Miércoles, 25 Julio 2018 00:00

Especulaciones en el “mundo K”: ¿Cristina candidata en la Provincia en 2019? - Por Mariano Pérez de Eulate

Escrito por 
Valora este artículo
(2 votos)

Versiones reservadas que circulan en el cristinista Instituto Patria hablan de la posibilidad de que en 2019 se concrete un escenario electoral que sorprenderá a más de un desprevenido.

 

Se comenta allí, donde en base a números propios están cada vez más convencidos de que Mauricio Macri se aleja de la reelección, que estaría muy avanzada la estrategia para que Cristina Fernández de Kirchner sea candidata a gobernadora de la provincia de Buenos Aires.

La idea es disruptiva en la lógica K porque, hasta ahora, se la veía a Cristina como candidata presidencial en una épica del regreso basada, sobre todo, en la cadena de errores de gestión del macrismo, que no ha podido ni frenar la inflación, ni bajar seriamente la pobreza ni llegar a la tranquilidad económica.

Las versiones indican que Cristina se candidatearía con los colores de Unidad Ciudadana, que en los hechos ha reemplazado al sello Frente para la Victoria. Según las fuentes, ese espacio terminará incluyendo al PJ bonaerense oficial, que hoy es manejado por los intendentes del Conurbano.

Sencillo: la ex presidenta es la dirigente de perfil peronista que mejor mide en la Provincia, sobre todo en el Gran Buenos Aires. En el Patria descuentan que los alcaldes, preocupados por mantener números favorables en los Concejos Deliberantes, terminarán jugando –una vez más- en el bando de Cristina. Incluso dicen que podrían ubicar al número dos de la fórmula (¿Martín Insaurralde?)

En principio, podría sonar a poco el sillón de Dardo Rocha para una persona con las características de personalidad de Cristina. Sin embargo, las fuentes aseguran que la obsesión de la actual senadora sería no tanto regresar ella misma a la Casa Rosada, sino desalojar a Macri de la misma.

Para eso, analizan, es indispensable ganar la provincia de Buenos Aires, donde gobierna la figura más taquillera de Cambiemos: María Eugenia Vidal. Los cristinistas concluyen que, hoy por hoy, la ex presidenta es la única que podría ganarle a “Mariú”, quien buscaría su reelección.

Aun cuando también registra niveles altos de imagen negativa, evalúan que Cristina tendría una performance rutilante en la Primera y la Tercera Secciones Electorales de la Provincia. O sea, en las barriadas populares del sur y norte del GBA. Ven un escenario distinto al del año pasado, cuando la ex presidenta perdió la elección legislativa con el casi desconocido Esteban Bullrich porque, entre otros motivos, Vidal se puso al hombro aquella campaña. Motivos:

  • -Se envalentonan con la caída que viene mostrando la gobernadora en las encuestas que miden su imagen, sobre todo desde que se produjo el notable aumento de tarifas de los servicios públicos, de fuerte impacto en el Conurbano.
  • -Computan también los coletazos de la crisis económica en lo que ellos llaman “el territorio” que incluso obligó a Vidal a aumentar fondos para la cuestión social.
  • -Y, claro, está el reciente escándalo por los supuestos aportantes truchos en la campaña electoral de Cambiemos bonaerense.

Este último punto es, indudablemente, el que impactó de lleno en la credibilidad de Vidal, acaso su activo político más importante. Los K dicen que pueden explotar esta veta al máximo porque para ellos el episodio es un punto de inflexión. Suena a optimismo desbordado por la coyuntura.

Siempre según las versiones del Patria, la ex presidenta evaluaría otro motivo para competir en Buenos Aires: se trata de una elección que se gana por un sólo voto, sin necesidad de segunda vuelta. Consejeros políticos de Cristina le estarían diciendo que ella no tendría un escenario de triunfo garantizado si le toca disputar un ballotaje por la carrera presidencial, ni siquiera contra Macri.

El razonamiento sería que si ella se postula en Buenos Aires ayudaría, con su caudal de votos, a que se imponga a nivel nacional un candidato de su propio espacio (¿Agustín Rossi?) o un aliado (¿Alberto Rodríguez Saá?). Es que no descartan una suerte de unión de varios sectores peronistas. En ese razonamiento, CFK asoma siempre como la electora decisiva. Y no aparece, salvo que acepte una capitulación y posterior alineamiento, el llamado PJ de los gobernadores.

Salvando las distancias, lo que dicen evaluar los cristinistas suena un poco a aquello que sucedió con Vidal y Macri en 2015: el batacazo que dio ella fue decisivo en el resultado nacional, que terminó entronizando al actual Presidente. Detalle: esa vez, no hay que olvidarlo, también resultó crucial el respaldo que Macri obtuvo en Córdoba, territorio esquivo a CFK.

Dirigentes de movimientos sociales ya estarían al tanto de esta tesis que se maneja, por ahora a modo de hipótesis, en el Patria. También, personajes vinculados al Papa Francisco, quien asiste expectante a la votación de agosto próximo en el Senado respecto a la legalización del aborto. Un tema que lo puso en la vereda de enfrente al Gobierno. Allí Cristina deberá levantar la mano. Trascendidos indican que lo hará a favor, como el resto de su bloque.

Mariano Pérez de Eulate  
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Visto 415 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…