Lunes, 14 Enero 2019 00:00

Una fórmula posible - Por Mauricio Maronna

Escrito por 
Valora este artículo
(2 votos)

Lifschitz aceptaría ser candidato a vicepresidente de una fórmula que lleve a Roberto Lavagna como aspirante a la Presidencia. Bielsa, Perotti y el kirchnerismo harán una interna muy competitiva.

 

Faltan cinco meses para que se produzca el cierre de listas de candidaturas a presidente y vice. Casi nada. Es tiempo de que vayan germinando algunas decisiones en la oposición. De lo contrario, —también con casi nada, pero en otro sentido— el macrismo volverá a cantar victoria.

A esta altura de los acontecimientos, el bungalow de Roberto Lavagna en la preciosa Cariló es una especie de Puerta de Hierro, donde recirculan dirigentes de buena parte del arco político, casi implorando que el ex ministro de Economía acepte galopar una especie de caballo de Troya que lleve en su interior lo mejor y lo peor de cada casa.

Debe decirse: salvo Lavagna, no aparece en la escena ningún otro posible postulante capaz de dar vuelta la taba y comprometer a Cambiemos. No porque el gobierno sea bueno, como solía decir Juan Perón. El ex ministro de Néstor Kirchner le planteó a Lifschitz un escenario económico complicadísimo a futuro con las medidas del macrismo.

Lavagna es un interlocutor cotidiano de los empresarios argentinos, quienes le manifiestan —sobre todos los del círculo rojo — su enorme decepción con la política económica. Hasta tal punto esto es así que en una reciente encuesta de la revista Noticias, con los hombres de negocios, el peor ministro resultó Nicolás Dujovne.

Un buen vínculo

En los próximos 30 días se definirá la viabilidad de una candidatura de Lavagna. ¿Podrá ser Lifschitz su candidato a vicepresidente de la Nación? Sí. El gobernador santafesino reconoce el vínculo con el economista, hasta tal punto que lo invitó a visitar su casa en Cariló para hablar de política. Lifschitz asegura que "no hablaron de candidaturas", pero el titular de la Casa Gris acepta que del único que sería postulante a vice sería de Lavagna.

Aprovechando el buen diálogo que tiene con los gobernadores del peronismo federal, con dirigentes radicales y con otras referencias del progresismo, Lifschitz tratará de zurcir un acuerdo que permita poner en el océano electoral un bote al que puedan bajarse muchos dirigentes, para evitar que todo quede reducido a las barcazas de Cambiemos y del kirchnerismo.

La situación del radicalismo es particularísima. "Como siempre leen la realidad al revés. Algunos creen que la caída de Macri les permitiría ganar una interna, usando a (Martín) Lousteau, quien no está bien considerado por la gente. Macri no sólo que le gana (al ex ministro de Cristina Kirchner) con total facilidad, sino que saldría muy fortalecido", comentó un dirigente de peso institucional.

La realidad electoral argentina, hasta aquí, muestra un escenario endeble de tres tercios. Una parte para Cambiemos, otra para el kirchnerismo y una tercera que no quiere ser ni lo uno ni lo otro. Pero tampoco es que ese tercio no alineado está dispuesto a votar a cualquier candidato. El único que tendría chances de amalgamar un voto de tercera vía es Lavagna. Por eso, tratan de convencer a Sergio Massa de que sea candidato a gobernador bonaerense.

La otra alternativa posible para una tercera vía es ir hacia una gran interna que presente diferentes candidaturas. Pero ahí, en esa opción, si el que gana es Massa, Juan Urtubey, u otro, no podría retener todos los votos. En ese escenario, el único potable es Lavagna.

El 22 de junio vence el plazo para la presentación de las listas de precandidatos para las Paso ante la junta electoral partidaria, seis días después de las elecciones en la provincia de Santa Fe. Para el Frente Progresista es clave tener un anclaje nacional, un espacio que le otorgue la inserción que no tuvo ni en 2015 ni en 2017.

La coalición oficialista santafesina necesita a Lifschitz como candidato a diputado provincial para intentar traccionar votos, aunque la boleta única no le ofrezca un amplio margen a esa posibilidad. Sin embargo, la aceptación de la gestión Lifschitz en las encuestas los hace soñar a los socialistas con cosechar un porcentaje récord que, a la vez, acicatee las chances de Antonio Bonfatti. Al gobernador no le seduce demasiado ser candidato en ambas estaciones.

En la provincia, la novedad de la semana fue el lanzamiento de María Eugenia Bielsa, quien se presentó en soledad, blandiendo la posibilidad de alcanzar, al final del camino una lista de unidad. La ex vicegobernadora deberá anunciar antes del 22 de febrero la totalidad de candidaturas legislativas y el nombre de su postulante a vicegobernador.

Desmintió que su número dos vaya a ser el kirchnerista Leandro Busatto, quien pertenece a La Corriente, espacio liderado por Agustín Rossi. Bielsa renunció en 2012 a la Cámara de Diputados por enormes diferencias con Rossi. Sería difícil de explicar que ahora lleve a un rossista como postulante a vicegobernador.

La arquitecta rosarina fue tentada por Felipe Solá para ocupar la candidatura a vicepresidente de la Nación. ¿También por Sergio Massa? Ella admite que la propuesta le llegó por más de un potencial candidato.

Una primaria entre Omar Perotti, Bielsa y un dirigente kirchnerista (Marcos Cleri ratificó que se presentará como precandidato) elevará la intensidad en el peronismo santafesino y hará crecer las chances de que ese espacio sea el ganador, al menos en las primarias.

En Cambiemos Santa Fe, la publicación en un diario nacional oficialista de una encuesta que da ganador al radical-macrista José Corral hizo crecer la sensación de un mandato de Casa Rosada para que no haya internas. Por ahora, se anotan también en una compulsa provincial los dirigentes del PRO Federico Angelini y Lucas Incicco.

Faltan pocos días para que las especulaciones y las versiones se conviertan en algo empírico. O en nada.

Mauricio Maronna  
Twitter: @MauricioMaronna
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Visto 294 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…