta de Croacia, Kolinda Grabar-Kitarovi, la primera mujer en gobernar su país. Queda claro que Vidal se está preparando para el futuro y su meta, a no dudarlo, es la presidencia de la Nación, lo que no está seguro es si después de Macri o antes de un Macri II. Todo indica que la gobernadora prepara ese terreno para 2023 y su gestión a partir de 2019 será clave.

LARRETA DEFINE EN LA CIUDAD

En el gobierno porteño las movidas se van definiendo poco a poco. Horacio Rodríguez Larreta siguiendo a su amigo Mauricio, ahora también quiere a una mujer para que lo acompañe en su fórmula 2019. Diego Santilli no va a repetir como vicejefe de Gobierno a pesar que Larreta le pidió que lo acompañe en 2019, pero en caso de haber aceptado y de salir electo, su triunfo le quitaría la posibilidad de ser candidato a jefe de Gobierno en 2019, porque habría cumplido los dos mandatos consecutivos que prevé la Constitución de la Ciudad.

Larreta ya tiene en mente quien pude acompañarlo y es Soledad Acuña, la actual ministra de Educación y una de las favoritas del jefe político de los porteños. El propio Larreta le dio a ésta el protagonismo político suficiente. De hecho la ministra del área educativa tiene a su cargo dos de las iniciativas más importantes, la Secundaria del Futuro y la formación de la Universidad Docente, una idea que los gremios desestiman y critican.

Agustín Bottinelli

Visto 247 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…