Viernes, 23 Noviembre 2018 00:00

El enorme desafío de armar una oferta tentadora en la Provincia - Por Mariano Pérez de Eulate

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

Nombres propios e intendentes ajenos, en la mira

 

La última foto de la ampliación del espacio peronista “racional” conocido como Alternativa Federal, que reúne a varios gobernadores opositores, tuvo formato de mensaje político. Un poco direccionado a Cambiemos, para mostrarse como una fuerza con vocación presidencial inmediata; pero sobre todo apuntado a Cristina Kirchner, para subrayarle que el justicialismo territorial del interior del país la considera una “etapa superada” y se perfila para ofrecer una oferta electoral propia que no la concibe como la cabeza del proyecto.

Asoma como logro del grupo primario (Sergio Massa, el senador Miguel Pichetto, el salteño Juan Manuel Urtubey y el cordobés Juan Schiaretti) instalar la idea de una expansión de la densidad política de este espacio que, aunque en público lo rechace, internamente disfruta del mote que le puso la prensa: “peronismo racional”. Sobre todo, porque eso implica la idea de que el otro PJ, el más cercano a Cristina, es lo contrario.

Confían, en términos muy generales, que esta vez sí habría espacio para una tercera vía que seduzca a una supuesta mayoría de ciudadanos que está cansada de la cansadora “grieta”. Es el famoso esquema de los tres tercios que, hasta ahora, siempre fue sepultado por la polarización entre macrismo y cristinismo.

Además de Urtubey, Schiaretti, Massa y Pichetto el miércoles se juntaron en la Capital Federal los gobernadores Gustavo Bordet (Entre Ríos, quien puso su oficina porteña), Juan Manssur (Tucumán), Mariano Arcioni (Chubut), Sergio Casas (La Rioja), Domingo Peppo (Chaco), Rosana Bertone (Tierra del Fuego) y Hugo Passalacqua (Misiones), que viene del radicalismo, fue kirchnerista y ahora parece que no lo es más.

INCORPORACIÓN

Los voceros del espacio prometen trabajar para incorporar en la siguiente reunión a la catamarqueña Lucía Corpacci y al sanjuanino Sergio Uñac, quien debe estar en un brete: el caudillo local, José Luis Gioja, es el presidente del PJ nacional y proclama, a diferencia de lo que piensan en Alternativa Federal, que Cristina debe ser parte de un espacio opositor unificado.

Una de las cosas que salta a la vista cuando se revisa la lista de nombres es que el único bonaerense es Massa, sin cargos formales. No es un dato menor: Buenos Aires, una vez más, será clave en el proceso electoral del año próximo. Y, como contó este diario hace más de un mes, el distrito de María Eugenia Vidal sigue siendo uno de los principales dilemas no resueltos de este esquema justicialista.

Si existe la certeza de que Alternativa Federal irá a las urnas con un candidato presidencial unificado (sea por un acuerdo o, llegado el caso, por una Primaria Abierta), nadie se anima a decir aún qué harán en Buenos Aires, el lugar donde la ex presidenta se hace más fuerte. Al punto que, hoy por hoy, la mayoría de los intendentes peronistas del Conurbano hablan de la “inevitabilidad” de terminar, otra vez, detrás de su eventual postulación a la Casa Rosada. Algo que ella aún no confirmó pero, dado su postura y discurso en la última aparición pública en Ferro, suena como muy probable.

“La Provincia por ahora es un escenario abierto”, explican fuentes del PJ federal. Lo dicho: en Massa recaen las miradas para liderar la pata provincial porque es bonaerense. Pero replican en su entorno: “Mandar como gobernador al que más mide de todos los presidenciables sería un error”. Las encuestas, en efecto, muestran al tigrense con más nivel de conocimiento que el resto.

El líder del Frente Renovador acaba de perder dos posibles nombres que le hubieran servido para sacarse presión de encima. Los diputados Felipe Solá y Daniel Arroyo, alguna vez imaginados como postulantes para desafiar a Vidal, se escindieron del bloque massista en la Cámara Baja nacional en busca de identidad propia. Hoy parecen cercanos a Cristina, que tampoco definió su representación bonaerense.

LUZ VERDE

Reunido con su tropa provincial en un almuerzo, Massa pareció dar luz verde a aquellos que quisieran “caminar” la Provincia. Más de uno se auto postuló, como el diputado Jorge D´Onofrio. O algún intendente de la decena que aún sigue en el Frente Renovador y que puede mostrar una gestión pasable. No descuida tampoco sus charlas con el espacio progresista que encarnan Ricardo Alfonsín y Margarita Stolbizer. Suena raro, pero hoy no se descartan que se asocien al peronismo federal.

La verdad es que la resolución del capítulo bonaerense dependerá del volumen político real en el territorio que pueda mostrar Alternativa Federal en marzo o abril, en fecha más cercana a las Primarias de agosto. Salvo que suceda algo que precipite los tiempos, como el eventual desdoblamiento de la elección a gobernador para realizarla antes que el test presidencial, una hipótesis en estudio por Vidal y que, por otra parte, llevará adelante casi la totalidad de los gobernadores que integran el frente peronista no K. Cerca de Massa y Urtubey creen que, en ese caso, la tarea de seducción de los intendentes del Conurbano sería un poco más fácil porque éstos podrían separarse de la boleta de Cristina en octubre.

Mariano Pérez de Eulate  
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Visto 261 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…