Miércoles, 21 Noviembre 2018 00:00

¿Cruje Cambiemos? - Por Eugenio Paillet

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

La reunión del gabinete nacional ampliado a la que había convocado el presidente Mauricio Macri y que se realizó esta mañana en el Salón Eva Perón de la Casa Rosada, dejó como saldo un ruidoso gesto que a ninguno de los presentes le pasó desapercibido.

 

Fue la ausencia de las autoridades de la Unión Cívica Radical que habitualmente sin invitadas a incorporarse a este tipo de encuentros en el que además de la presencia de ministros y secretarios del elenco gobernante, se abre el juego a otros integrantes de la coalición Cambiemos.

"Habrán tenido problemas de agenda", dijo un vocero habitual de estas reuniones. Se refería al faltazo que pegaron el jefe del Interbloque de Cambiemos en el Senado, Luis Naidenoff, y el titular del bloque radical de la Cámara de Diputados, Mario Negri.

No fue todo: tampoco asistió, como suele hacerlo todos los martes en los que se realiza la reunión ampliada de gabinete, el secretario de Fortalecimiento Institucional de la Jefatura de Gabinete, el "lilito" Fernando Sánchez.

El revuelo que provocaron esas ausencias puertas adentro del Gobierno se explica por los crujidos que se escucharon en las últimas horas en el corazón de la coalición gobernante. Por un lado los radicales que protestaron sin disimulo, con comunicado oficial incluido, por la "mala praxis" de Pro que dejó como saldo la pérdida de un sillón vital en el Consejo de la Magistratura a manos del kirchnerista "Wado" de Pedro. Afuera, por esa impericia de las espadas macristas, se quedó Negri, quien no oculta por estas horas su enorme fastidio.

Por el otro, la estructura de Cambiemos se sacudió el lunes por una declaración explosiva de Elisa Carrió, tras regresar de su viaje para recargar espiritualidad que realizó a Israel. "Estoy afuera de todo, y con Macri no hablo y no sé cuando voy a hablar".

El malestar de la brava diputada de la Coalición Cívica, que tiene que ver con el hecho de no haber sido consultada en ninguna de las últimas batallas del oficialismo, como las negociaciones con los gobernadores por el Presupuesto 2019 y la saga que terminó con la pérdida de una silla en el organismo que nombra y enjuicia a los jueces y magistrados, que retenía el radicalismo desde hace 28 años, sería la causa del sonoro faltazo de Sánchez a la reunión de gabinete de esta mañana.

Un tercer ausente al cónclave en el que entre otros temas se analizó el operativo de seguridad para la Cumbre del G20, la marcha de la economía y las perspectivas de crecimiento para los próximos seis meses, como también detalles del hallazgo del submarino ARA San Juan y el planteo que se viene de parte de algunos familiares de los submarinistas muertos que reclaman reflotar la nave hundida a 450 kilómetros de Comodoro Rivadavia, fue Emilio Monzó.

Al peronista jefe de la cámara baja, que no dará marcha atrás en su decisión de alejarse de Cambiemos y no renovar su banca en 2019, ya le han pasado facturas desde el macrismo de paladar negro por no haber negociado mejor el tema del Consejo de la Magistratura que terminó con más enojados adentro que afuera de Cambiemos.

Aunque en las últimas horas se dejó trascender desde altos despachos de la Jefatura de Gabinete que ese sayo que le cuelgan a Monzó también vale para Rogelio Frigerio. Ocurre al mismo tiempo que otras voces del macrismo han comenzado a dudar de una continuidad del ministro del Interior en el gabinete de Macri, y hasta en la coalición que integran con los radicales y Carrió, en un eventual segundo mandato del presidente a partir de diciembre de 2019.

Los crujidos de Cambiemos no impiden escuchar algunos planteos, o planes a futuro que suenan de algún modo extemporáneos. Por ejemplo, que hay quienes en el ala "más macrista" de Pro, a la que aportan entre otros Marcos Peña, José Torello, Fernando de Andreis, Pablo Clusellas y hasta el desplazado Mario Quintana, están convencidos que Carrió "tarde o temprano va a patear el tablero", y que definiciones tajantes como las que entregó a su regreso de Tel Aviv van en esa dirección.

"Nunca va a romper", retrucaban esta mañana quienes a la vez justificaban por razones "administrativas" la ausencia de Sánchez en la reunión de gabinete.

O también, para seguir con las especulaciones de pasillo, quienes analizan los movimientos de Monzó y Frigerio y sugieren que ambos han mostrado en los últimos tiempos un nivel de diálogo con Juan Manuel Urtubey y Miguel Pichetto que iría más allá de los necesarios y de acuerdo a sus responsabilidades en el marco de las últimas negociaciones en el Parlamento.

Lo último: el titular de la UCR, el mendocino Alfredo Cornejo, quiere hablar con Macri para fijar posiciones dentro de estos crujidos al que él le puso su firma en aquel fuerte comunicado, y justamente sobre la actitud poco proclive a la negociación para retener la silla ahora perdida en el Consejo, del ministro Frigerio.

Eugenio Paillet

Visto 86 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…