Viernes, 03 Agosto 2018 00:00

Ni yanquis ni marxistas, peronistas - Por Carlos Salvador La Rosa

Escrito por 
Valora este artículo
(2 votos)

Los peronistas reunidos ayer en San Juan eligieron el peor de los días posibles si lo que buscaban era hacer trascender su acto con el que pretendían diferenciarse de Cristina y presionar unidos a Macri a fin de obtener la mayor ventaja posible para sus provincias a cambio de aprobarle el Presupuesto.

 

Es que el escándalo por los cuadernos de la ruta del dinero de la corrupción K ocupó todas las portadas. Y para colmo, justo cuando los muchachos peronistas se juntaban en San Juan para desalojar del peronismo a la reina usurpadora, la justicia electoral le devolvía el Partido Justicialista a las tropas de dicha reina. Precisamente a otro sanjuanino, José Luis Gioja, quien en la elección anterior había comandado una de las operaciones políticas más estrafalarias y excéntricas de las que se tenga memoria: la de poner el aparato del PJ en contra de sus propios candidatos y trabajar para Cristina en tanto candidata de otro partido.

O sea, ayer se quedaron sin portada y sin partido los peronistas que quieren volver al pasado y al futuro a la vez. Los que quieren recuperar las banderas de la tercera posición del viejo Perón (hoy opuestos por igual a la izquierda kirchnerista y a la derecha macrista... aunque muchos de sus miembros sean tan de derecha que hagan aparecer a Macri como de ultraizquierda). Los que quieren (mediante una oposición racional) recuperar las banderas de la renovación peronista de los 80 antes que los caudillismos populistas de Menem y los Kirchner le quitaran todo vestigio de republicanismo al peronismo. Lástima que casi la totalidad de estos supuestos renovadores participaron en cargos claves en los gobiernos que hoy pretenden dejar atrás. Y quieren hacerlo buscando recuperar ideas que fueron renovadoras hace 25 años, pero sin agregarle ni una idea nueva de su cosecha.

Que Miguel Ángel Pichetto, operador todo terreno de Menem, Moneta y los K para todo lo que le gustaron mandar, sea hoy el referente ideológico más lúcido y esclarecido, indica las dificultades de este grupo para competir electoralmente.

No obstante, el espacio político que están intentando construir puede volver a existir. Es lo que vislumbra Pichetto, quien juega como obispo mayor de la iglesia peronista buscando unir a todos los demás obispos en busca del nuevo Papa que acabe definitivamente con la anterior Papisa. Ya que mientras ella siga siendo la protagonista central de la puja política contra Macri, no dejará que nadie en el peronismo crezca. Para beneplácito de Cambiemos, que ve en ella la enemiga perfecta, la que no les puede ganar y la que impide que aparezca alguien que les pueda ganar.

Pero por ahora estos peronistas “racionales” no son una opción política. Hoy por hoy son apenas un grupo de presión de algunas provincias para lograr algunas prebendas o que no los ajusten tanto. Que de eso prioritariamente hablaron ayer cuando todo el mundo hablaba de los cuadernos. Y es muy difícil que se puedan constituir en superadores de Cristina cuando ni siquiera pueden opinar nada sobre lo que acusan a Cristina. Ni a favor ni en contra.

Sin embargo, este grupo federal peronista candidatos tiene. Massa, Urtubey, Uñac, el mismo Pichetto, quizá Randazzo, quizá los cordobeses Schiaretti y De la Sota. Pero como por ahora ellos, ni juntos ni separados, pueden mediar frente a las drásticas pasiones que enfrentan a Mauricio y Cristina, esperan que los vientos de la historia soplen lo suficientemente fuerte para que hagan por ellos el trabajo de llevarse a los dos contendientes. Con la añeja esperanza de que la historia vuelva a repetirse y, entonces, como en los buenos viejos tiempos, los muchachos que ayer estuvieron en San Juan puedan volver bajo el legendario grito de “ni yanquis ni marxistas, peronistas”.

Carlos Salvador La Rosa
clarosa@ losandes.com.ar

Visto 364 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…